Virginia Auber Noya

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Virginia Auber Noya
«Creo haberlo dicho otra vez. Por lo mismo que la sociedad no destina a la mujer para la carrera literaria que en los países más ilustrados se piensa en educarla más bien para el hogar doméstico que para la vida pública».
«Creo haberlo dicho otra vez. Por lo mismo que la sociedad no destina a la mujer para la carrera literaria que en los países más ilustrados se piensa en educarla más bien para el hogar doméstico que para la vida pública».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 122 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Virginia Auber Noya (La Coruña, 1825 -Madrid, 20 de mayo de 1897) fue una escritora del Romanticismo español.

Citas[editar]

  • «Creo haberlo dicho otra vez. Por lo mismo que la sociedad no destina a la mujer para la carrera literaria que en los países más ilustrados se piensa en educarla más bien para el hogar doméstico que para la vida pública, cuando la modesta paloma se resuelve a salir de la sombra apacible de sus dioses lares para cultivar las letras a la faz del sol, obedece (generalmente hablando) á las sugestiones de la verdadera aptitud. El hombre suele convertir la pluma en un medio de especulación como cualquier otro; de ahí se que se introduzcan muchos profanos, sin vocación ni recursos mentales, en el augusto templo de Minerva. La muger (salvo las escepciones que existen en todas las reglas) cede al tomarla á un impulso emanado de Dios que la hace sobreponerse a la timidez de su índole, á los hábitos de su educación y al amor de su dichosa obscuridad: de ahí que casi siempre la que se dirige al santuario de la sabia diosa, merezca visitarlo».
    • Notas:Ortografía original. Fragmento de su artículos “Astros refulgentes” de primero de octubre de 1862.
    • Fuente: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar Rosa Aneiros Díaz Consello da Cultura Galega.[1]

Citas sobre la autora[editar]

  • «Aunque Felicia ama a Cuba como a una segunda patria, no olvida que nació en Galicia por la que pregunta siempre con interés, por cuya prosperidad forma sinceros votos, y a la cual no pierde la esperanza de hacer una visita larga y afectuosa».
    • Notas:Opinión de los redactores de la publicación Galicia.
    • Fuente: Luces de la Diáspora. Elba Torres Rondón.[2]
  • «Los escritos de Felicia que llegaron a nuestras manos reúnen á una imaginación fecunda aquel espíritu de observación y de filosofía que se hermanan también con la gracia del buen decir y la interesante revelación de los secretos del corazón humano. Tan preclaras dotes de talento de la admirable escritora no nos harían sin embargo salir hoy que la esfera de nuestra publicación consagra a unicamente a patentizar los estudios de los hijos de Galicia ó los de aquellos que de esta parte importante de la península se ocupen si Felicia no se contaste en el número de los primeros».
    • Notas:Ortografía original del texto. Fragmento de la revista Galicia. Revista Universal de este Reino. N.22 A Coruña, 15 de agosto de 1861.
    • Fuente: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar Rosa Aneiros Díaz Consello da Cultura Galega.[3]
  • «Su quehacer literario revela la huella de un compromiso ideológico directamente inspirado en el ideario ilustrado. Sus artículos periodísticos y su obra de creación son fruto de un elevado programa pedagógico que etablece ideales de tolerancia, de fraternidad, de conocimiento, como base de la felicidad humana y de la perfectibilidad social. Consciente de su rol de escritora al servicio de un arte utilitario, Felicia hace de la literatura tribuna abierta, garantizando la libertad al individuo y la moralidad de las costumbres».
    • Notas:Fragmento de “Ambarina ; estudio crítico de la novela” por Isabel Ruiz Apilanez [Santiago de Compostela] : Consellería da Presidencia e Administración Pública, Servicio Central de Publicacións, D.L. 1989; González López, Emilio. Pàg. 9-10
    • Fuente: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar Rosa Aneiros Díaz Consello da Cultura Galega.[4]
  • «Igual que Concepción Arenal, su coetánea y coterránea, la escritora coruñesa concibe su actividad individual al servicio de la sociedad circundante. Moral y virtud son una constante en su obra (...) Su personalidad literaria se sitúa en la línea de escritora cristiana, imbuida de romanticismo a la manera de Chateaubriand. Conocedora del pensamiento de Mme. De Stael y de los socialistas utópicos, se manifiesta feminista, defensora a ultranza de los valroes intelectuales de la mujer. Marcada por la estética de su tiempo, se adelanta en muchos aspectos a la época en que vive, reclama instrucción para la infancia, proclama la cultura patrimonio universal, reinvidica el voto femenino».
    • Notas:Fragmento de “Ambarina ; estudio crítico de la novela” por Isabel Ruiz Apilanez [Santiago de Compostela] : Consellería da Presidencia e Administración Pública, Servicio Central de Publicacións, D.L. 1989; González López, Emilio. Pàg. 13-14
    • Fuente: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar Rosa Aneiros Díaz Consello da Cultura Galega.[5]

Referencias[editar]

  1. Comunicacion Felicia Rosa Aneiros corrixida: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar. Consello da Cultura Galega [1]
  2. Luces de la Diáspora. Elba Torres Rondón. Grupo de Comunicación Galicia en el Mundo, S.L.2009. I.S.B.N.: 978-84-936759-5-0. Pág.25 [2]
  3. Comunicacion Felicia Rosa Aneiros corrixida: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar. Consello da Cultura Galega [3]
  4. Comunicacion Felicia Rosa Aneiros corrixida: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar. Consello da Cultura Galega [4]
  5. Comunicacion Felicia Rosa Aneiros corrixida: Virginia Felicia Auber: unha xornalista galega no alén mar. Consello da Cultura Galega [5]