Pierre Joseph Proudhon

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Pierre Joseph Proudhon
«La propiedad es un robo».
«La propiedad es un robo».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 151 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Pierre-Joseph Proudhon (Besançon, 15 de enero de 1809 - Passy, 19 de enero de 1865) filósofo anarquista francés.

Citas[editar]

  • Los trabajadores no pueden comprar ni los lienzos que tejen,ni los muebles que construyen, ni los metales que forjan, ni las piedras preciosas que tallan, ni las estampas que graban; no pueden procurarse el trigo que siembran, ni el vino que hacen,ni la carne de los animales que pastorean; no les está permitido habitar en las casas que edifican, asistir a los espectáculos que sufragan, dar a su cuerpo el descanso que necesitan. Y esto es así porque para disfrutar de todo ello tendrían que adquirirlo a precio de coste, y el derecho de albarranía se lo impide. Debajo de las lujosas muestras de esos almacenes suntuosos que su indigencia admira, el trabajador lee en gruesos caracteres: TODO ESTO ES OBRA TUYA Y CARECERÁS DE ELLO. De su obra «¿Qué es la propiedad?»
  • «La propiedad hace al hombre eunuco, y después le reprocha el no ser más que un tronco desecado, un árbol estéril».[1] De su obra «¿Qué es la propiedad?»
  • «El derecho es para cada uno la facultad de exigir de los otros el respeto a la dignidad humana en su persona». Fuente: De su obra «¿Qué es la propiedad?»
  • «La anarquía es el orden».
    • Fuente: De su obra «Confesiones de un revolucionario».
  • «La propiedad es un robo».
    • Fuente: De su obra «¿Qué es la propiedad?».
  • «Leyes: Sabemos lo que son, y lo que valen. Son telarañas para los ricos y poderosos, cadenas de acero para los pobres y débiles, redes de pesca en las manos del gobierno».
  • «La paz obtenida con el filo de la espada no es más que una simple tregua».
  • «La justicia consiste en el respeto espontáneo y mutuamente garantizado de la dignidad humana, cualquiera que sea la persona a que se refiera y en cualesquiera circunstancias, y sean los que fueren los riesgos a que su defensa pueda exponernos».
  • «Ser gobernado es ser observado, inspeccionado, espiado,dirigido, sometido a la ley, regulado, escriturado, adoctrinado, sermoneado, verificado,estimado, clasificado según tamaño, censurado y ordenado por seres que no poseen los títulos, el conocimiento ni las virtudes apropiadas para ello. Ser gobernado significa, con motivo de cada operación, transacción o movimiento, ser anotado, registrado, contado, tasado, estampillado, medido, numerado, evaluado, autorizado, negado, autorizado, endosado, amonestado, prevenido, reformado, reajustado y corregido. Es, bajo el pretexto de la utilidad pública y en el nombre del interés general, ser puesto bajo contribución, engrillado, esquilado, estafado, monopolizado, desarraigado, agotado, embromado y robado para, a la más ligera resistencia, a la primera palabra de queja, ser reprimido, multado, difamado, fastidiado, puesto bajo precio, abatido, vencido, desarmado, restringido, encarcelado, tiroteado, maltratado, juzgado, condenado, desterrado, sacrificado, vendido, traicionado, y, para colmo de males, ridiculizado, burlado, ultrajado y deshonrado».
  • «‬Ante tantas constituciones como la Filosofía propone y la historia presenta ensayadas,‭ ‬no hay sino una que reúna las condiciones de justicia,‭ ‬orden,‭ ‬libertad y duración,‭ ‬sin las que no pueden subsistir ni la sociedad ni el individualismo.‭ ‬La verdad es una como la Naturaleza:‭ ‬sería por cierto de extrañar que no fuese así,‭ ‬tanto para el espíritu como para la sociedad,‭ ‬que es su más grandiosa obra‭».
  • «Ahora bien, la democracia se inclina fuertemente por el comunismo, fórmula económica de la unidad. Sólo por mediación del comunismo concibe la igualdad. Cuando le hace falta son impuestos forzados, impuestos progresivos y suntuarios, con acompañamiento de instituciones filantrópicas, hospicios, asilos, casas-cunas, talleres nacionales, cajas de ahorro y de socorro, todo el aparato del pauperismo, toda la librea de la miseria… Sonríe jubilosa a los impuestos, que tiende a poner la propiedad en manos del Estado».
