Ir al contenido

Tales

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Tales de Mileto»)
Tales
«Muchas palabras nunca indican mucha sabiduría».
«Muchas palabras nunca indican mucha sabiduría».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 2569 años.

Tales (Mileto; c. 630 a. C.-ibid.; c. 545 a. C.) fue un filósofo y el primero de los Siete Sabios de Grecia.

Citas[editar]

  • «Cuida tus palabras; que ellas no levanten un muro entre ti y los que contigo viven».[1]
  • «Da gracias a los dioses por tres cosas: primera, haberte hecho hombre y no bruto; segunda, haberte hecho hombre y no mujer; y tercera, haberte hecho griego y no extranjero».[2]
  • «El placer supremo es obtener lo que se anhela».[1]
  • «La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos y la más fácil es hablar mal de los demás».[3]
  • «La esperanza es el único bien común a todos los hombres; los que todo lo han perdido la poseen aún».[4][5]
  • «La felicidad del cuerpo se funda en la salud. La del entendimiento en saber».[6]
  • «Levanta del suelo la acémila de tu enemigo, si la encuentras caída en el camino».[7]
  • «Muchas palabras nunca indican mucha sabiduría».[1][8]
  • «Nada hay tan difícil como conocerse a sí mismo».[9]
  • «No digas lo que quieres hacer para que no se burlen de ti, si no completas tu resolución».[10]
  • «Si buscas una buena solución y no la encuentras, consulta al tiempo, puesto que el tiempo es la máxima sabiduría».[12]
  • «Si la envidia es natural en los hombres, mejor que ocultes tu prosperidad y así evitarás provocarla».[13]
  • Toma para ti los consejos que das a otro.[14]

Citas sobre Tales[editar]

  • «Con Tales asume la escuela de Mileto un carácter riguroso en la metodología, la que tiende a investigar los fenómenos de la naturaleza como lugar de la residencia humana. Lo que comienza aquí es una filosofía de la vida y de la acción, ajena a toda influencia mística y teogónica».[15]
    • Alfredo Llanos
  • «Entre los griegos el primero de todos que investigó la causa de un eclipse fue el milesio Tales, quien predijo el eclipse de Sol que se produjo durante el reinado de Aliates, en el cuarto año de la Olimpíada 48 (585 a.n.e.), año 170 desde la fundación de Roma». [Apud Graecos autem investigavit primus omnium Thales Milesius olympiadis XLVIII anno quarto praedicto solis defectu, qui Alyatte rege factus est urbis conditae CLXX].[16]
  • «Habiendo colocado un bastón en el límite de la sombra que produce la pirámide y formados dos triángulos por acción de los rayos del sol, mostró que la razón que tenía esta sombra en relación con la otra es la que existe entre el bastón y la pirámide».
    [τὴν βακτηρίαν στήσας ἐπὶ τῷ πέρατι τῆς σκιᾶς ἣν ἡ πυραμὶς ἐποίει, γενομένων τῇ ἐπαφῇ τῆς ἀκτῖνος δυεῖν τριγώνων, ἔδειξας ὃν ἡ σκιὰ πρὸς τὴν σκιὰν λόγον εἶχε τὴν πυραμίδα πρὸς τὴν βακτηρίαν ἔχουσαν].[17]
  • «Parece también que Tales, según se sabe, pensó que el alma es una fuerza motriz, si es verdad que él consideró que la piedra imán posee alma porque atrae el hierro».
    [ἔοικε δὲ καὶ Θαλῆς ἐξ ὧν ἀπομνημονεύουσι κινητικόν τι τὴν ψυχὴν ὑπολαβεῖν, εἴπερ τὴν λίθον ἔφη ψυχὴν ἔχειν, ὅτι τὸν σίδηρον κινεῖ].[18]

De Diógenes Laercio sobre Tales de Mileto[editar]

Página principal: Diógenes Laercio
  • «Después de los asuntos políticos, [Tales] se dedicó a la especulación natural».
    [Μετὰ δὲ τὰ πολιτικὰ τῆς φυσικῆς ἐγένετο θεωρίας.] [19]
  • «El milesio Tales descubrió cómo reconocer la medida de su altura [de las pirámides], midiendo la sombra a la hora en que solía ser igual al cuerpo».
    [Μετὰ δὲ τὰ πολιτικὰ τῆς φυσικῆς ἐγένετο θεωρίας].[19]
  • «Habiéndole una vieja sacado de casa para que observase las estrellas, cayó en un hoyo, y como se quejase de la caída, le dijo la vieja: ¡Oh Tales, tú presumes ver lo que está en el cielo cuando no ves lo que tienes a los pies!».[20]
  • «[Tales] Supone que el agua es el principio de todas las cosas y que el cosmos está animado y lleno de démones».
    [Ἀρχὴν δὲ τῶν πάντων ὕδωρ ὑπεστήσατο, καὶ τὸν κόσμον ἔμψυχον καὶ δαιμόνων πλήρη].[19]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 Señor (1997), p. 253.
  2. Bartra (datos.bne). Frases y citas célebres. Grijalbo. p. 303. ISBN 8425315263.  [requiere texto griego fiable]
  3. Palomo (2013), p. 71.
  4. Señor (1997), p. 204.
  5. Ortega (2013), p. 1572.
  6. Ortega (2013), p. 1743.
  7. Ortega (2013), p. 1882.
  8. Ortega (2013), p. 2039.
  9. Ortega (2013), p. 879.
  10. Ortega (2013), p. 2040.
  11. Señor (1997), p. 375.
  12. Señor (1997), p. 517.
  13. Señor (1997), p. 194.
  14. Tomás Borrás, ‎Federico Carlos Sáinz de Robles. Diccionario de sabiduria: frases y conceptos, Aguilar, 1953. Página 284.
  15. Llanos, Alfredo. Introducción a la Dialéctica, Editorial Rescate, 1986, p. 74.
  16. Historia Natural Gayo Plinio II, 53 (trad. Fdez Cepedal).
  17. El banquete de los siete sabios; 147a, (trad. Fdez Cepedal).
  18. Acerca del Alma. 405a19. Trad. de Alfredo Llanos, ob. cit., p. 76.
  19. 19,0 19,1 19,2 Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres (trad. de José Fernández Cepedal).[incompleta]
  20. Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres. Los diez libros de Diógenes Laercio: Tales (trad. Ortiz y Sanz) ref. incompleta.

Bibliografía[editar]

  • Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. En Google Books.
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.