Indro Montanelli

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Indro Montanelli

Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 20 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Indro Montanelli (Fucecchio, 1909-Milán, 2001) fue un periodista y escritor italiano.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Aunque después trató de salir de ella, fue Kennedy el que comprometió a los Estados Unidos en una guerra como la de Vietnam, que, además de arrastrarlos a un torbellino de matanzas y crueldad, supuso también la única derrota que los Estados Unidos ha sufrido en su historia, cuando ya la fracasada empresa de la bahía de Cochinos había planteado el peligro de desencadenar un conflicto nuclear. Para asumir la humillación del abandono de Vietnam fue necesario el coraje de Nixon. En suma, me parece que, como campeón de la paz, Kennedy dejó bastante que desear. Y no hablemos de la vida privada, sobre la que los europeos, y especialmente los italianos, somos de la manga ancha, pero los norteamericanos la tienen, en cambio, estrechísima. Frente a las de Kennedy, las transgresiones conyugales y sexuales del pobre Clinton se convierten en pecadillos de seminarista. Para concluir, me parece que del mito de Kennedy ya quedaba poco cuando aquella muerte violenta lo relanzó. Pero cuando las emociones ya se han enfriado, creo que puedo decir que Kennedy fue víctima sobre todo de las promesas que había hecho, por encima de las posibilidades suyas y de cualquiera, y por tanto de las desilusiones que estaban provocando».
  • «Para impedir o limitar la limpieza étnica, las tropas de la OTAN deberían establecerse de manera fija en aquella martirizada tierra. ¿Es esto posible? Creo que no. Pienso que la única manera de salir de este laberinto es reconocer a Kosovo un status de república totalmente independiente de la república serbia. Aunque lógica y sin alternativa, ésta es una solución difícilmente practicable porque en la mitología serbia, Kosovo es la cuna de Serbia. Hablo de mitología porque históricamente, Kosovo siempre ha estado habitado por una población que no tiene nada que ver – ni étnica, ni religiosa, ni culturalmente – con Serbia. Pero fue en Kosovo donde el ejército serbio, hace ahora seiscientos años, intentó parar el devastador avance otomano. Aquel desastre ha quedado en la memoria de los serbios como su más fúlgida gloria. Por ello no renunciarán nunca a la tierra que representa para ellos el sagrario de aquel hecho glorioso. Los serbios han dejado que se marcharan por sus propios caminos Eslovenia y Croacia, y quizá dejarán también que se vaya Montenegro. Pero Kosovo no, que por lo tanto está destinado a ser su jardín de los suplicios. Aun en el caso de que Milosevic se marche (hipótesis aventurada) y el UCK sea desarmado (hipótesis todavía más aventurada), Kosovo está destinado a seguir siendo el problema de los problemas balcánicos, que se han convertido ya, por su cuenta, en el problema de los problemas europeos».

il Giornale[editar]

  • «A pesar de que los italianos tenemos algo que Presley: ofrecer una de las raras ocasiones en las que preferimos ser italianos y no americanos».
    • Original: «Anche noi italiani dobbiamo qualcosa a Presley: quella di offrirci una delle rare occasioni in cui preferiamo essere italiani piuttosto che americani». [1]
    • 20 augusto de 1977

Referencias[editar]

  1. [ Controcorrente, 1974-1986. Indro Montanelli. Edición 3. A. Mondadori, 1987. ISBN 9788804300557. Página 57.] En Google books. Consultado el 15 de marzo de 2021.