1984 (novela)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
1984
Título original 1984
Autor George Orwell
Publicación 1949 (hace 66 años)
Idioma Inglés

1984. Novela distópica del escritor George Orwell.

«El Gran Hermano te esta observando».

Citas[editar]

Libro Uno[editar]

Capítulo I[editar]

  • «La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza.»
    • Eslogan del Partido

Capítulo III[editar]

  • «Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro».

Capítulo V[editar]

  • «¿Cómo vas a tener un eslogan como el de "la libertad es la esclavitud" cuando el concepto de libertad no exista? Todo el clima del pensamiento será distinto. En realidad, no habrá pensamiento en el sentido en que ahora lo entendemos. La ortodoxia significa no pensar, no necesitar el pensamiento. Nuestra ortodoxia es la inconsciencia
    • Syme, hablando de la neolengua.

Capítulo VII[editar]

  • "Hasta que no tengan consciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema".
    • Winston escribe en su diario sobre los proles
  • "No era deseable que los proles tuvieran fuertes sentimientos políticos. Todo lo que se les pedía era un primitivo patriotismo al cual se podía apelar cuando fuera necesario para que aceptaran más horas de trabajo o raciones más pequeñas".
  • «Libertad es la libertad para decir que dos más dos son cuatro. Si eso está asegurado, todo lo demás le sigue.»

Capítulo VIII[editar]

  • «Por otra parte, esto de ser viejo tiene muchas ventajas. Por ejemplo, las mujeres no le preocupan a uno y eso es una gran ventaja.»
    • El viejo del bar
  • «Nos encontraremos en el lugar en el que no hay oscuridad».
    • O'Brien a Winston

Libro Dos[editar]

Capítulo II[editar]

  • «Su abrazo había sido una batalla, el clímax una victoria. Era un golpe contra el Partido. Era un acto político
  • «El instinto animal; el simple e indiferenciado deseo. Ésa era la fuerza que destruiría el partido.»

Capítulo V[editar]

  • «Lo importante es que existiese aquella habitación; saber que estaba allí era casi lo mismo que hallarse en ella.»

Capítulo VII[editar]

Capítulo IX[editar]

  • «A largo plazo, una sociedad jerárquica solo era posible si estaba basada en la pobreza y la ignorancia.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)
  • «El método empírico de pensamiento, sobre el cual se fundaron todos los logros científicos del pasado, está opuesto a los más fundamentales principios del Ingsoc.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)
  • «Al ciudadano de Oceania no le está permitido saber nada de los principios de las otras dos filosofías, pero le enseñan a aborrecerlas como bárbaras atrocidades sobre la moralidad y el sentido común.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)
  • «Aun admitiendo que en filosofía, en ciencia, en ética o en política dos y dos pudieran ser cinco, cuando se fabricaba un cañón o un aeroplano, tenían que ser cuatro.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)
  • «La guerra es realizada por cada grupo gobernante contra sus propios súbditos, y el objetivo de la guerra no es hacer o prevenir conquistas de territorio, sino mantener la estructura de la sociedad intacta.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)
  • «La llamada abolición de la propiedad privada que había tenido lugar en los años centrales del siglo significó, en realidad, la concentración de la propiedad en muchas menos manos que antes; pero con esta diferencia, que los nuevos dueños eran un grupo en vez de una masa de individuos.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)
  • «Porque el secreto del gobierno es combinar la creencia en la propia infalibilidad con el poder de aprender de errores pasados.»
    • Emmanuel Goldstein, en La Teoría y Práctica de la Colectividad Oligárquica (El Libro)

Capítulo X[editar]

  • «Nosotros somos los muertos».
    • Winston
  • «Y ya que estamos en esto, "aquí tenéis una vela para alumbraros mientras os acostáis; aquí tenéis un hacha para cortaros la cabeza"».
    • Señor Charrington

Libro Tres[editar]

Capítulo I[editar]

  • «¿Has pensado alguna vez que toda la historia de la poesía inglesa ha sido determinada por el hecho de que en el idioma inglés escasean las rimas?».
    • Ampleforth
  • «Tengo mujer y tres hijos. El mayor de ellos no tiene todavía seis años. Podéis coger a los cuatro y cortarles el cuello delante mía y yo lo contemplaré sin rechistar. ¡Pero no me llevéis a la habitación 101!».
    • Prisionero del Partido

Capítulo II[editar]