  • «‬Todos los sistemas de gobierno,‭ ‬incluso la federación,‭ ‬pueden ser reducidos a esta sola formula‭; ‬contrapeso de la autoridad por la libertad,‭ ‬y viceversa‭; ‬a que,‭ ‬por consecuencia,‭ ‬las categorías adoptadas desde el tiempo de Aristóteles por los autores,‭ ‬categorías con cuyo auxilio se clasifica a los gobiernos,‭ ‬se diferencia a los Estados y se distingue a las naciones en monarquía,‭ ‬aristocracia,‭ ‬democracia,‭ ‬etc.,‭ ‬se reducen,‭ ‬salvo aquí la federación,‭ ‬a construcciones hipotéticas y empíricas en las que la razón y‭ ‬la justicia no quedan satisfechas,‭ ‬a que todos esos gobiernos,‭ ‬compuestos de elementos iguales e igualmente incompletos,‭ ‬no difieren unos de otros sino en materia de intereses,‭ ‬de preocupación,‭ ‬de rutina,‭ ‬y en el fondo se parecen y se equivalen‭; ‬a que si,‭ ‬si no fuese debido a la aplicación de tan falsos sistemas,‭ ‬el malestar social que se acusan unas a otras las pasiones irritadas,‭ ‬los intereses lastimados y el amor propio burlado y ofendido,‭ ‬estaríamos respecto al fondo de las cosas cerca de entendernos‭; ‬a que,‭ ‬por fin,‭ ‬todas esas divisiones de partidos entre los que abre nuestra imaginación abismos,‭ ‬toda esa contrariedad de opiniones que nos parece irresoluble,‭ ‬todos esos antagonismos de fortuna que creemos sin remedio,‭ ‬van a encontrar pronto en la teoría del gobierno federal su ecuación definitiva».
  • ‭«En una democracia no se es,‭ ‬en realidad,‭ ‬ciudadano por ser hijo de ciudadano‭; ‬para serlo es de todo punto necesario en derecho,‭ ‬independientemente de la cualidad de ingenuo,‭ ‬haber elegido el sistema liberal»‭.
  • ‭«Tales son en sus principios elementales que concibe a priori el entendimiento humano y están destinados a servir de materiales para todas las futuras construcciones políticas.‭ ‬Pero,‭ ‬aunque esos cuatro tipos‭ (‬monarquía,‭ ‬comunismo,‭ ‬democracia,‭ ‬anarquía‭) ‬aunque sugeridos a la vez por la naturaleza de las cosas y el sentimiento de la libertad y del derecho,‭ ‬no son para realizarlos en sí mismos ni con todo el rigor de sus leyes.‭ ‬Son concepciones ideales y formulas abstractas que no pueden pasar a realidad,‭ ‬aunque por ellas se constituyan empírica e intuitivamente todos los gobiernos de hecho.‭ ‬La realidad es compleja por su propia naturaleza:‭ ‬lo simple no sale de la esfera de lo ideal ni llega a lo concreto.‭ ‬Poseemos en esas formulas antitéticas los elementos de una constitución regular,‭ ‬de la futura constitución del genero humano‭; ‬pero será necesario que pasen siglos y se desenvuelva ante nuestros ojos toda una serie de revoluciones antes que del cerebro que ha de concebirla,‭ ‬es decir,‭ ‬del cerebro de la humanidad,‭ ‬se desprenda la fórmula definitiva».
  • ‭«Los partidarios de la autoridad tienden a dejar la libertad,‭ ‬ya individual,‭ ‬ya local o corporativa,‭ ‬el menor lugar posible,‭ ‬y en su propio provecho y en detrimento de la muchedumbre,‭ ‬y,‭ ‬por el contrario,‭ ‬los partidarios del régimen liberal tienden a restringir indefinidamente la autoridad,‭ ‬y a vencer a la aristocracia por medio de la incesante determinación de las funciones publicas,‭ ‬de los actos de poder y sus formas»
  • ‭«Por efecto de su posición,‭ ‬por lo humilde de su fortuna,‭ ‬el pueblo busca en el gobierno de libertad,‭ ‬y la igualdad‭; ‬por una razón contraria,‭ ‬el patriarcado‭ (‬propietario,‭ ‬capitalista,‭ ‬empresario‭) ‬se inclina más a una monarquía que proteja las situaciones privilegiadas,‭ ‬sea capaz de asegurar en provecho suyo el orden y de,‭ ‬por consiguiente,‭ ‬más campo a la autoridad que a la libertad»‭.
