Gregorio Marañón

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Gregorio Marañon»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gregorio Marañón
«Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir»
«Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 59 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Gregorio Marañón y Posadillo (Madrid, 19 de mayo de 1887-ibidem, 27 de marzo de 1960) fue un médico, historiador y escritor español.

Citas[editar]

  • «Aquí está el secreto de la insensatez del feminismo. Cuando la mujer pretende igualarse socialmente al varón, es evidente que todo lo que gana en influencia externa lo pierde en influjo íntimo sobre el hombre. La mujer emancipada ha dejado de ser la posible esclava del varón, Pero a la vez ha dejado de ser también su posible dueña. Se ha convertido secillamente en su rival, negocio en el que la mujer, casi siempre, sale perdiendo».[1]
  • «Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones».[2]
  • «Cuando se está a la fuerza desterrado puede sentirse como nunca la llama viva del patriotismo. Mas el que voluntariamente se exilia por exceso de amor, es porque ha convertido en ilusión intangible la idea del país lejano: porque le adora, no como es, sino como quisiera que fuese. En sus críticas se destila y ennoblece, todavía más, su ideal; y sobre su afán de volverlo a ver se alza el santo miedo de que la realidad lo defraude. La nostalgia no impuesta, sino querida, es la forma más pura del patriotismo».[3]
    • Fuente: Luis Vives (Un español de España), 1942
  • «El escudo con el que yo soñaría: El fin no justifica los medios».[sin fuentes]
  • «El hombre es el que hace la historia; la mujer tiene la misión de hacer al hombre padre de la historia».[4]
  • «El médico, en la guerra, es el único que no quiere matar, el único para quien no existe el enemigo, porque no hay enemigo capaz de esconderse dentro de un hermano».[sin fuentes]
  • «El progreso de los hombres es siempre aspiración a la universalidad».[sin fuentes]
  • «En este siglo acabaremos con las enfermedades, pero nos matarán las prisas».[sin fuentes]
  • «En medio del clamor de los aplausos, el hombre inteligente cerrará los ojos, y con la mente pedirá a los que le aclaman: ¡Perdón por haber vencido!».[sin fuentes]
  • «Es más fácil morir por una idea, y aún añadiría que menos heroico, que tratar de comprender las ideas de los demás».[sin fuentes]
  • «Es posible que en ninguna otra época de la historia haya estado el destino de los pueblos tan en manos de la mujer como en la de los Césares; y la razón es que entonces alcanza uno de sus momentos culminantes la categoría legítima de la mujer, la maternidad».[1]
  • «La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo… Las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio».[sin fuentes]
  • «La librería de un hombre es también su retrato, y tan fino que no pueden igualarle ni los pinceles más exactos ni la pluma más penetrante y fiel del mejor biógrafo. Los libros que cada cual escoge para su recreo, para su instrucción, incluso para su vanidad, son verdaderas huellas dactilares del espíritu, que permiten su exacta identificación».[sin fuentes]
  • «La multitud ha sido en todas las épocas de la historia arrastrada por gestos más que por ideas. La muchedumbre no razona jamás».[sin fuentes]
  • «Mi respeto y mi amor por la verdad me obligan a reconocer que la República española ha sido un fracaso trágico».[sin fuentes]
  • «No hay nada bueno de lo que no se pueda abusar».[sin fuentes]
  • «No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy».[sin fuentes]
  • «Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir».[sin fuentes]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 Marañón, Gregorio. Tiberio: Historia de una ambición. 1.ª edición. Editorial Espasa-Calpe Argentina, S.A., 1939, p. 120.
  2. Ramírez Jiménez, Manuel. España al desnudo (1931-2007), pp. 35-6. Encuentro, 2010. ISBN 8499205291, 9788499205298. En Google Books. Consultado el 17 de octubre de 2019.
  3. Canal, Jordi (Ed.), et al. Exilios: los éxodos políticos en la historia de España, siglo XV-XX, p. 20. Silex Ediciones, 2007. ISBN 847737189X, 9788477371892. En Google Books. Consultado el 17 de octubre de 2019.
  4. Señor (1997), p. 276.

Bibliografía[editar]

  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.