Orgullo y prejuicio

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Orgullo y prejuicio (en inglés, Pride and Prejudice) es una novela cómico-romántica de Jane Austen. Se publicó por primera vez el 28 de enero de 1813 como una obra anónima, sin que figurara el nombre de su autora.

Citas[editar]

Frase inicial

  • "Es reconocida como verdad absoluta aquella que afirma que un hombre soltero dueño de una gran fortuna ha de sentir algún día la necesidad de casarse..."
Otra traducción:
  • "Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero poseedor de una gran fortuna necesita una esposa."

El señor Bennet a la señora Bennet

  • "Vaya, querida, si tu hija padece una enfermedad grave, si se muere, representaría un gran consuelo saber que todo fue por perseguir al señor Bingley y obedeciendo tus órdenes."

Elizabeth Bennet a Lady Catherine

  • "Sólo estoy dispuesta a actuar de la manera más acorde, en mi opinión, con mi futura felicidad, sin tener en cuenta lo que usted o cualquier otra persona igualmente ajena a mí, piense."

Señor Bennet

  • "Tienes ante ti una triste disyuntiva, Elizabeth. A partir de hoy serás una extraña para uno de tus padres. Tu madre te repudiará si no te casas con el señor Collins, y yo te repudiaré si te casas con él."

Fitzwilliam Darcy

  • " Una forma indirecta de vanagloriarse, porque tu en realidad estas orgulloso de tus defectos como escritor, puesto que lo atribuyes a la rapidez de pensamiento y a un descuido en la ejecución, cosa que consideras, si no muy estimable, al menos muy interesante. Siempre se aprecia mucho el poder hacer las cosas con rapidez, y no se presta atencion a las imperfecciones con las que se hace."

Caroline Bingley

  • "No se puede decir que alguien sea de verdad brillante si no sobrepasa con mucho a lo que encontramos de ordinario. Una mujer ha de tener un conocimiento completo de la música, del canto, del dibujo, del baile y de los idiomas modernos para merecer ese calificativo; y junto a todo eso, ha de poseer un algo indefinible en el semblante y en la manera de andar; así como en el tono de voz, la elocución y la manera de expresarse, porque, de lo contrario, sólo merecerá a medias ese elogio."

Darcy

  • "Ha de poseer todo eso, y aún algo más sustancial, mediante el perfeccionamiento de su inteligencia gracias a unas lecturas muy extensas."

Elizabeth

  • "Ya no me sorprende que sólo conozca usted a seis mujeres con tan grandes perfecciones. Más bien me maravilla que conozca usted alguna."

Darcy

  • "Me ocupaba en cosas mucho más agradables. He estado meditando en el gran placer que pueden proporcionar unos ojos hermosos en el rostro de una mujer bonita"

Elizabeth a Jane

  • "A poca gente quiero de verdad, y de muy pocos tengo buen concepto. Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada, y el tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia".

La declaración de el señor Darcy para con Elizabeth

Darcy

  • En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo."

Elizabeth

  • En casos como este creo que es costumbre establecida manifestar agradecimiento por los sentimientos expresados, aún habiendo de devolverlos con desigualdad. Natural es ese agradecimiento y si pudiera yo expresar gratitud, le daría a usted las gracias. Pero no puedo; nunca he ansiado la buena opinión de usted, y usted lo ha reconocido sin querer. Siento haber ocasionado penas a alguien; más ha sido inconsciente de todo punto, y espero que sea de escasa duración.los sentimientos que según usted han retrasado durante largo tiempo mi conocimiento de sus intenciones no será difícil que venzan esas penas tras estas manifestaciones que le hago.

Darcy

  • ¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizás pudiera desear que se me informarse porque con tan escasa prueba de cortesía soy rechazado así"

Elizabeth

  • También podria yo averiguar porque con tan evidente designio de ofenderme y de insultarme me dice usted que le gusto contra su voluntad,contra su juicio y aún contra su modo de ser.¿no es esta alguna excusa para mi falta de cortesia,si es que en realidad la he cometido?

Darcy

  • Y tal es la opinión de usted sobre mi!¡esta es la estimación en que usted me tiene!Le doy gracias por haberme manifestado todo eso con semejante amplitud.¡según estos cálculos mis faltas han sido grandes!Pero quizá esas faltas se habrían pasado por alto si su orgullo no se hubiera ofendido con mi honrada confesión de los escrúpulos que durante largo tiempo me impidieron tomar una resolución. Habría evitado tan amargas acusaciones si yo,con gran política, hubiera ocultado mis luchas, lisonjeandola con la idea de que me había visto impedido a este paso por inclinación y sin reservas por mi dictamen,por mi reflexión,por todo. Más aborrezco el disimulo de toda especie. No me avergüenzo de los sentimientos expresados;eran naturales y legítimos.¿podía usted esperar que me agradara la inferioridad de sus relaciones,que me regocijase con la esperanza de parentesco cuya condición esta tan a las claras inferior a las mías?

Elizabeth

  • "Desde el comienzo mismo, casi puedo decir que desde el primer instante de mi relación con usted, sus modales que impidieron en mi la más arraigada creencia en su arrogancia, su vanidad, su egoísta desdén a los sentimientos ajenos, me parecieron tales, que al punto asentaron los cimientos de la desaprobación que los sucesos posteriores han convertido en desagrado firme;y aunque no le hubiera conocido sino hace un mes,habría pensado que era usted el último hombre en el mundo con que yo desearía casarme"

Darcy

  • No podría decirte qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabra sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta ya estaba metido hasta el cuello.

Elizabeth

  • "Me pregunto quién sería el primero en descubrir la eficacia de la poesía para acabar con el amor."

Darcy

  • "Mis afectos y deseos no han cambiado, pero una palabra suya me silenciará para siempre"

Mary Bennet

  • "La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros"

Charlotte Lucas

  • "Ocultando sus pensamientos al hombre a quien ama, una mujer puede perder la ocasión de despertar su amor, y es un triste consuelo para ella pensar que nadie se ha enterado de que estaba enamorada. En los enamoramientos cuentan mucho la gratitud y la vanidad; de ahí que sea peligroso dejar que surjan por sí mismos. Su inclinación puede ser espontánea y empezar como una sencilla preferencia, cosa muy natural; pero somos pocos los que tenemos suficiente valentía para enamorarnos del todo si la otra parte no nos anima, De diez casos, en nueve aconsejaría a las mujeres que demostrasen más afecto del que realmente siente, pues todo puede quedar en simpatía si ellas no le animan al caballero a continuar."

Darcy

  • No podría decir qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabra

sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta ya estaba metido hasta el cuello.

Elizabeth a Darcy

  • "Yo no quería que usted pensara bien de mi, pero ud. lo hizo sin yo quererlo"

Darcy a Elizabeth

  • "Pero aborrezco fingir y no me avergüenzo de mis sentimientos. Eran naturales y justos. "