  • ‭«‬La democracia,‭ ‬tanto por asegurar su triunfo como porque ignora las condiciones del poder y es incapaz de ejercerlo,‭ ‬se da un jefe absoluto ante cuya autoridad desaparezca todo privilegio de casta‭; ‬la burguesía,‭ ‬que teme el despotismo al par de la anarquía,‭ ‬prefiere consolidar su posición estableciendo una monarquía constitucional‭; ‬de modo que al fin y al cabo el partido que más necesita la libertad y orden legal crea al absolutismo,‭ ‬y del privilegio establece el gobierno liberal,‭ ‬dándole por sanción las restricciones del derecho político»‭.
  • «El comunismo, como a menudo he criticado, es la auténtica negación de la sociedad en su base, la cual es la progresiva equivalencia de funciones y capacidades. Los comunistas, hacia los cuales tienden todos los socialismos, no creen en la igualdad por naturaleza y educación. La suplen por decretos soberanos que no pueden soportar, sin importar lo que hagan. En lugar de buscar justicia en la armonía de los hechos, la toman de sus sentimientos, llamando justicia a cualquier cosa que les pareciese amor por el vecino e incesantemente confundiendo hechos de la razón con hechos emocionales».
  • ‭«‬El orden político descansa en dos principios conexos,‭ ‬opuestos e irreductibles:‭ ‬la autoridad y la libertad...‭ ‬ni la autoridad ni la libertad pueden constituirse aparte,‭ ‬ni dar origen a un sistema que les sea exclusivamente propio‭; ‬lejos de esto,‭ ‬se hallan condenadas a hacerse perpetuas y mutuas concesiones».
  • ‭«…No siendo posible en política ser fiel a los principios sino en el terreno político,‭ ‬y habiéndose de llegar en la practica a transacciones de todo género,‭ ‬el gobierno está,‭ ‬en último análisis,‭ ‬reducido,‭ ‬a pesar de la mejor voluntad y de toda la virtud del mundo,‭ ‬a una creación híbrida y equivoca,‭ ‬a una promiscuidad de regímenes,‭ ‬rechazada por la severa lógica,‭ ‬ante la cual no puede menos de retroceder la buena intención.‭ ‬No se salva de esta contradicción ningún gobierno».
  • ‭«‬El régimen autoritario‭ ‬,‭ ‬paternal,‭ ‬y monárquico se aleja tanto más de su ideal cuanto más numerosa es la familia,‭ ‬tribu o pueblo,‭ ‬y cuanto más crece el Estado en población y territorio‭; ‬de suerte que cuanto más extensión toma la autoridad,‭ ‬tanto más intolerable se hace...‭ ‬por el contrario,‭ ‬el régimen de la libertad se acerca‭ ‬tanto más a su ideal y tiene tantas más probabilidades de buen éxito,‭ ‬cuando más aumenta en población y territorio el Estado,‭ ‬cuanto más terreno va ganando la ciencia.‭ ‬Pídase al principio en todas partes una constitución,‭ ‬y se pedirá más tarde la descentralización‭».
  • ‭«‬El Estado:‭ ‬de fundador se convierte en obrero‭; ‬no es ya el genio de la colectividad que la fecunda‭; ‬la dirige y la enriquece sin atarla‭; ‬es una vasta compañía anónima de seiscientos mil soldados,‭ ‬organizada para hacerlo todo,‭ ‬la cual,‭ ‬en lugar de servir de ayuda a la nación,‭ ‬a los municipios y a los particulares,‭ ‬los desposee y los estruja.‭ ‬La corrupción,‭ ‬la malversación,‭ ‬la relajación,‭ ‬invaden pronto el sistema‭; ‬el Poder,‭ ‬ocupado en sostenerse,‭ ‬en aumentar sus prerrogativas,‭ ‬en multiplicar sus servicios,‭ ‬en engrosar su presupuesto,‭ ‬pierde de vista su verdadero papel y cae en la autocracia y el inmovilismo‭; ‬el cuerpo social sufre‭; ‬la nación,‭ ‬contra su ley histórica,‭ ‬entra en un periodo de decadencia‭».
