Dashiell Hammett

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dashiell Hammett
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 58 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Samuel Dashiell Hammett (Condado de St. Mary (Maryland), 27 de mayo de 1894 – Nueva York, 10 de enero de 1961) fue un escritor estadounidense de novela negra.

Citas[editar]

  • «Samuel Spade tenía larga y huesuda la quijada inferior, y la barbilla era una V protuberante bajo la V más flexible de la boca. Las aletas de la nariz retrocedían en curva para formar una V más pequeña. Los ojos, horizontales, eran de un gris amarillento. El tema de la V lo recogía la abultada sobreceja que destacaba en medio de un doble pliegue por encima de la nariz ganchuda, y el pelo, castaño claro, arrancaba de sienes altas y aplastadas para terminar en un pico sobre la frente. Spade tenía el simpático aspecto de un Satanás rubio».
  • «Un timbrazo me arrojó de súbito a la vigilia. Rodé hasta el borde de la cama y descolgué el auricular. La voz clara del Viejo, el director de la Agencia de Detectives Continental de San Francisco, llegó a mis oídos...».
    • La muchacha de los ojos de plata.[2]

De Cosecha roja[editar]

  • «No se excitó en absoluto. Adoptó la actitud de esto-es-inaudito-pero-no-grave del prestidigitador callejero a quien le falla un truco en medio de la representación».[3]
  • «Estaba a los pies de la cama y me miraba con ojos solemnes. Yo estaba sentado al borde de la cama y le miraba con la clase de ojos que en aquel momento tuviera. Y esto lo estuvimos haciendo durante casi tres minutos».[4]

Citas sobre Hammett[editar]

  • «...En él se reconoció, al mismo tiempo que a un ‘best-seller’, a un escritor para escritores, a un técnico agudo en el arte de la novela y a un estilista».[5]
  • «He podido leer..., con asombro considerable bien cercano a la admiración, Cosecha Roja, de Dashiell Hammett (a falta de La llave de cristal, libro tan recomendado por Malraux, pero que no puedo encontrar por ningún lado)».[7]
  • «En Estados Unidos la crítica no ha hablado de “serie negra”, sino de escuela realista de la novela policiaca, cuya paternidad se ha atribuido a Hammett».[8]
  • «Max Weber señaló con frase memorable que «el instrumento decisivo de la política es la violencia». En la pintura que hace Hammett de la sociedad americana moderna, la violencia constituye desde luego un instrumento decisivo junto con el fraude, el engaño, la falsedad, la traición y una falta de escrúpulos general y endémica».[9]
  • «Hammett rechazó violentamente la todopoderosa influencia de los escritores ingleses (...) Él fue quien nos dio la primera historia de detectives cien por cien americana (...) No inventó una nueva clase de historias policiacas, sino una nueva manera de contarlas».[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Dashiell, Hammett. El halcón maltés. Alianza Editorial, 1968; p. 9; ISBN .
  2. Relato incluido en El agente de la Continental, de Hammett. En Alianza Editorial, 3º ed (1980), p. 131.
  3. Dashiell (1971), p. 84.
  4. Dashiell (1971), p. 115.
  5. Dashiell (1971), p. 9.
  6. Incluido en la edición de Alianza editorial citada.
  7. Dashiell (1971), p. 10.
  8. Hoveyda (1967), p. 148.
  9. Prólogo de Steven Marcus a El agente de la Continental, de Hammett. En Alianza Editorial, 3º ed (1980), p. 24.
  10. Hoveyda (1967), p. 149.

Bibliografía[editar]

  • Hammett, Dashiell (1971). Cosecha roja. Alianza. 
  • Hoveyda, Fereydoun (1967). Historia de la novela policiaca. Alianza.