Ir al contenido

Marcel Proust

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Marcel Proust
«Los verdaderos paraísos son lo que se han perdido».
«Los verdaderos paraísos son lo que se han perdido».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 102 años.

Marcel Proust (Auteuil, 10 de julio de 1871 – París, 18 de noviembre de 1922) fue un escritor francés.

Citas

[editar]
  • «Al igual que el porvenir, el pasado no se saborea todo de un trago, sino sorbo a sorbo».[1]
  • «Bajo toda dulzura carnal un poco profunda, hay la permanencia del peligro».[2]
  • «Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones».[3]
  • «Dejemos las mujeres bonitas a los hombres sin imaginación».[4]
  • «El amor es el espacio y el tiempo que se han vuelto sensibles dentro del corazón».[5][6][7]
  • «El único viaje real, el único rejuvenecimiento, no sería ir a nuevos paisajes, sino tener otros ojos, ver el universo a través de los ojos de otro».[8][9]
  • «Hay pocos éxitos fáciles y fracasos definitivos».[10]
  • «La adolescencia es la única época en la que he aprendido algo».[11][12]
  • «La felicidad es saludable para el cuerpo, pero es la pena la que desarrolla las fuerzas del espíritu».[14]
  • «La materia es real porque es una expresión del espíritu».[15]
  • «La mejor parte de nuestra memoria está fuera de nosotros, en una ráfaga de lluvia, en el olor de una habitación o en el aroma de una llamarada».[16]
  • «La música es una de las grandes pasiones de mi vida... Fluye como un hilo conductor por toda mi obra».[17]
  • «La persistencia de una costumbre suele estar en función de su absurdo».[18]
  • «Las paradojas de hoy son los estereotipos de mañana».
    [Les paradoxes d'aujord'hui sont les stéréptypes de demain].[19]
  • «Lo que sabemos no es nuestro».[20]
  • «Los días son iguales para un reloj, pero no para un ser humano».[21]
  • «Los hechos no penetran en el mundo en el que viven nuestras creencias».[22]
  • «Los verdaderos paraísos son lo que se han perdido».[23]
  • «Más vale soñar la vida que vivirla, aunque vivirla también es soñarla».[24][25]
  • «Para el beso, las ventanillas de nuestra nariz y nuestros ojos están tan mal situados como mal hechos nuestros labios».[26]
  • «Solo el mal es capaz de destacar, enseñar y permitir analizar mecanismos que sin él no se conocerían».[27]

La larga cita de la magdalena y la taza de té

[editar]
«... todo eso, pueblo y jardines, va tomando forma y consistencia, sale de mi taza de té».
Porcelana china (detalle con mariposas) del Museo Walters.
  • «Y como ese entretenimiento de los japoneses que meten en un cacharro de porcelana pedacitos de papel, que en cuanto se mojan empiezan a estirarse, a tomar forma, a colorearse y distinguirse, convirtiéndose en flores, en casas, en personajes consistentes y cognoscibles, así ahora todas las flores de nuestro jardín y las del parque del señor Swann y las ninfeas del Vivonne y las buenas gentes del pueblo y sus viviendas chiquitas y la iglesia y Combray entero y sus alrededores, todo eso, pueblo y jardines, va tomando forma y consistencia, sale de mi taza de té».[32]

Citas sobre Proust

[editar]
  • «¿En qué lugar único se puede clasificar sus obras? ¿Entre la filosofía, la ciencia, la poesía épica, la sátira, las memorias o entre todas formas habidas hasta ahora de la novela?».[33]
  • «No hay página —creo yo— más hermosamente barroca en toda la gigantesca novela de Proust, que aquel episodio de La prisionera en el que el protagonista, el narrador, que es el propio Proust, acostado en la cama de Albertine por la mañana oye los pregones de los vendedores ambulantes que pasan por la calle y con ese poder maravilloso de enlazar pensamientos y conceptos a través de una cultura prodigiosa, Proust piensa que esos pregones pueden relacionarse, por las inflexiones melismáticas, por las maneras de impostar la voz, con el canto litúrgico medieval. [...] le evocan, no solo en canto gregoriano, sino también ciertos fragmentos de Pelléas et Mélisande de Debussy...».[34]
  • «Sus obras no me dicen nada. Él era agradable y ocurrente y poseía una capacidad aguda de observación. [Pero], ¿qué se puede hacer? La vida es demasiada corta y Proust es demasiado extenso».[35]<ref name=grunspan>

Referencias

[editar]
  1. Bartra (1994), p. 250.
  2. Bartra (1994), p. 250.
  3. Bartra (1994), p. 250.
  4. Bartra (1994), p. 250.
  5. Bartra (1994), p. 250.
  6. Señor (1997).
  7. En La prisionera, según: Michelle Perrot, en Historia de las alcobas, p. 45. Siruela, 2011.
  8. Señor (1997).
  9. En La prisionera, recogido en ¡Viva la libertad!, ed. Arpa, 2020; isbn=9788417623692 url
  10. Bartra (1994), p. 250.
  11. Señor (1997), p. 178.
  12. Ortega (2013), p. 1377.
  13. Artículo publicado en 1892. Según Cyril Grunspan en Marcel Proust. Conceal nothing, pp. 30-33. Portaparole, 2005.
  14. Señor (1997), p. 230.
  15. Bartra (1994), p. 250.
  16. Bartra (1994), p. 249.
  17. 1922, en una entrevista seis meses antes de fallecer. Citado por Julian Johnson en Watt (2013), p. 90.
  18. Bartra (1994), p. 249.
  19. Genre, temps sociaux et parentés, P. Gaborit p. 10. Editions L'Harmattan, 2008. ISBN 9782296194830
  20. Bartra (1994), p. 250.
  21. Bartra (1994), p. 250.
  22. Bartra (1994), p. 250.
  23. Bartra (1994), p. 250.
  24. Bartra (1994), p. 250.
  25. Señor (1997), p. 575.
  26. El mundo de Guermantes.] 2016; ISBN 9786050451467
  27. Bartra (1994), p. 249.
  28. A la sombra de las muchachas en flor.Señor (1997), p. 378.
  29. Bartra (1994), p. 250.
  30. Bartra (1994), p. 250.
  31. Señor (1997), p. 60.
  32. Por el camino de Swan. En busca del tiempo perdido, vol. I, p. 64. Alianza Editorial.
  33. Watt (2013), «Prefacio» xvii.
  34. Lo barroco y lo real maravilloso. Ateneo de Caracas, 22 de mayo de 1975. Incluida en Los pasos recobrados: ensayos de teoría y crítica literaria, pp. 68, 76-7. Fundacion Biblioteca Ayacuch, 2003. ISBN 9789802763542
  35. De una carta a Julia Daudet, amiga de Proust. Recogido por Grunspan.

Bibliografía

[editar]
  • Ortega Blake, Arturo (2013). El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editoria, México. ISBN 6073116314, 9786073116312. En Google Libros.
  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.