  • ‭«‬La monarquía,‭ ‬por si y en virtud de su principio,‭ ‬no conoce limites a su desarrollo y que otro tanto sucede con la democracia.‭ ‬Esa facultad de expansión ha pasado de los gobiernos simples o a priori‭; ‬a los gobiernos mixtos o de hecho,‭ ‬democracias y aristocracias,‭ ‬imperios democráticos y monarquías constitucionales,‭ ‬gobiernos todos que en este particular han obedecido fielmente a su idea.‭ ‬De aquí los sueños mesiánicos y todos los ensayos de monarquía o república universal.‭ ‬Donde reinan esos sistemas,‭ ‬la absorción no tiene limites.‭ ‬Allí es donde puede decirse que la idea de fronteras naturales es una ficción,‭ ‬o mejor una superchería política‭; ‬allí es donde los ríos,‭ ‬las montañas y los mares están considerados,‭ ‬no como limites naturales,‭ ‬sino como obstáculos que debe ir venciendo la libertad de la nación y la del soberano.‭ ‬Así lo exige la razón del principio mismo:‭ ‬la facultad de poseer,‭ ‬de acumular,‭ ‬de mandar y de explotar es indefinida‭; ‬no tiene por limites sino el universo.‭ ‬El más famoso ejemplo de esa absorción de territorios y pueblos ha sido el Imperio romano,‭ ‬que tenía su centro y su capital en una península,‭ ‬en medio de una mar dilatado,‭ ‬y sus provincias hasta donde podían alcanzar los ejércitos y los agentes del fisco»‭.
  • «Los judíos, otra vez los judíos, ¡siempre los judíos! Bajo la República, al igual que bajo Luis Felipe y bajo Luis XVI, estamos a la merced de los judíos».
    • Fuente:‘Representant du peuple’, 11 de mayo de 1848.
  • ‭«‬Todo Estado es anexionista por naturaleza.‭ ‬Nada le detiene en su marcha invasora,‭ ‬como no sea el encuentro de otro Estado.‭ ‬Los más ardientes apóstoles del principio de las nacionalidades no vacilan en contradecirse,‭ ‬si lo exigen los intereses y,‭ ‬sobre todo,‭ ‬la seguridad de su patria‭».
  • ‭«‬Hasta nuestros días,‭ ‬los prejuicios y los abusos han pululado y se han cebado en los Estados federales con tanta intensidad como en las monarquías feudales o unitarias‭; ‬ha habido preocupaciones de nobleza,‭ ‬privilegios de burguesía,‭ ‬autoridad de la iglesia,‭ ‬y como resultado de todo,‭ ‬opresión del pueblo y servidumbre del espíritu‭; ‬así que la libertad estaba como metida en una camisa de fuerza,‭ ‬y la civilización hundida en un statu quo invencible»‭.
  • Bajo el régimen de propiedad, las flores de la industria no sirven más que para tejer coronas funerarias. De su obra «¿Qué es la propiedad?»
  • «El sistema centralista es muy bueno con respecto al tamaño,‭ ‬la simplicidad y la construcción:‭ ‬le falta sólo una cosa‭ ‬-‭ ‬el individuo deja de pertenecerse a sí mismo en tal sistema-,‭ ‬no puede apreciar su propio valor,‭ ‬su vida,‭ ‬y nadie se da cuenta de él‭».
  • «El Viejo Mundo está en proceso de disolución. Uno sólo puede cambiarlo a través de una revolución integral de las ideas y de los corazones».
  • ‭«…Las consecuencias no tardan en dejarse sentir: despojado de toda dignidad el ciudadano y el municipio, se multiplican las usurpaciones del Estado y crecen en proporción las cargas del contribuyente. No es ya el gobierno. El poder lo invade todo, se lo arroga todo para siempre jamás: guerra y marina, administración, Justicia, policía, instrucción publica, obras y reparaciones publicas, bancos, bolsas, crédito, seguros, socorros, cultos, ahorros, beneficencia, hacienda, aduanas, comercio, agricultura, industria, bosques, canales, transportes. Y coronado todo por una contribución formidable, que arranca a la nación la cuarta parte de su producto bruto. El ciudadano no tiene ya que ocuparse sino en cumplir allá en su pequeño rincón su pequeña tarea, recibiendo su pequeño salario, educando a su pequeña familia, y confiándose para todo lo demás a la providencia del gobierno».
  • «La libertad no es hija del orden sino su madre».
