Jimena Menéndez-Pidal Goyri

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Jimena Menéndez-Pidal Goyri
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 33 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Jimena Menéndez-Pidal Goyri (Madrid, 31 de enero de 1901-15 de marzo de 1990) fue una maestra y pedagoga española, hija de Ramón Menéndez Pidal y de María Goyri.

Citas[editar]

  • «El educador si se apunta a una misión debe ser porque concuerda con su propio resonar. Y porque su hacer está en armonía, concuerda antes de todo con su propio ser».[1]
  • «Hay que lograr que la enseñanza y la vida caminen a la par: que la cultura proporcione estímulos vitales, que la vida impulse el deseo de conocer; por un lado fomentar curiosidad por todo, por otro lado enseñar a gozar por poder hacer uso de los conocimientos al caminar en la vida».[1]
  • «No hay más remedio que darle vida real en la Escuela, vida que vivir, pero guiándole en ella, enseñándole a vivirla. Porque no puede vivir ‘su vida” sino la vida en relación con los demás».[1]
  • «Saber ver, ver en las cosas el otro lado de las cosas. El entorno se hace amigo y las cosas te acompañan, no caes en la soledad».[1]

Recuerdos[editar]

  • «Recuerdo, a propósito de lo que puede ser un “hacer”, las clases del señor Cossío desafiándonos a definir lo que era Arte. No era sino un “hacer”. Pero resulta que ese hacer lo provocaba el deseo de penetrar amorosamente en la verdad íntima de las cosas. Y de ahí, de ese amor y de esa verdad, surgía lo bello».[1]

Sobre la pedagoga[editar]

  • «Es difícil encontrar ejemplos de fe, entusiasmo y tesón como el de Jimena Menéndez-Pidal, que, manteniendo siempre su espíritu de colaboración sin ningún afán de lucimiento o protagonismo, es un nombre clave en la pedagogía del siglo XX y un ejemplo de personalidad austera intachable y enérgica, dotada al mismo tiempo de gran sensibilidad y agudo sentido del humor. Es una de las personas que permiten mantener la confianza en el género humano».[2]
  • «Jimena Menéndez-Pidal es el ejemplo más excelso y magistral de las virtudes que deben orientar a quienes vocacionalmente y con entusiasmo y constante dedicación, consagran por entero su vida a la enseñanza».[3]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Semblanza en la Fundación Ramon Menéndez-Pidal, por Elena Gallego: en línea.
  2. "En el centenario de Jimena Menéndez-Pidal", por Elvira Ontañón; pdf en la Tribuna del Colectivo de educadores.
  3. "La luminosa figura de Jimena Menéndez-Pidal", por Bonet Correa, pdf de la Fundación.