Edward Abbey

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Edward Abbey
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 25 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Edward Paul Abbey (29 de enero de 1927, Home, Pensilvania - 14 de marzo de 1989, Oracle, Arizona) fue un escritor y ambientalista estadounidense.

Citas[editar]

  • «El anarquismo no es una fábula romántica, sino el duro despertar, basado en cinco mil años de experiencia, de que no podemos confiar el manejo de nuestras vidas a reyes, sacerdotes, políticos, generales y comisionados de condado».
  • «El cielo es el hogar. La utopía esta aquí. El Nirvana es ahora».
  • «Las armas no matan gente, la gente mata gente. De acuerdo, la gente con armas mata más gente. Pero eso es natural. Es duro. Pero es justo».
  • «Nosotros somos todos elementos indeseables desde el punto de vista de alguien».
  • «El tanque, el B-12, el bombardero, la policía y el ejército son las armas de la dictadura. El rifle es el arma de la democracia. No en vano el revolver fue llamado empatador. Igualdad implica libertad. Esperemos que nuestras armas no sean nunca necesarias (pero no olvidemos que el pueblo sabía esto al incluir en la Declaración de Derechos: "una ciudadanía armada es la primera defensa, la mejor defensa y la última defensa contra la tiranía.")».
  • «La dominación de la naturaleza permite la dominación de la naturaleza humana».
  • «Pueden vuestros senderos ser torcidos, sinuosos, solitarios, peligrosos conducir a la vista más increíble. Puede que vuestras montañas se levanten dentro y sobre las nubes».
  • «Mi lealtad no será limitada por fronteras nacionales, o limitada por la historia de una nación, o limitada a la dimensión espiritual de una sola lengua o cultura. Yo comprometo mi lealtad a la maldita raza humana y mi amor eterno a las verdes columnas de la Tierra, y mis insinuaciones de gloria cantando a las estrellas hasta el fin del espacio y el tiempo».
  • «Un párrafo final de aviso: no os quemeís a vosotros mismos. Ser como yo soy, un entusiasta reacio, un cruzado a tiempo parcial, un fanático a medias. Guardar la otra mitad de vosotros mismos y a vuestras vidas para el placer y la aventura. No es suficiente luchar por la Tierra, es más importante disfrutar de ella. Mientras puedan. Mientras esteis todavía aquí. Así que salir y pescad, y cazad y perder el tiempo con los amigos, pasead de aquí para allí, explorad los bosques, escalar montañas, acumulad cumbres, recorred los ríos, respirad profundamente el dulce aire, sentaos y contemplad la belleza del silencio, el hermoso, maravilloso y misterioso espacio. Disfrutad de vosotros mismos, mantened la cabeza firmemente unida al cuerpo, el cuerpo activo y vivo. Y yo te prometo mucho más. Yo te prometo una dulce victoria sobre nuestros enemigos, sobre los hombres atados a un escritorio, sobre las mujeres con el corazón en una caja de seguridad y los ojos hipnotizados por los número de una calculadora. Yo te prometo que sobreviviremos a esos hijos de puta».
  • «Este es el lugar más bello en la Tierra. Hay muchos de esos lugares. Cada hombre, cada mujer, lleva en su mente la imagen del lugar ideal, el lugar correcto, el único y verdadero lugar, conocido o desconocido, actual o visionario. Una casa flotante en Cachemira, una vista hacia la Avenida Atlantic en Brooklyn, un caserío gótico gris de dos pisos al final de un camino del perro rojo en las montañas de Allegheny, una cabaña en la orilla de un lago azul en el abeto y el pino, una casa cerca del paseo marítimo de Hoboken, o incluso, posiblemente, para aquellos que de una sensibilidad menos exigente, el mundo para ser vista desde un confortable apartamento de alta en la oferta, aterciopelada de ​​Manhattan, Chicago, París, Tokio, Río de Janeiro, o Roma - no hay ningún límite a la capacidad humana para el sentimiento de hogar».
  • «Yo prefiero intercambiar ideas con las aves en la Tierra, que aprender a llevar a cabo comunicaciones intergalácticas con una raza humanoide».
  • «Yo soy un humanista, prefiero matar un humano que una serpiente».
  • «Todos los seres del planeta son parientes».
  • «No tengo ninguna preferencia entre las flores, en tanto que sean silvestres, libres y espontáneas».
  • «Amo mejor a las flores en libertad».
  • «Cada cosa a su manera, cuando responde a su cáracter, es hermosa».
  • «Una gran sed es una gran alegría cuando se apaga a tiempo».
  • «¿Tiene la alegría alguna importancia evolutiva? Sospecho que si, sospecho que el mal humor y el temor están condenados a una rápida extinción. Donde no hay alegría no hay valor, y sin valor las demás virtudes son inútiles».
  • «Un patriota debe estar siempre listo para defender su país contra su gobierno».
  • «La tragedia de la guerra moderna es que los hombres jóvenes mueren luchando entre sí en lugar de luchar contra los enemigos reales en sus capitales».
  • «Ser salvaje no es un lujo, sino una necesidad del espíritu humano».
  • «Un trago al día te retiene a echarte atrás».