  • «Libertad es igualdad, porque la libertad solo existe en el estado social, y fuera de la igualdad no puede haber sociedad. Libertad es anarquía, porque no admite el imperio de la voluntad, sino solo la autoridad de la ley, es decir, de la necesidad. Libertad es variedad infinita, porque respeta todas las voluntades dentro de los límites de la ley. Libertad es proporcionalidad, porque ofrece plena latitud a la ambición del mérito y a la emulación de la gloria».
  • «La noción de anarquía en política es tan racional y positiva como cualquier otra. Esto significa que una vez que la industria se ha hecho cargo de las funciones políticas, entonces las transacciones comerciales por sí solas producen el orden social».
    • Fuente: El principio federativo
  • «[…]quien dice socialismo en el buen y verdadero sentido de la palabra, dice naturalmente libertad del comercio y de la industria, mutualidad del seguro, reciprocidad del crédito, del impuesto, equilibrio y seguridad de las fortunas, participación del obrero en los destinos de las empresas, inviolabilidad de la familia en la transmisión hereditaria».
    • Fuente: El principio federativo
  • «El mutualismo se propone curar esta lepra, no envolviéndola en una red de penas gazmoñas e inútiles, -remedio peor que la enfermedad- sino tratando el comercio como el seguro, rodeándole de toda clase de garantías públicas y haciéndole por este medio completamente mutualista. Los partidarios de la mutualidad conocen tan bien como cualquiera la ley de la oferta y de la demanda, y no está en su ánimo violarla, solo hacerla justa, y que, tal y como defendemos, de ahí el vocablo mutualista, a cambio de un valor se nos remunere con otro valor igual».
  • «Tienen altas pretensiones de genio, de gloria. Distinguidos, elegantes, sensuales, codiciosos, vanidosos, ávidos de elogios y recompensas, pertenecen a quien los halaga y les paga y son más los auxiliares de la corrupción que de la regeneración[…] a pesar de la riqueza de su imaginación y el lujo de su facundia, a pesar de su colosal vanidad, no están en condiciones de responder por sí mismos y de justificar sus obras[…] El artista está aislado, su pensamiento es solitario[…] no tiene fe ni principios; está librado al ateísmo de sus sentimientos y a la anarquía de sus ideas. No sabe por dónde ganarse al público; es una confusión en la que nadie se conoce y donde cada uno tira para su lado ¿Cómo podrían producir obras populares, ellos que nada saben del alma del pueblo?».
  • Nota: En referencia a los artistas en general
  • Fuente: Citado en Contra el arte y los artistas, capítulo 12, El artista en el estadio final de su evolución, página 140.
  • «Las asociaciones de trabajadores están de hecho llamadas a desempeñar un parte importante en el futuro cercano; y están llenas de esperanza tanto como una protesta contra el sistema salarial, y como una afirmación de reciprocidad».
    • La idea general de la revolución
  • «Si los trabajadores lo saben o no, la importancia de su trabajo radica, no en sus intereses sindicales insignificantes, sino en su negación del mando de los capitalistas, los prestamistas y los gobiernos, la cual la primera revolución dejó reposar».
    • La idea general de la revolución
  • «Pero si el gobierno es directo o indirecto, permanece en el fondo, lo mismo; uno es tan malo como el otro. Si las personas responden, indirecto, ellos abdican; si ellos responden directos, ellos se estrangulan a sí mismos».
    • La idea general de la revolución
  • «Cuando me presento para hacer un contrato, me dices que es necesario elegir árbitros, quienes, sin conocerme, sin entenderme, ¡pronunciarán mi absolución o condena! ¿Qué relación, hay, pregunta, entre esta asamblea y yo? ¿Cuál garantía puede ofrecerme? ¿Por qué debería hacer este enorme e irreparable sacrificio a esta autoridad, aceptar lo que esta le guste resolver, como la expresión de mi voluntad, como la justa medida de mis derechos? Y cuando esta asamblea, después de los debates de los cuales no entiendo nada, procede a imponerme su decisión sobre mí como ley, en el punto de la bayoneta, pregunto, si es verdad que soy soberano, ¿qué pasa con mi dignidad? ¿Si soy considerado yo mismo como parte de un contrato, ¿dónde está el contrato?».
    • La idea general de la revolución
  • «Podemos concluir sin miedo que la fórmula revolucionaria no puede ser legislación directa, ni gobierno directo, ni gobierno simplificado, esta es no gobierno».
