Tácito

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tácito

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 1901 años.
Icon PD.svg

Tácito (c. 55-120) fue un historiador, senador, cónsul y gobernador romano.

Citas[editar]

  • «A la rapiña, el asesinato y el robo los llaman con nombre falso gobernar, y dónde crean un desierto, lo llaman paz». (literal: «Llaman al gobierno con falsos nombres como robar, trocear y robar, más aún donde crean soledad; lo llaman paz».
    • Original: Auferre, trucidare, rapere falsis nominibus imperium, atque ubi solitudinem faciunt, pacem appellant.[1]
    • Fuente: Vida de Julio Agrícola, discurso del rebelde britano Caractato contra el Imperio romano.
  • «Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor».[2]
  • «Desde el momento que tenemos inclinación hacia alguno, todo lo interpretamos en su favor».[4]
  • «El pueblo no se quejó de que se le arrebatara su derecho sino con insignificantes rumores, y el senado, que así se libraba de tener que hacer donativos y ruegos humillantes, lo ejerció a gusto».[5]
    • Fuente: Anales, 1,15,1 (traducción de J. L. Moralejo)
    • Nota: Como resultado de convertirse Tiberio en emperador, en 14 d. C.[5]
  • «La fama sobrepuja siempre a la verdad. La fama depende de los principios».[7]
  • «La fidelidad que se compra, siempre es sospechosa, y no se puede contar con ella por mucho tiempo».[8]
  • «Los hombres son siempre más propensos a creer lo que no entienden, y las cosas oscuras y misteriosas tienen más atractivo a sus ojos que las claras y fáciles de comprender».[6]
  • «Nerón buscó rápidamente un culpable e infligió las más exquisitas torturas sobre un grupo odiado por sus abominaciones, que el populacho llama cristianos. Cristo, de quien toman el nombre, sufrió la pena capital durante el principado de Tiberio de la mano de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilatos, y esta dañina superstición resurgió no sólo en Judea, fuente primigenia del mal, sino también en Roma, donde todos los vicios y los males del mundo hallan su centro y se hacen populares. Por consiguiente, se arrestó primeramente a todos aquellos que se declararon culpables; entonces, con la información que dieron, una inmensa multitud fue presa, no tanto por el crimen de haber incendiado la ciudad como por su odio contra la humanidad. Todo tipo de mofas se unieron a sus ejecuciones. Cubiertos con pellejos de bestias fueron despedazados por perros y perecieron, o fueron crucificados, o condenados a la hoguera y quemados para servir de iluminación nocturna, cuando el día hubiera acabado».[10]
    • Fuente: Anales, traducción de Crescente López de Juan[10]
  • «Quien se enfada por las críticas, reconoce que las tenía merecidas».[11]
  • «Se juzga que un hombre es capaz de grandes cosas, por la atención que pone en las más pequeñas».[12]

Referencias[editar]

  1. De vita et moribus Iulii Agricolae. Wikisource.
  2. Palomo Triguero (2013), p. 31. Consultado el 28 de abril de 2020.
  3. Palomo Triguero (2013), p. 258. Consultado el 28 de abril de 2020.
  4. D. R. C. (1858), p. 24. Consultado el 28 de abril de 2020.
  5. 5,0 5,1 Lomas Salmonte, Francisco Javier; Pedro López Barja de Quiroga. «El gobierno del Imperio: 1. Las asambleas y el senado», Historia de Roma, p. 287. Ediciones AKAL, 2004. ISBN 8446012251, 9788446012252. En Google Libros. Consultado el 28 de abril de 2020.
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 Ortega Blake (2013). Consultado el 28 de abril de 2020.
  7. D. R. C. (1858), p. 96. Consultado el 28 de abril de 2020.
  8. D. R. C. (1858), p. 99. Consultado el 28 de abril de 2020.
  9. D. R. C. (1858), p. 60. Consultado el 28 de abril de 2020.
  10. 10,0 10,1 Altares, Guillermo. «Los cristianos que Nerón nunca mató». El País. Consultado el 22 de diciembre de 2020.
  11. Palomo Triguero (2013), p. 81. Consultado el 28 de abril de 2020.
  12. D. R. C. (1858), p. 26. Consultado el 28 de abril de 2020.

Bibliografía[editar]

  • D. R. C. (1858). Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias, pensamientos, máximas y dichos memorables de los sabios y hombres celebres. El Libro de Oro, Madrid. En Google Libros.