Confucio

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
孔子
Confucio
«Aprende a vivir y sabrás morir bien»
«Aprende a vivir y sabrás morir bien»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 2499 años.
Icon PD.svg

Confucio (chino: 孔子, pinyin: Kǒngzǐ, Wade-Giles: K'ung-fu-tzu, que se traduce literalmente por Maestro Kong) (tradicionalmente, 28 de septiembre de 551 a. C.-479 a. C.) fue un filósofo chino, creador del confucianismo y una de las figuras más influyentes de la historia China.

Citas[editar]

  • «Confesar sus defectos cuando son reprendidos es modestia; descubrirlos a los amigos es ingenuidad y confianza; hacer alarde de ellos sin tiempo y sin ser preguntados, es orgullo»[1]
  • «Cuando estamos frente a personas dignas, debemos intentar imitarlas. Cuando estamos frente a personas indignas, debemos mirarnos a nosotros mismos y corregir nuestros errores».[2]
  • «Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, examínate a ti mismo».[3]
  • «Dios ha puesto el trabajo por centinela de la virtud».[4]
    • ** Fuente: Analecta.
  • «Donde hay educación, no hay distinción de clases»[5]
  • «El hombre que ante la perspectiva de un lucro prefiere la justicia; que viendo un peligro sacrifica su vida y que no olvida sus antiguos compromisos, este es un hombre cabal»[6]
  • «El que de mañana ha conseguido conocer la verdad, ya puede morir a la tarde»[7]
    • ** Fuente: Diálogos, IV, 8.
  • «El sabio teme la bonanza; empero cuando descarga la tempestad camina sobre las olas y desafía los vientos».[8]
  • «En los días más fríos se pueden ver pinos que permanecen verdes mientras que otras plantas se marchitan».[9]
  • «La seriedad es sólo la corteza del árbol de la sabiduría; sin embargo, sirve para preservarla».[10]
    • Fuente: Analecta.
  • «Los que siguen aprendiendo sin pensar se confunden. Mientras que los que nunca dejan de pensar sin asimilar conocimentos nuevos, se cansan».[11]
  • «Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás».[12]
  • «Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos».[13]
Konfuzius-1770.jpg
  • «No debemos hablar nunca ni bien ni mal de nosotros mismos; bien, porque no nos creerían, y mal, porque lo creerían fácilmente»[14]
  • «No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino».[15]
  • «Perdónaselo todo a quien nada se perdona a sí mismo».[16]
  • «Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios».[17]
  • «Ser desconocido de los hombres, y no cuidarse de ello, he aquí lo que es propio del sabio».[18]
    • Fuente: Diálogos, I, 1.
  • «Soy un transmisor, pero no un creador. Me agrado mucho la antigüedad porque tengo fe el ella».[19]
  • «Un ejército puede sobrevivir sin comandante pero no si los soldados pierden su espítiru combativo».[20]

Citas sobre Confucio[editar]

  • «Confucio fue el primer gran maestro en la historia de China. Fue el primero en instruir a la gente común, abriendo una nueva trayectoria para la divulgación del conocimiento. Esto tuvo un gran significado para la historia de la educación».[21]

Referencias[editar]

  1. Goicoechea (1952), p. 115.
  2. Citado en Vázquez Borau, J. L. El taoísmo, la religión de la armonía. Editorial Lulu.com, 2015. ISBN 9781326297664, p. 93. [referencia poco fiable]
  3. Goicoechea (1952), p. 54.
  4. Goicoechea (1952), p. 466.
  5. Goicoechea (1952), p. 147.
  6. Goicoechea (1952), p. 232.
  7. Goicoechea (1952), p. 479.
  8. Goicoechea (1952), p. 435.
  9. Chengley (2006), p. 178.
  10. Chengley (2006), p. 435.
  11. Chengley (2006), p. 185.
  12. Goicoechea (1952), p. 435.
  13. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros, S.L. ISBN 978-84-16068-10-4, p. 289.
  14. Goicoechea (1952), p. 109.
  15. Goicoechea (1952), p. 350.
  16. Goicoechea (1952), p. 387.
  17. Goicoechea (1952), p. 243.
  18. Goicoechea (1952), p. 206.
  19. Chin, Annping. El auténtico Confucio: Vida, pensamiento y política, p. 24. Grupo Planeta Spain, 2009. En Google Books. Consultado el 18 de mayo de 2019.
  20. Chengley (2006), p. 178.
  21. Raode, Cao y Cao Xiaomei. La Historia de Mencio, p. 26. LD Books, 2006. En Google Books. Consultado el 18 de mayo de 2019.

Bibliografía[editar]

  • Chengley, Luo (2006). «La historia de Confucio». LD Books. Consultado el 18 de mayo de 2019.
  • Goicoechea, Cesáreo (1952). Diccionario de citas. Labor.