Gustave Flaubert

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Gustave Flaubert
«Ama el arte. De todas las mentiras es, cuando menos, la menos falaz».
«Ama el arte. De todas las mentiras es, cuando menos, la menos falaz».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 134 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Gustave Flaubert (Ruan, Alta Normandía, 12 de diciembre de 1821 – Croisset, Baja Normandía, 8 de mayo de 1880) fue un escritor francés. Está considerado uno de los mejores novelistas occidentales y es conocido principalmente por su primera novela publicada Madame Bovary, y por su escrupulosa devoción a su arte y su estilo.

Citas[editar]

Madame Bovary[editar]

  • "Desde entonces, el recuerdo de León fue como el centro de su hastío; chisporroteaba en él más fuerte que en una estepa de Rusia, un fuego de viajeros abandonado en la nieve."
  • "La añoranza se asfixió bajo el hábito."
  • "Una especie de rigidez monacal destacaba la expresión de su semblante. Nada triste o tierno ablandaba aquella mirada pálida. En el trato con los animales, había adquirido su mutismo y su placidez."
  • "Inclinó hacia atrás el blanco cuello que se dilataba con un suspiro y desfallecida, deshecha en lágrimas con una largo estremecimiento y tapándose la cara, se entregó."
  • "Y al caer como un vestido el encanto de la novedad, dejaba al desnudo la eterna monotonía de la pasión que tiene siempre las mismas formas y el mismo lenguaje."
  • "... la denigración de los que amamos siempre nos separa de ellos un poco."
  • "A los ídolos no hay que tocarlos: se queda el dorado en las manos."
  • "En cuanto al recuerdo de Rodolphe, había descendido a lo más recóndito de su corazón, y allí permanecía, inmóvil y solemne, como momia regia en su subterráneo. De aquel gran amor embalsamado se escapaba un efluvio que, atravesándolo todo, aromaba con su ternura el inmaculado ambiente en que quería vivir. "
  • "Se dejaba ir en el balanceo de las melodías y se sentía vibrar de pies a cabeza, como si los arcos de los violines se pasearan por sus nervios."
  • "También Emma hubiese querido, huyendo de la vida, evaporarse en un abrazo."
  • "El más humilde libertino ha soñado con sultanas, y todo notario lleva en su intimidad las ruinas de un poeta"
  • "Bovarismo es no estar contento con la realidad, un anhelo de una vida construida sobre ensoñaciones"
  • "Lo que en la vida acaso no logremos alcanzar, podremos hacerlo con el arte."
  • "Pero la vida de ella era fría como una buhardilla, con tragaluz al norte y donde el hastío, araña silenciosa, tejía su tela en la penumbra por todos los rincones de su corazón."
  • "Volvía a sentir los latidos de su corazón y la sangre circulando por dentro de su carne como si fuera un río de leche."
  • "También Emma habría deseado huir de la vida, esfumarse en un abrazo."
  • "Ella no le confesó que había estado enamorada de otro, ni él le dijo que había llegado a olvidarla."
  • "León repuso con viveza que casi nadie es capaz de comprender a los seres que tienden hacia un ideal."
  • "El hecho de denigrar a los seres queridos es algo que siempre nos aparta un poco de ellos."
  • "Pero no era feliz, no lo había sido nunca. ¿De dónde venía aquella inconsistencia de la vida, aquella podredumbre fulminante de todas las cosas en las que trataba de apoyarse?"
  • "Le hubiera gustado poder escaparse como un pájaro que se echa a volar, ir a beber juventud a algún sitio, muy lejos por espacios sin mácula."
  • "Cuando muere una persona siempre sobreviene una especie de estupor, por lo difícil que es aceptar esta irrupción de la nada y prestarle credibilidad."