  • «Todo ocurre en la mente y solo lo que allí sucede tiene una realidad.»
    • O'Brien
  • - O'Brien: «¿Cuántos dedos ves aquí, Winston?»
- Winston: «Cuatro.»
- O'Brien: «¿Y si el Partido te dijese que son cinco?»
    • Conversación entre Winston y O'Brien
  • «O'Brien lo había torturado casi hasta enloquecerlo y era seguro que dentro de un rato le haría matar. Pero no importaba. En cierto sentido, más allá de la amistad, eran íntimos.»
  • «La consigna de todos los despotismos era: "No harás esto o lo otro". La voz de mando de los totalitarios era: "Harás esto o aquello". Nuestra orden es: "Eres".»
    • O'Brien, sobre el Partido.
  • «Estarás hueco. Te vaciaremos y te rellenaremos de... nosotros».
    • O'Brien
  • - Winston: «¿Existe el Gran Hermano?»
- O'Brien: «Claro que existe. El Partido existe. El Gran Hermano es la encarnación del partido».
- Winston: «¿Existe en el mismo sentido en que yo existo?»
- O'Brien: «Tú no existes».

Capítulo III[editar]

  • «El partido quiere tener el poder por amor al poder mismo.»
    • O'Brien
  • «El poder no es un medio; es un fin en sí mismo.»
    • O'Brien
  • «No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura.»
    • O'Brien
  • «Estás pensando –le dijo- que tengo una cara avejentada y cansada. Piensas que hablo de poder y que ni siquiera puedo evitar la decrepitud de mi propio cuerpo. ¿No comprendes Winston, que el individuo es solo una célula? El cansancio de la célula supone el vigor del organismo. ¿Acaso te mueres al cortarte las uñas?.«
    • O'Brien
  • O'Brien: «Winston, ¿cómo afirma un hombre su poder sobre otro?».
Winston pensó un poco y respondió: «Haciéndole sufrir».
  • «Exactamente. Haciéndole sufrir. No basta con la obediencia. Si no sufre, ¿cómo vas a estar seguro de que obedece tu voluntad y no la suya propia?. El poder radica en infringir dolor y humillación. El poder está en la facultad de hacer pedazos los espíritus y volverlos a construir dándoles nuevas formas elegidas por ti».
    • O'Brien
  • «¿Empiezas a ver qué clase de mundo estamos creando?. Es lo contrario, exactamente lo contrario de esas estúpidas utopías hedonistas que imaginaron los antiguos reformadores. Un mundo de miedo, de ración y de tormento, un mundo de pisotear y ser pisoteado, un mundo que se hará cada día más despiadado. El progreso de nuestro mundo será la consecución de más dolor. Las antiguas civilizaciones sostenían basarse en el amor o en la justicia. La nuestra se funda en el odio. En nuestro mundo no habrá más emociones que el miedo, la rabia, el triunfo y el autorrebajamiento, todo lo demás lo destruiremos, todo».
    • O'Brien
  • «Ya estamos suprimiendo los hábitos mentales que han sobrevivido de antes de la Revolución. Hemos cortado los vínculos que unían al hijo con el padre, al hombre con otro y al hombre con la mujer. Nadie se fía ya de su esposa, de su hijo, ni de un amigo. Pero en el futuro no habrán esposas ni amigos. Los niños se les quitarán a las madres al nacer, como se les quitan los huevos a la gallina cuando los pone. El instinto sexual será arrancado donde persista. La procreación consistirá en una formalidad anual como la renovación de la cartilla de racionamiento. Suprimiremos el orgasmo. Nuestros neurólogos trabajan en ello. No habrá lealtad; no existirá más felicidad que la que se debe al Partido, ni más amor que el amor al Gran Hermano».
    • O'Brien
  • «No habrá risa, excepto la risa triunfal cuando se derrota a un enemigo. No habrá arte, ni literatura, ni ciencia. Cuando seamos omnipotentes no necesitaremos más ciencia. No habrá ya distinción entre la belleza y la fealdad. Todos los placeres serán destruidos. Pero siempre, no lo olvides, Winston, siempre habrá el afán de poder, la sed de dominio, que aumentará constantemente y se hará cada vez más sutil. Siempre existirá la emoción de la victoria, la sensación de pisotear a un enemigo indefenso. Si quieres hacerte una idea de como será el futuro, figúrate una bota aplastando un rostro humano... incesantemente».
    • O'Brien
  • «No habrá risa; no habrá arte; ni literatura ni ciencia; sólo habrá ambición de poder, cada día de una manera más sutil.»
    • O'Brien
  • «Si quieres hacerte una idea de cómo será el futuro, imagínate una bota aplastando un rostro humano... incesantemente».
    • O'Brien
  • Winston: «Es imposible fundar una civilización sobre el miedo, el odio y la crueldad. No perduraría».
O'Brien: «¿Por qué no?»
W: «No tendría vitalidad, se desintegraría, se suicidaría».
O: «No seas tonto. Estás bajo la impresión de que el odio es más agotador que el amor. ¿Por qué va a serlo?».
  • «Te figuras que existe algo llamado la naturaleza humana, que se irritará por lo que hacemos y se volverá contra nosotros. Pero no olvides que nosotros creamos la naturaleza humana.»
    • O'Brien sobre el control del Partido.
  • «Te estás pudriendo, Winston. Te estás desmoronando. ¿Qué eres ahora? Una bolsa llena de porquería. Mírate otra vez en el espejo. ¿Ves eso que tienes enfrente? Es el último hombre. Si eres humano, ésa es la humanidad».
    • O'Brien, mostrándole a Winston lo que habían hecho con él.
  • «Dime -murmuró Winston-, ¿cuándo me matarán?
- A lo mejor, tardan aún mucho tiempo -respondió O'Brien-. Eres un caso difícil. Pero no pierdas la esperanza. Todos se curan antes o después. Al final, te mataremos».

