Lao-Tse

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Laocio»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lao-Tsé
«De dos luchadores, el pensador vence»
«De dos luchadores, el pensador vence»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 2551 años.
Icon PD.svg

Lao-Tsé (604 a. C.-531 a. C.) fue un pensador, sabio, filósofo chino, fundador del taoísmo.

Citas[editar]

  • «Cuantas más leyes, más ladrones».[1]
    • Variante: «Cuantas más restricciones existan y más artificiales sean los tabúes que haya en el mundo, más se empobrecerá el pueblo. (...) Cuanta más prominencia se dé a las leyes y regulaciones, más ladrones y bandidos habrá».[sin fuentes]
  • «Da y tendrás en abundancia».[2]
  • «Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte».[4]
  • «El buen hombre es el maestro del malo, el mal hombre es la lección del bueno».[5]
    • Variante: «El hombre bueno no se considera maestro de los hombres, sino que les enseña; y el hombre que no es bueno estima como buenas las riquezas que de los hombres obtiene».[sin fuentes]
  • «El que todo lo juzga fácil, encontrará muchas dificultades».[6]
    • Variante: «El que todo lo juzga fácil encontrará la vida difícil».[sin fuentes]
  • «El que vence a los otros es fuerte. El que se vence a sí mismo es poderoso. Pero aquel que sabe que no perecerá al morir, aquel es eterno».[4]
    • Variante: «Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso».[sin fuentes]
  • «Gobierno imperceptible, pueblo feliz; gobierno solícito, pueblo desgraciado».[7]
  • «Haz que tu yo sea más pequeño y limitarás tus deseos».[8]
  • «Saber creyendo no saber, eso es lo excelso. No saber creyendo saber, eso es una enfermedad».[9]
  • «Ser rico es saber cuándo dispones de lo suficiente».[10]
  • «Si das pescado a un hombre hambriento lo nutrirás durante un día. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida».[11]
  • «Tan pronto como la prudencia y la perspicacia existieron se vio nacer a la hipocresía».[12]
    • Nota: En el poema XVIII del Tao Te King se formula así: «Con la inteligencia y la astucia / surgen los grandes hipócritas».[sin fuentes]
  • «Tu propio interés te sirve mejor no dejándote llevar por él».[14]
  • «Vivir es llegar y morir es volver».[4]
    • Variante: «Entrar en la vida: ir hacia la muerte».[15]

En el Tao Te King[editar]

  • «El ser y el no ser
    se engendran mutuamente».[16]
    • Nota: Axioma incluido en el poema II, cuya cita completa se expresa ya en el poema I: «...Ser y no ser tienen
      el mismo origen, aunque distinto nombre.
      Su identidad es el misterio.
      Y en este misterio
      se halla la puerta de toda maravilla».[17]
  • «El Tao es al universo
    como los riachuelos y los valles son respecto a los ríos y al mar». (Poema XXXII).[20]
  • «En la simplicidad sin nombre no existe el deseo.
    Sin deseos es posible la paz
    y el mundo se ordena por sí mismo». (Poema XXXVII)[21]

Citas sobre Lao-Tsé, por autores[editar]

  • «Lao-Tsé residió en el Estado de Chou la mayor parte de su vida. Cuando previó la decadencia de Chou, partió y llegó a la frontera. El aduanero Yin Hsi dijo: ‘Señor, puesto que te place retirarte, te solicito que escribas para mí un libro’. Entonces Lao-Tsé escribió un libro de dos partes que consistió en más de cinco mil palabras, en el cual consideró los conceptos del Camino [Tao] y el Poder [Te]. Entonces partió. Nadie sabe dónde murió».[sin fuentes]
    • Sseu-Ma T’sien
    • Nota: La única mención oficial de Lao-Tsé se halla en las She Ki (“Memorias históricas”) de Sseu-Ma T’sien, historiador de la corte de los siglos II y I a.E.C. T'Sien llama a Lao-Tsé: ‘Li Erh’.[sin fuentes]
  • «Entre los animales; los pájaros vuelan; los peces nadan y las bestias corren. Los que corren pueden ser detenidos por una trampa; los que nadan pueden ser detenidos por una red; y los que vuelan pueden ser detenidos por una flecha. Pero luego está el Dragón; no sé como viaja bajo el agua ni como recorre la tierra; no sé cómo cabalga en el viento ni cómo surca los cielos. Al Dragón nadie puede detenerlo. Hoy he visto a Lao-Tse y puedo decir que he visto al Dragón».[22]

Referencias[editar]

  1. Señor (1997), p. 135
  2. Señor (1997), p. 123.
  3. Señor (1997), p. 383.
  4. 4,0 4,1 4,2 Señor (1997), p. 407.
  5. Señor (1997), p. 81.
  6. Señor (1997), p. 435.
  7. Señor (1997), p. 260.
  8. Señor (1997), p. 144.
  9. Señor (1997), p. 492.
  10. Señor (1997), p. 157.
  11. Señor (1997), p. 196.
  12. Señor (1997), p. 479.
  13. Señor (1997), p. 449.
  14. Señor (1997), p. 201.
  15. Señor (1997), p. 602.
  16. Textos de estética taoísta (selec. de Luis Racionero). Alianza Editorial. 1992; ISBN 8420699934; página 13.
  17. Tao Te King/Cárcamo (1982), pp. 13-14.
  18. Tao Te King/Cárcamo (1982), p. 93.
  19. Señor (1997), p. 334.
  20. Tao Te King/Cárcamo (1982), p. 44.
  21. Tao Te King/Cárcamo (1982), p. 49.
  22. Borges, Jorge Luis; Margarita Guerrero. Manual de zoología fantástica, p. 67. Fondo de Cultura Económica, 1984. ISBN 9789681617103. En Google Libros.

Bibliografía[editar]

  • Lao Tse (1982). Tao Te King. Luis Cárcamo/Ed. Ricardo Aguilera.  ISBN 8485316312
  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543