Märta Tikkanen

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Märta Tikkanen

Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Märta Eleonora Tikkanen (nacida el 3 abril de 1935) es una escritora finlandesa hablante de sueco. Nacida en Helsinki, ha trabajado como reportera para Hufvudstadsbladet de 1956 a 1961. Se graduó en la Universidad de Helsinki, en la licenciatura en Artes en 1958 y realizó un master en Filosofía en 1961.

Citas[editar]

  • «Antes
    tú eras malo y sardónico
    sólo cuando bebías.

    Ahora tú eres
    todavía más malo y más sardónico
    cuando estás sobrio.» [1]


  • «A MÍ NADIE me pegó
    nunca

    Cuando un día
    hace ya muchos años
    me perseguiste con el atizador borracho
    no te tuve ningún miedo
    porque no fue mi nombre
    el que gritaste
    al levantar el atizador
    y enseguida te calmaste
    cuando te cogí la mano
    y te hablé
    y oíste
    que era mi voz.
    [...]
    hasta que tú me pegaste

    Tienes realmente motivos
    para tener miedo
    de mí.» [1]


  • «Astuta y taimada
    revolucionaria y temeraria
    me consigo como sea
    unas horas de soledad en el sofá
    en mitad de la noche.»[1]


  • «AUNQUE sé
    que los seres humanos mueren
    por falta de seres humanos
    casi no aguanto
    los gritos y las voces,[...]» [1]


  • «[...]
    Como al principio de una borrachera
    largos días húmedos por todos los lados
    todavía puedes dormir cuando te quedas dormido.

    Nunca está nuestra casa tan calma.» [2]


  • «[...]
    esta sociedad
    vive
    de nuestra mala conciencia

    ni siquiera necesitan
    molestarse
    en oprimirnos
    mientras nosotras
    sigamos oprimiéndonos tan eficazmente
    [...]» [2]


  • «Estaba sentada junto a mi madre
    teniéndole la mano
    cuando estalló su mirada celeste.» [1]


  • «Hubo un tiempo
    en que yo escondía las botellas
    y vaciaba rápidamente
    las escurriduras
    en las macetas y en los ceniceros
    o las tiraba por la ventana
    tan pronto como te volvías de espaldas.

    Ahora eso me importa un bledo
    Cuanto más rápidamente te eches lo tuyo al cuerpo
    más pronto te apagas
    y antes puedo continuar
    con lo que me gusta hacer.
    [...]

    Es práctico
    se ahorra tiempo
    y dinero.» [2]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Tikkanen, Märta. La historia de amor del siglo, Ediciones Hiperión, Madrid, 1989 Traducción y prólogo de Francisco J. Uriz
  2. 2,0 2,1 2,2 Tikkanen, Märta. La historia de amor del siglo. Ediciones Hiperión, Madrid, 1989. Traducción y prólogo de Francisco J. Uriz. Reeditado por Libros del Innombrable, 2010.