Capítulo IV[editar]

  • «Se había acostumbrado a dormir con una luz muy fuerte sobre el rostro. La única diferencia que notaba con ello era que sus sueños tenían así más coherencia».
  • «Había aceptado todo. El pasado era alterable. El pasado nunca había sido alterado».
  • «Por primera vez se dio cuenta de que la mejor manera de ocultar un secreto es ante todo ocultárselo a uno mismo».

Capítulo VI[editar]

  • «Deseas de todo corazón que eso tan terrible le ocurra a la otra persona y no a a ti. No te importa en absoluto lo que pueda sufrir. Sólo te importas entonces tú mismo».
  • «Bajo el nogal de las ramas extendidas
yo te vendí y tú me vendiste».
    • Telepantalla (la nota amarilla)
  • «Pero ya todo estaba arreglado, todo alcanzaba la perfección, la lucha había terminado. Se había vencido a sí mismo definitivamente. Amaba al Gran Hermano».



  • «Las bombas voladoras que caían a diario sobre Londres eran probablemente lanzadas por el propio gobierno de Oceanía "solo para mantener a la gente asustada"».[sin fuentes]
  • «Su memoria (de Winston) "fallaba" mucho, es decir, no estaba lo suficientemente controlada[sin fuentes]
  • «Si el Partido podía alargar la mano hacia el pasado y decir que este o aquel acontecimiento nunca había ocurrido, esto resultaba mucho más horrible que la tortura y la muerte.»[sin fuentes]
  • «Diariamente y casi minuto a minuto, el pasado era puesto al día.»[sin fuentes]
  • «A Winston le resultaba curioso que se pudieran crear hombres muertos y no hombres vivos. El camarada Ogilvy, que nunca había existido en el presente, era ya una realidad en el pasado.»[sin fuentes]
  • «Lo más característico de la vida moderna no era su crueldad ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido.».[sin fuentes]
  • «Se preguntó, como ya lo había hecho muchas veces, si no estaría él loco. Quizás un loco era sólo una "minoría de uno". Hubo una época en que fue señal de locura creer que la Tierra giraba en torno al Sol: ahora, era locura creer que el pasado es inalterable. Quizá fuera él el único que sostenía esa creencia, y, siendo el único, estaba loco. Pero la idea de ser un loco no le afectaba mucho. Lo que le horrorizaba era la posibilidad de estar equivocado.».[sin fuentes]
«
Morir odiándolos (al Partido), ésa era la libertad
»
Parte tercera, capítulo cuatro.
  • Nota: En el Libro
  • Nota: En el Libro
  • Nota: En el Libr
  • «Si los hechos demuestran otra cosa, habrá que cambiar los hechos».[sin fuentes]
  • Nota: En el Libro
  • «El pasado es únicamente lo que digan los testimonios escritos y la memoria humana».[sin fuentes]
  • Nota: En El Libro
  • «Por primera vez (Winston) se dio cuenta de que la mejor manera de ocultar un secreto es, ante todo, ocultárselo a uno mismo».[sin fuentes]
  • «Morir odiándolos (al Partido), ésa era la libertad».[sin fuentes]
  • «Se esperaba construir un lenguaje articulado que surgiera de la laringe sin involucrar en absoluto a los centros del cerebro».[sin fuentes]
  • Nota: Sobre la neolengua.
  • «El crimental no implica la muerte, es la muerte en sí misma».[sin fuentes]
  • «Un inconfundible mensaje se había cruzado entre ellos. Era como si sus mentes se hubieran abierto y los pensamientos hubiesen volado de la una a la otra a través de los ojos».[sin fuentes]
  • «Nada era del individuo a no ser unos cuantos centímetros cúbicos dentro de su cráneo».[sin fuentes]
  • «Le parecía que sólo ahora, en que empezaba a poder formular sus propios pensamientos, era cuando habían dado su paso definitivo».[sin fuentes]
  • «Era un hombre de aire eficaz».[sin fuentes]
  • «Cada año habrá menos palabras, así el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño».[sin fuentes]
