Marco Aurelio

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
M·AVRELIVS·ANTONINVS·AVGVSTVS
Marco Aurelio Antonino Augusto
«La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella».
«La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 1839 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Marco Aurelio Antonino Augusto (n. Roma; 26 de abril de 121 - m. Viena; 17 de marzo de 180) adoptado como hijo por su tío, el emperador Antonino. Tras su muerte en el 161 d. C., se reparte el imperio romano con su hermano adoptivo Lucio Vera, siendo co-emperador desde entonces hasta el año de su muerte en 180 d. C. Fue el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores (aquellos seleccionados por sus aptitudes y no por su ascendencia), tercero de los emperadores de origen hispano, siendo considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica. Fue recordado por sus contemporáneos como un hombre de gran humanidad poseedor de un temperamento calmo, pero que supo administrar justicia con rigor, y prestar gran atención a la economía romana. Gracias a éstas cualidades pudo mantener la paz dentro del estado, ser querido por el pueblo y aplastar las rebeliones que estallaron en su imperio.

Citas[editar]

  • «Acuérdate en adelante, cada vez que algo te contriste, de recurrir a esta máxima: que la adversidad no es una desgracia, antes bien, el sufrirla con grandeza de ánimo es una dicha». [1]
    • Fuente: Pensamientos.
  • «Acuérdate también de esto siempre; para vivir felizmente basta con muy poco». [2]
  • «El tiempo es como un río que arrastra rápidamente todo lo que nace». [3]
  • «El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele». [4]
    • Fuente: Pensamientos.
  • «La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella». [5]
    • Fuente: Meditaciones.
  • «Es ridículo no intentar evitar tu propia maldad, lo cual es posible, y en cambio intentar evitar la de los demás, lo cual es imposible».
    • Fuente: Meditaciones. Marco Aurelio. Editorial Verbum, 2018. ISBN 9788490745113. Página 85.
  • «La perfección de las costumbres consiste en vivir cada día como si fuera el último». [6]
  • «Los hombres han nacido unos para otros, así que o edúcalos o sopórtalos».
    • Griego helenístico original: "Οἱ ἄνθρωποι γεγόνασιν ἀλλήλων ἕνεκεν˙ ἢ δίδασκε οὖν ἢ φέρε".
    • Fuente: Meditaciones, VIII, 59.
  • «No lo hagas, si no conviene; no lo digas, si no es verdad». [7]
  • «No permitas que tu memoria se enajene de las cosas que tienes, sino de las que te hagan falta». [7]
  • «Quien huye de las obligaciones sociales es un desertor». [8]
  • «Ten presente que los hombres, hagan lo que hagan, siempre serán los mismos». [7]
  • «No sólo hay que recordar que cada día vivido es un día menos sino que no está garantizado que nuestra inteligencia nos acompañará hasta el final». [9]
  • «Los deseos conducen a la permanente preocupación y decepción, ya que todo lo que se desea de este mundo es miserable y corrupto». [10]
  • «Una sola es la luz del sol, aunque la obstaculicen muros, montes, incontables impedimentos; única es la sustancia común, aunque esté dividida en innumerables cuerpos de cualidades peculiares; una es el alma, aunque esté dividida en innumerables partes».
    • Fuente: Meditaciones. Marco Aurelio. Editorial Verbum, 2018. ISBN 9788490745113. Página 144.
  • «Olvidaste también que todo es opinión; que cada uno vive únicamente el momento presente, y eso es lo que pierde».
    • Fuente: Meditaciones. Marco Aurelio. Editorial Verbum, 2018. ISBN 9788490745113. Página 143.
  • «Recógete dentro de ti mismo. La mente que te dirige es tal por naturaleza, que se basta a sí misma cuando practica la justicia y, con ello, conserva su calma».
    • Fuente: Meditaciones. Serie Great Ideas, 12. Marco Aurelio. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2012. ISBN 9788430601875.
  • «Si en el transcurso de la vida humana encuentras un bien superior a la justicia, a la verdad, a la moderación, a la valentía y, en suma, a tu inteligencia que se basta a sí misma,en aquellas cosas en las que te facilita actuar de acuerdo con la recta razón, y de acuerdo con el destino en las cosas repartidas sin elección previa; si percibes, digo, un bien de más valía que ese, vuélvete hacia él con toda el alma y disfruta del bien supremo que descubras».
  • «Porque no es lícito oponer al bien de la razón y de la convivencia otro bien de distinto género, como por ejemplo, el elogio de la muchedumbre, cargos públicos, riqueza o disfrute de placeres. Todas esas cosas, aunque parezcan momentáneamente armonizar con nuestra naturaleza, de pronto se imponen y nos desvían. Por tanto, reitero, elige sencilla y libremente lo mejor y persevera en ello. "Pero lo mejor es lo conveniente". Si lo es para ti, en tanto que ser racional, obsérvalo. Pero si lo es para la parte animal, manifiéstalo y conserva tu juicio sin orgullo. Trata sólo de hacer tu examen de un modo seguro».
  • «Lo que no es dañino a la ciudad tampoco daña al ciudadano».
    • Fuente: Meditaciones. Marco Aurelio. Editorial Verbum, 2018. ISBN 9788490745113. Página 55.
  • «No actúes en la idea de que vas a vivir diez mil años. La necesidad ineludible pende sobre ti. Mientras vives, mientras es posible, sé virtuoso».
    • Fuente: Meditaciones. Marco Aurelio. Editorial Verbum, 2018. ISBN 9788490745113. Página 21.
  • «Del mismo modo que los médicos siempre tienen a mano los instrumentos de hierro para las curas de urgencia, así también conserva tú a punto los principios fundamentales para conocer las cosas divinas y las humanas y así llevarlo a cabo todo, incluso lo más insignificante, recordando la trabazón íntima y mutua de unas cosas con otras. Pues no llevarás a feliz término ninguna cosa humana sin relacionarla al mismo tiempo con las divinas, ni tampoco al revés».
  • «Y el no confundir ni perturbar jamás al Dios que tiene la morada dentro de su pecho con una multitud de imágenes, antes bien, velar para conservarse propicio, sumiso, disciplinariamente al Dios, sin mencionar una palabra contraria a la la verdad ni ejecutar nada contra la justicia».

Meditaciones. Marco Aurelio. Editorial Verbum, 2018. ISBN 9788490745113. Página 32.

Referencias[editar]

  1. Alimbau Argila, José María. Palabras para el sufrimiento. Ediciones STJ, 2005. ISBN 9788496084889. p. 25.
  2. Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.
  3. Eusebio, Sebastián Arribas. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros. 2010. ISBN 978-84-99233-42-0. p. 197.
  4. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 108.
  5. El hombre ante sí mismo: Actitud eficaz en la solución de problemas. José Ramón Ponce Solozábal. Editorial Guantanamera, 2016. ISBN 9781524304249.
  6. Escandón, Rafael; Escandón Ralph. Frases célebres para toda ocasión. Editorial Diana, 1982. ISBN 978-96-8131-285-5. p. 130.
  7. 7,0 7,1 7,2 Sarmiento, J. M. Mil y una frases célebres. Editorial Planet House Editorials, 2016.
  8. Antología de pensamientos, apotegmas, proverbios, refranes, reflexiones, parábolas y axiomas de hombres célebres. Editorial Gisbert y Cía., 1988. p. 15.
  9. Durán Corsanego, Emilio. La autorregulación de la tutela. Editorial Centro de Estudios Ramon Areces SA, 2018. ISBN 9788480041539. p. 39.
  10. Nyrz, Nicole. No hay Dios: Saga mundo 1. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2015. ISBN 9788416339426.