Charles Kingsley

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Charles Kingsley

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 145 años.
Icon PD.svg

Charles Kingsley (Holne, 12 de junio de 1819–Eversley, 23 de enero de 1875) fue un clérigo y novelista inglés.

Citas[editar]

  • «Actuamos como si el lujo y la comodidad fueran lo más importante en la vida, cuando lo único que necesitamos para ser realmente felices es algo por lo cual entusiasmarnos».[sin fuentes]

Citas sobre Kingsley[editar]

  • «Aunque originalmente concebida como un estudio histórico, basado en la investigación del autor sobre la cultura griega del final del Imperio y la historia de Alejandría, toma de hecho forma de novela romántica de mediados de la época victoriana con un fuerte componente anticatólico. Kingsley detesta a los sacerdotes y a los monjes por su voto de castidad y su desinterés hacia los asuntos mundanos».[1]
    • Maria Dzielska
    • Fuente: Hipatia de Alejandría, Siruela, 2004
    • Nota: En referencia al libro de Kingsley, Hypatia or the New Foes with an Old Face (Hipatia o los nuevos enemigos con rostro antiguo) (1853)
  • «Convencido liberal e idealista, [Kingsley] creó el grupo de los socialistas cristianos, lo que le enfrentó a los sectores más conservadores de la Iglesia anglicana comandados por el vicario John Henry Newman. [...] En todo el libro hay una lucha soterrada entre el autor y los papistas, que eran los más conservadores. [Newman] era la bestia negra de Kingsley».[2]
    • Jesús Egido, director de la editorial Rey Lear
    • Nota: Presentación de la traducción al español de ¡Rumbo a poniente!
    • Nota: Newman acabaría siendo ordenado cardenal de la Iglesia católica. Fue beatificado en 2010 por el papa Benedicto XVI.[2]
  • «Para Kingsley [...] el deporte, convertido en imperativo moral, brindaba a los jóvenes unas virtudes que ningún libro les podía conferir. No solo proporcionaba audacia y resistencia, sino un mejor temperamento, autocontrol, justicia, honor, generosidad y respeto por el éxito del otro. [...] Fascinada por los vikingos, Kingsley hará que el hombre asuma una vida de acción, una vida energética, activa y entusiasta. Sus héroes asumirán una moralidad cristiana compatible con la tesis del evolucionismo darwiniano».[3]
    • Raquel Cercos i Raichs
    • Fuente: «El ideal del gentleman: una pedagogía de la masculinidad (la herencia del puritanismo victoriano)» (2010)
  • «Su retrato de Hipatia funciona como un símbolo de una civilización que desaparece, como la última víctima de la lucha por rescatar el perfecto mundo griego de armonía, arte y metafísica, divinidad y materialismo, alma y cuerpo. Mucho más que las narraciones de Toland, Voltaire, Barrès o Leconte de Lisle, el libro de Kingsley promueve y mantiene la idea de que con la muerte de la última idealista del helenismo desaparecen los valores griegos».[1]
    • Maria Dzielska
    • Fuente: Hipatia de Alejandría, Siruela, 2004
    • Nota: En referencia al libro de Kingsley, Hypatia or the New Foes with an Old Face (Hipatia o los nuevos enemigos con rostro antiguo) (1853)

Referencias[editar]