  • «Su madre tenía una especie de nobleza sólo por el hecho de regirse por normas privadas. Los sentimientos de ella eran realmente suyos y no los que el estado le mandaba tener».[sin fuentes]
  • «Si la riqueza llegara a generalizarse, no serviría para poder distinguir a nadie».[sin fuentes]
  • «Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada».[sin fuentes]
  • «Si la masa empezaba a reflexionar se daría cuenta de que nunca podría imponerse a los demás y acabaría sublevándose».[sin fuentes]
  • «Si se les permite entrar en relación con extranjeros, descubrirían que son criaturas iguales a ellos en lo esencial y que todo lo que se ha dicho sobre ellos es mentira».[sin fuentes]
  • «Los mejores libros son los que nos dicen lo que ya sabemos».[sin fuentes]
  • «Los altos quieren quedarse donde están; los medianos quieren arrebatarle su puesto a los altos; los bajos quieren abolir todas las distinciones y crear una sociedad en la que todos sean iguales».[sin fuentes]
  • «Les tentaba menos el lujo y más el placer de mandar».[sin fuentes]
  • «El invento de la imprenta facilitó mucho el manejo de la información».[sin fuentes]
  • «El Gran Hermano es la concreción con que el partido se presenta al mundo. Su función es actuar como punto de mira para todo».[sin fuentes]
  • «La entrada en cada una de las ramas se realiza mediante un examen a los dieciséis años».[sin fuentes]
  • «Al partido no le importa perpetuar su sangre si no perpetuarse a si mismo».[sin fuentes]
  • «Sólo podrían ser peligrosos si el progreso de la técnica industrial hiciera necesario educarlos mejor».[sin fuentes]
  • «Quizás uno no deseara tanto ser amado como ser comprendido».[sin fuentes]
  • «Que el partido era el eterno guardián de los débiles».[sin fuentes]


  • «Volvió a aflojársele el interés. Bebió más ginebra».[sin fuentes]
  • «Nada hay que temer de los proletarios. Dejados aparte, continuarán, de generación en generación y de siglo en siglo, trabajando, procreando y muriendo, no sólo sin sentir impulsos de rebelarse, sino sin la facultad de comprender que el mundo podría ser diferente de lo que es».[sin fuentes]
  • «El (el Gran Hermano) era la roca fuerte contra la que todo el mundo se estrellaría. Amaba (Winston) al Gran Hermano».[sin fuentes]

Otras[editar]

  • «Odio la pureza, odio la bondad. No quiero que exista ninguna virtud en ninguna parte. Quiero que todo el mundo este corrompido hasta los huesos [...] Esto era sobre todo lo que quería oír. No simplemente el amor por una persona sino el instinto animal, el simple indiferenciado deseo»
  • «Para el futuro, para el pasado, para la época en que se pueda pensar libremente, en que los hombres sean distintos unos de otros y no sean solitarios... Para cuando la verdad exista y lo que se haya hecho no pueda ser deshecho»
  • «Nuestro peor enemigo, reflexionó Winston, es nuestro sistema nervioso. En cualquier momento, la tensión interior puede traducirse en cualquier síntoma visible. Y lo aterrador era que el movimiento de los músculos era inconsciente»
  • «La ignorancia es la fuerza. Durante todo el tiempo de que se tiene noticia, probablemente desde fines del periodo neolítico, ha habido en el mundo tres clases de personas: Los Altos, Los Medianos y Los Bajos. Se han subdividido de muchos modos ha llevado muy diversos nombres y su número relativo, así como la actitud que han guardado unos hacia otros, han variado de época en época; pero la estructura esencial de la sociedad nunca ha cambiado. Incluso después de enormes conmociones y de cambios que parecían irrevocables, la misma estructura ha vuelto a imponerse»
  • «Un mundo de victoria tras victoria, de triunfos sin fin, una presión constante sobre el nervio del poder»