Citas varias[editar]

  • «Amémonos en el arte como los místicos se aman en Dios, y que todo palidezca frente a ese gran amor».[1]
  • "A fin de cuentas el trabajo es todavía el mejor medio de pasar nuestra vida."
  • "Ama el arte. De todas las mentiras es, cuando menos, la menos falaz."
  • "Creo que la felicidad sólo se encuentra al lado de una buena mujer; todo está en encontrarla."
  • "Creo que si miramos siempre al cielo acabaremos por tener alas."
  • "Cuando los dioses ya no existían y Cristo no había aparecido aún, hubo un momento único, desde Cicerón hasta Marco Aurelio, en que sólo estuvo el hombre."
  • "Cuando llegamos a viejos los pequeños hábitos se vuelven grandes tiranías."
  • "Describir es una venganza."
  • "El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente."
  • "El arte es, de todas las mentiras, la que engaña menos."
  • "El autor debe estar en su obra como Dios en el universo: presente en todas partes, pero en ninguna visible."
  • "El corazón es una tierra que cada pasión conmueve, remueve y trabaja sobre las ruinas de las demás."

** Fuente: "Memorias de un loco"

  • "Siempre he intentado vivir en una torre de marfil, pero una marea de mierda no deja de golpear sus muros y amenaza con tirarla abajo"
  • "El estilo, como el agua, es mejor cuanto menos sabe."
  • "El lenguaje humano es como una olla vieja sobre la cual marcamos toscos ritmos para que bailen los osos, mientras al mismo tiempo anhelamos producir una música que derrita las estrellas."
  • "El libertino más ramplón ha soñado alguna vez con sultanas, y todos los notarios llevan dentro de sí las ruinas de un poeta"
  • "Yo me apartaba, con un libro de versos, una novela, poesía, algo que pudiera estremecer aquel corazón de hombre joven, virgen de sensaciones y tan deseoso de tenerlas."
  • "Era degradado al rango más bajo por la superioridad misma."
  • "Las desgracias ajenas me arrancaban lágrimas."
  • "Calumniaban mi mente y mis principios, pero no se metían con mi corazón."
  • "Estuve a punto de ponerme malo la primera vez que vi desnudos los dos senos de una mujer."
  • "¿Y eso es todo?, ¿entonces después de este gozo frío no tiene que haber otro, más sublime, más grande, algo divino que haga extasiarse?"
  • "La duda es la muerte de las almas."
  • "Hay poetas que tienen el alma llena de perfumes y de flores, otros que no encuentran nada que no sea sombrío."
  • "Te dices libre, y cada día actúas empujado por mil cosas."
  • "Nunca eres el dueño de tu decisión."
  • "Te crees grande porque trabajas sin descanso, pero ese trabajo no es nada más que la prueba de tu debilidad. (página 73, reflexión sublime)"
  • "¡Pobre debilidad humana! Con tus palabras hablas y balbuceas, defines a Dios, el cielo y la tierra, la química y la filosofía, y, sin embargo, no eres capaz de expresar con tu lengua, toda la alegría que te causa una mujer desnuda..."
    • Madame Bovary, parte tercera capítulo seis.
  • "Hay que esperar cuando se está desesperado, y andar cuando se espera."
  • "La fraternidad es una de las más bellas invenciones de la hipocresía social."
  • "La humanidad es como es; no se trata de cambiarla, sino de conocerla."
  • "La imbecilidad es una roca inexpugnable: todo el que choca contra ella se despedaza."
  • "La melancolía no es más que un recuerdo que se ignora."
  • "Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; antes al contrario, la hacen más profunda."
  • "Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala."
  • "Un alma se mide por la dimensión de su deseo, del mismo modo que se juzga de antemano a una catedral por la altura de sus torres."
  • "Un hombre que juzga a otro hombre es un espectáculo que me haría estallar de risa, si no me diese piedad."
  • "No labra uno su destino, lo aguanta."
  • "No le dé armas al mundo, pues la usarán contra usted."
  • "Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos."
  • "Ten cuidado con tus sueños; son la sirena de las almas. Ellas cantan, nos llaman, las seguimos y jamás retornamos."
  • "Tened cuidado con la tristeza, es un vicio."
  • "Un amigo que muere, es algo de usted que muere."

Referencias[editar]

  1. Flaubert, Gustave: Correspondance; 2ª serie (1850-1854), París, Fasquelle, 1927, página 286 (carta a Mme. X.)