    • La idea general de la revolución
  • «El individuo es para mí el criterio del orden social. Cuanto más libre, independiente y emprendedor sea el individuo en una sociedad, tanto mejor para esta».
  • «En los casos en los que la producción requiere gran división del trabajo, y una fuerza colectiva considerable, es necesario formar una asociación entre los trabajadores en esta industria; porque sin eso, ellos permanecerían relacionados como subordinados y superiores, y habría el surgimiento de dos castas industriales de amos y trabajadores asalariados, lo cual es repugnante para una sociedad libre y democrática».
    • La idea general de la revolución
  • «El capitalista, gritarás, corre solo el riesgo de la empresa, como el zapatero empleador de quien hablamos justo ahora. No hay duda de que es cierto, pero la comparación no se sostiene más allá. ¿Podrías los capitalistas solo trabajar una mina o ejecutar un ferrocarril? ¿Podría un solo hombre solo llevar a cabo una fábrica, navegar un barco, interpretar una tragedia, construir el Panteón o la Columna de Julio? ¿Pude alguien hacer tales cosas como estas, incluso si él tuviese todo el capital necesario?».
    • La idea general de la revolución
  • «La justicia, en la Edad Media, fue un privilegio de los señores, y fue administrada algunas veces por él en persona, algunas veces por un arrendatario o por un superintendente. Uno era susceptible a la justicia del señor, justo como uno era responsable ante él por ciertos días de trabajo, justo como uno es todavía responsable por los impuestos. Uno tenía que pagar por un juicio, justo como él tenía que pagar para tener su grano molido o su horneado pan; y él quien pagó la mayor parte, tenía la mejor oportunidad de ganar. Dos campesinos, convencidos de haber resuelto sus diferencias a través de un árbitro, habrían sido tratados como rebeldes, y el árbitro procesado como un usurpador. ¿Administrar la justicia de otro hombre? ¡Qué crimen abominable!».
    • La idea general de la revolución
  • «Entonces la justicia que surge de la libertad, ya no será venganza; será reparación. Como no habrá más oposición entre la ley social y la voluntad del individuo, el litigio será cortado, no habrá nada por esto sino reconocimiento. Por otra parte la maquinaria de demandas entonces se reducirá a un simple encuentro de testigos; ningún intermediario entre el demandante y el demandado, entre el solicitante y el deudor, será necesitado excepto los amigos a quien ellos han pedido arbitrar».
    • La idea general de la revolución
  • «Por otra parte, el camino está trazado: los tribunales comerciales, los consejos de árbitros, el reconocimiento del arbitraje y la designación de los expertos, tan frecuentemente ordenados por las cortes, son tantos pasos ya realizados hacia la democratización de la justicia. Para llevar el movimiento al término, nada es necesario sino un decreto dando autoridad a todos de árbitros, nombrados a instancia de cualquiera quienquiera que sea, para enviar a los testigos, y para poner sus decisiones en ejecución».
    • La idea general de la revolución
  • «Suprimir la competencia equivale a suprimir la libertad, a restaurar el antiguo régimen colocando el trabajo del obrero bajo el régimen del favoritismo y del abuso».
    • La idea general de la revolución
  • «La competencia debe hacernos cada vez más iguales y libres; y en su lugar, ¡nos subordina uno al otro, y hace al trabajador más y más esclavo! Esta es una perversión del principio, un olvido de la ley. Estos no son meros accidentes; ellos son un sistema entero de infortunios».
    • La idea general de la revolución
  • «Algunos utopistas atacan la competencia; otros rechazan aceptar la división del trabajo y todo el orden industrial; los hombres trabajadores, en su ignorancia crasa, culpan a la maquinaria. Nadie, hasta hoy, ha pensado en negar la utilidad y la legitimidad del crédito; sin embargo, es indiscutible que la perversión del crédito es la causa más activa de la pobreza de las masas. Si no fuera por esto, los efectos deplorables de la división del trabajo, del empleo de maquinaria, de la competencia serían escasamente sentidos en absoluto, incluso no existirían. ¿No es evidente que la tendencia de la sociedad es hacia la pobreza, no a través de la depravación de los hombres, sino a través del desorden de sus propios principios elementales?».
    • La idea general de la revolución

Referencias[editar]

  1. ¿Qué es la propiedad? ,Investigaciones sobre el principio del derecho y del gobierno - Cap. tercero - VIII