Martin Luther King

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Martin Luther King, Jr.»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Martin Luther King
«Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos» o «Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos».
«Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos» o «Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 53 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Martin Luther King (Atlanta, EE.UU.; 15 de enero de 1929 – Memphis, 4 de abril de 1968) fue un defensor de los derechos civiles de los afroamericanos.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Ahora estoy convencido de que el método más sencillo resultará ser el más efectivo: la solución a la pobreza es a abolirla directamente por una medida ampliamente discutida: los ingresos garantizados».[1]
  • «Al final, no recordamos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos».[2]
  • «Debemos aprender a vivir como hermanos o perecer juntos como locos/idiotas».[3][4]
  • «El brazo del universo moral es largo, pero se dobla hacia la justicia».[5]
  • «Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos».[6]
  • «La injusticia, allí donde se halle, es una amenaza para la justicia en su conjunto».[7]
  • «La rebelión es el lenguaje de aquellos a los que nadie escucha». [8]
  • «La sumisión y tolerancia no son el camino moral, pero sí con frecuencia el más cómodo». [9]
  • «La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve». [10]
  • «Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda».[11]
  • «Nada que un hombre haga lo envilece más que el permitirse caer tan bajo como para odiar a alguien».[12][13]
  • «Nada se olvida más despacio, que una ofensa; y nada más rápido, que un favor».[14]
  • «Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los perversos como del estremecedor silencio de los bondadosos».[15][16] o «Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos».
  • «Nuestro poder científico ha sobrepasado nuestro poder espiritual. Hemos dirigido misiles y los hemos dirigido mal».[17]
  • «Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego».[18]
  • «Quiero ser el hermano del hombre blanco, pero no su hermano político». [19]
  • «Quizás el sufrimiento y el amor tienen una capacidad de redención que los hombres han olvidado, o al menos, descuidado».[20]
  • «Toda labor que anima a la humanidad tiene dignidad y se debe hacer con una excelencia meticulosa».[21]
  • «Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros».[22]
  • «Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual».[23]

Fragmentos de discursos recogidos como cita[editar]

  • «Ya no podemos darnos el lujo de adorar al dios del odio e inclinarse ante el altar de la represalia. Los océanos de la historia se hacen turbulentos por las siempre crecientes oleadas de odio. La historia está repleta de los restos de las naciones y de los individuos que persiguen este camino de autodestrucción al odio. El amor es la clave para la solución de los problemas del mundo».[24]
  • «Ya no podremos vender nuestro derecho de nacimiento a la libertad por un plato de lentejas segregada. De forma real, acabemos con la segregación ahora, en adelante, y para siempre».[25]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Where We Are Going», en Where Do We Go From Here: Chaos or Community (1967). Bojicic, Savo (2010). America... America... or Is it?, p. 389. AuthorHouse. ISBN 978-1-4520-3433-1. En Google Libros.
  2. Singh, Madanjeet. La historia del Sasia, p. 208. UNESCO, 2005. ISBN 978-92-33039-92-6.
  3. Albaigès (1997), p. 454. Discurso en Sait Louis, 1964.
  4. Palomo (2013), p. 150.
  5. Palomo (2013), p. 175.
  6. Palomo (2013),p. 229.
  7. Palomo (2013), p. 168.
  8. Albaigès (1997), p. 502.
  9. Albaigès (1997), p. 304.
  10. Palomo (1997), p. 296.
  11. Señor (1997), p. 294.
  12. Albaigès (1997), p. 319.
  13. Palomo (1997), p. 214.
  14. Ortega (2013), p. 2959.
  15. Albaigès (1997), p. 552.
  16. Palomo (1997), p. 178.
  17. Albaigès Olivart (1997), p. 378. Strength to Love, 1963.
  18. Albaigès (1997), p. 200.
  19. Albaigès (1997), p. 454. Citado en New York Joournal-American (1962)
  20. Palomo (1997), p. 271.
  21. Ortega (2013), p. 2163.
  22. Señor (1997), p. 550.
  23. Palomo (2013), p. 207.
  24. Discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz 1964.
  25. Discurso pronunciado en la Gran Marcha de Detroit, el 23.06.1963.

Bibliografía[editar]

  • Albaigès, Josep María (1997). Un siglo de citas. Planeta. ISBN 8423992543. 
  • Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.