Electrón

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
«Un electrón no es más (ni menos) que una estrella hipotética. Hoy en día contamos los electrones de uno en uno en un contador Geiger, igual que se cuentan las estrellas, una por una, en una placa fotográfica».[1] Arthur Stanley Eddington.
"Cuando el electrón abandona el átomo, cristaliza fuera de la neblina de Schrödinger como un genio emergiendo de su botella." Arthur Stanley Eddington.
«Decir que cada uno de los dos átomos de un enlace pueden llenar sus capas de electrones mediante el intercambio de un par de electrones es equivalente a decir que un marido y una mujer, que tienen un total de dos dólares en una cuenta conjunta y si además cada uno tiene otros seis dólares en sendas cuentas bancarias individuales, ¡ahora tienen ocho dólares cada uno!». Kasimir Fajans (27 de mayo de 1887 - 18 de mayo de 1975), químico y físico polaco.

El electrón es una partícula subatómica con una carga eléctrica elemental negativa (-1,602 × 10-19 C), igual en valor absoluto y de signo contrario a la del protón, y una masa de 9,101 × 10-31 kg. Es uno de los constituyentes fundamentales del átomo y pertenece a la familia de los leptones.

Citas[editar]

  • «¡Al electrón: quizás nunca sea utilidad para alguien!».
    • Lema y brindis popular en los Cavendish atribuido a J.J. Thomson, (1856 - 1940), científico británico, descubridor del electrón.. [2]
  • «Si las masas combinadas del protón y el electrón sumasen en conjunto algo más que la masa del neutrón, y no algo menos, como ocurre en la realidad, el efecto resultaría devastador. [...] Por todo el Universo se romperían inmediatamente los átomos de hidrógeno, formándose neutrones y neutrinos. El Sol, a falta de su combustible nuclear, se apagaría y colapsaría».
    • Fred Hoyle (24 de junio de 1915 - 20 de agosto de 2001), matemático, astrofísico y escritor británico.
  • «De hecho, ninguna simplificación más bonita ha ocurrido jamás en la historia de la ciencia que toda la serie de descubrimientos que culminaron alrededor de 1914 y que finalmente llevó a la aceptación prácticamente universal de la teoría de que el mundo material contiene solo dos entidades fundamentales, a saber, los electrones positivos y los electrones negativos, exactamente con la misma carga, pero con amplias diferencias en la masa. El electrón positivo, ahora suele llamarse protón, es 1850 veces más pesado que el electrón negativo, ahora comúnmente llamado simplemente electrón».[5]
    • Robert Andrews Millikan (22 de marzo de 1868 – 19 de diciembre de 1953), físico experimental estadounidense y premio Nobel de Física en 1920.
  • «Una luz muy tenue sólo significa pocos fotones. Ver los electrones implica modificarlos».[6]
  • «Durante el último siglo, los físicos han usado cuantos de luz, electrones, partículas alfa, rayos X, rayos gamma, protones, neutrones y exóticas partículas sub-nucleares para este fin [experimentos de dispersión]. Mucha información importante acerca de los átomos del blanco, de sus núcleos o su ensamblaje se ha obtenido de esta manera. Como testigo de esta importancia se puede señalar la inusual concentración de entusiastas de la dispersión entre los físicos galardonados con el Premio Nobel. Se podría decir que a los físicos les encanta realizar o interpretar experimentos de dispersión».[7]
    • Clifford G. Shull (23 de septiembre de 1915 – 31 de marzo de 2001). físico estadounidense, Premio Nobel de Física en 1994.
  • «Hemos visto que un protón con una energía correspondiente a 30.000 voltios puede efectuar la transformación del litio en dos partículas alfa rápidas, que en conjunto tienen una energía equivalente a más de 16 millones de voltios. Teniendo en cuenta el proceso individual, la liberación de energía en la transmutación es más de 500 veces mayor que la energía transportada por el protón. Hay así una gran ganancia de energía en una sola transmutación, pero no debemos olvidar que un promedio de más de 1000 millones de protones de igual energía deben chocar con el litio antes de que uno consiga golpear y entrar en el núcleo de litio. Está claro que en este caso en su conjunto, la energía derivada de la transmutación del átomo es pequeña en comparación con la energía de las partículas de bombardeo. Así, parece haber pocas perspectivas futuras para obtener una nueva fuente de energía a partir de estos procesos».[8]
    • Ernest Rutherford (30 de agosto de 1871 – 19 de octubre de 1937), físico y químico neozelandés, Premio Nobel de Química en 1908.
  • «Creo que hay 15.747.724.136.275.002.577.605.653.961.181.555.468.044.717.914.527.116.709.366.231.025.076.185.631.031.296 protones en el Universo, y el mismo número de electrones».[9]
    • Arthur Stanley Eddington (28 de diciembre de 1882 - 22 de noviembre de 1944), astrónomo, físico y matemático inglés.
    • Nota: Sobre la extraordinaria coincidencia entre las cargas del protón y el electrón, dos partículas que pertenecen a distintas familias, pero cuyas cargas eléctricas se neutralizan entre sí.
  • «Decir que cada uno de los dos átomos de un enlace pueden llenar sus capas de electrones mediante el intercambio de un par de electrones es equivalente a decir que un marido y una mujer, que tienen un total de dos dólares en una cuenta conjunta y si además cada uno tiene otros seis dólares en sendas cuentas bancarias individuales, ¡ahora tienen ocho dólares cada uno!».[10]
    • Kasimir Fajans (27 de mayo de 1887 - 18 de mayo de 1975), químico y físico polaco.
  • «Afortunadamente todavía los científicos todavía no han podido dividir el electrón, desgraciadamente lo intentan, y al fin lo lograrán. Eso sí será más grave. Cuando lo logren, la destrucción será pavorosa y alcanzará hasta el mundo mental, entonces el terror infinito reinará soberano en el planeta Tierra».[11]
    • Samael Aun Weor (6 de marzo de 1917 — 24 de diciembre de 1977), escritor esoterista colombiano y fundador del Movimiento Gnóstico.

Notas y referencias[editar]

  1. Messenger Lectures (1934), nuevos caminos en la ciencia (1935), 21.
  2. procedimientos de la institución real de Gran Bretaña, volumen 35 (1951), p. 251.
  3. Murray Gell-Mann: El quark y el jaguar. Aventuras en lo simple y lo complejo (1995)
  4. Sobre la naturaleza cuántica del electrón. Gifford Lectures (1927), The Nature of the Physical World (1928), p. 199.
  5. Robert Andrews Millikan. Time, Matter and Values (1932), 46. Citado en: Karl Raimund Popper y William Warren Bartley (ed.), Quantum Theory and the Schism in Physics (1992), 37.
  6. 6,0 6,1 Richard P. Feynman: El carácter de la ley física (1965)
  7. Discurso en el banquete de los premios Nobel (10 de diciembre de 1994). Citado en: Tore Frängsmyr (ed.), Les Prix Nobel 1994. (1995).
  8. Ernest Rutherford: La transmutación del átomo (1933), 23-4
  9. Arthur Stanley Eddington: The Philosophy of Physical Science (1939), Tamer Lectures (1938), 170.
  10. Citado en Reynold E. Holmen, "Kasimir Fajans (1887-1975): El hombre y su obra", Boletín de Historia de la Química, 1990, 6, 7-8.
  11. Samael Aun Weor: Supremo Gran Manifiesto Universal. Nota: En 2009 los electrones se han podido dividir experimentalmente en dos cuasipartículas: los holones (con la carga eléctrica del electrón original) y los espinones (con el espín del electrón).