José de Espronceda

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Espronceda»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José Ignacio Javier Oriol Encarnación de Espronceda y Delgado
«Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria, la mar».
«Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria, la mar».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 178 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

José Ignacio Javier Oriol Encarnación de Espronceda y Delgado (Pajares de la Vega, cerca de Almendralejo, Badajoz; 25 de marzo de 1808 –Madrid; 23 de mayo de 1842) fue un poeta español del Romanticismo.

Citas y versos famosos[editar]

  • «A mí tan sólo penas y amargura, me quedan en el valle de la vida; como un sueño pasó mi infancia pura, se agosta ya mi juventud florida».
    • Fuente: A una estrella.
  • «Deja que inquieten al hombre que loco al mundo se lanza; mentiras de la esperanza, recuerdos del bien que huyó; mentiras son sus amores, mentiras son sus victorias, y son mentiras sus glorias, y mentira su ilusión».
    • Fuente: Canción de la muerte.
  • «Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria, la mar».
    • Fuente: La canción del pirata.[1]
  • «Ya osan ser libres los armados brazos y ya rompen la bárbara coyunda, y con júbilo a ti, todos ¡oh muerte! y a ti, divina libertad, saludan».
    • Fuente: Despedida del patriota griego de la hija del apóstata.
  • «Yo, compasivo, te ofrezco; lejos del mundo un asilo, donde a mi sombra tranquilo, para siempre duerma en paz».
    • Fuente: Canción de la muerte.
  • «Yo soy pobre y se lastiman todos al verme plañir, sin ver son mías sus riquezas todas, que mina inagotable es el pedir».
    • Fuente: El mendigo.

Referencias[editar]

  1. José de Espronceda; editor: José Manuel Caballero Bonald, ed. Omega 2002; página 149.