Ramón Buenaventura

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



Ramón Buenaventura
Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Ramón Buenaventura Sánchez Paños (Tánger, 25 de junio de 1940) es un escritor (poeta, novelista) y traductor literario español del francés y del inglés. Fue profesor de traducción directa del inglés y de lengua española en el CES Felipe II de Aranjuez, UCM. Durante muchos años fue profesor de traducción literaria en el Instituto de Traductores de la Facultad de Filología (UCM) y en 2010-2011 dirigió la cátedra de escritura creativa de la Universidad Europea de Madrid.

Citas[editar]

  • « No creo que el escritor viva en los personajes de sus novelas. Lo veo al revés: creando personajes uno tiene la potente sensación de crear vida. Todo narrador es un pequeño demiurgo, y todo demiurgo es inmortal mientras (viene el toque cínico) alguien conozca y recuerde su obra… De todas formas, insisto, crear está muy por encima de vivir, es una de las poquísimas cosas que justifican la vida. (Me apresuro a corregir: no me incluyo entre quienes consideran necesario justificar la vida; pero cómo van a molestarle a nadie unos buenos ratitos de placer.)».
  • «No está usted tratando con mercaderes que, dentro de la normalidad, quieren sacarle los cuartos; está usted tratando con estafadores que tratarán de robarle por todos los medios. Lo mejor para acabar con ellos, créame, es abstenerse de visitarlos». [1]
    • Fuente: Artículo Consejos sobre el pecado de la carne. Publicado en El Semanal el 2 de mayo de 2004.
    • Nota: Está hablando de las páginas de pornografía de internet.
  • «[No soltar el número de la tarjeta de crédito] ni aunque nos ofrezcan la contemplación de la más desaforada belleza en los máximos esplendores de la exhibición y la desvergüenza». [2]
    • Fuente: Artículo Consejos sobre el pecado de la carne. Publicado en El Semanal el 2 de mayo de 2004.
    • Nota: Está hablando de las páginas de pornografía de internet.
  • «Vivir plenamente produce un cansancio infinito, pero muy gratificante». [3]

Referencias[editar]