Ir al contenido

Cartas a Theo

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Cartas a Theo
Autor Vicente van Gogh
Publicación 1913 (hace 111 años)
Idioma neerlandés
Enlaces externos
Datos en Wikidata.

Cartas a Theo (1873 – 1890) es una recopilación de correspondencia del pintor Vicente van Gogh reunida por la viuda de su hermano Theo, y publicada en 1913.

Citas o pasajes

[editar]
  • «Cuando siento una fuerte necesidad religiosa, salgo de noche a pintar las estrellas».[1]
  • «El trabajo me distrae mil veces más que cualquier otra cosa y, si pudiera dedicarme a él con todas mis fuerzas, posiblemente sería la mejor medicina».[2]
  • «En vez de intentar reproducir exactamente lo que tengo ante mis ojos, utilizo el color de una forma más arbitraria para poder expresarme con mayor energía».[3]
  • «Envidio a los japoneses por la increíble claridad de la que están impregnados todos sus trabajos. Nunca resultan aburridos ni hacen el efecto de haberlos realizado deprisa... Su estilo es tan sencillo como respirar. Son capaces de hacer una figura con solo unos pocos trazos seguros, que hace que parezca tan fácil como abrocharse el chaleco».[4]
  • «Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo».[5]
  • «Los carboneros y los tejedores siguen constituyendo una raza aparte de los demás trabajadores y artesanos y siento por ellos una gran simpatía y me sentiría feliz si un día pudiera dibujarlos, de modo que estos tipos todavía inéditos o casi inéditos fuesen sacados a luz».[6]
  • «Para mí, el drama de la tempestad en la naturaleza, el drama del dolor en la vida, es en verdad el más perfecto».[7]
  • «¿Qué sería la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo?».[8][9][10]

Citas sobre las cartas

[editar]
  • «Ambos, el autor de estas cartas y su destinatario, hermanos en la vida, en el arte y en la fraternidad, fueron enterrados juntos en Anvers-Sur-Oise; una misma losa los hermana como lo estuvieron en la vida, como lo están en estas Cartas».[11]
    • Mauro Armiño
  • «La atormentada y dramática vida de Van Gogh, así como la inquebrantable entrega a sus ideales, han hecho de él uno de los grandes héroes culturales de los tiempos modernos».[12]
  • «Van Gogh busca los ojos de la figura que tiene frente a sí, aquel espejo del alma que refleja su propio statu quo. La mirada adquiere más importancia que nunca. Tres veces se toma a sí mismo como modelo».[13]
    • Rainer Metzger e Ingo Walther

Referencias

[editar]
  1. Palomo (2013), p. 246
  2. Metzger/Walther (1998), p. 195. Carta 602
  3. Chilvers (), p. 413.
  4. Ingo Walther, Vincent van Gogh 1853-1890. Germany, Taschen. ISBN 3-8228-6193-62000, p. 27.
  5. Cartas a Théo. En línea: ed. Brontes, 2018 p. 17. ISBN 9788415999164.
  6. Carta de Vincent Van Gogh a Theo Van Gogh: Cuesmes,24.09.1880
  7. Van Gogh (1985), p. 100. Carta 319.
  8. Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. p. 543. ISBN 8423992543. 
  9. Van Gogh, Vicent (1992). Cartas a Théo. Ed. Labor. ISBN 84-335-3505-6. Las cartas de Van Gogh en el sitio web del Museo van Gogh.
  10. Vincent Van Gogh (2004). Cartas a Theo. Ed. Paidos Ibérica. ISBN 84-493-1562-X.
  11. Van Gogh (1985), p. VII (prólogo).
  12. Chilvers, Ian (2001). Diccionario de arte. Siglo XX (trad. Arturo Colorado). Oxford-Complutense. p. 413. ISBN 8474916003. 
  13. Metzger/Walther (1998), p. 195.

Bibliografía

[editar]
  • Van Gogh, Vincent (1985). Cartas a Theo. Mauro Armiño. Júcar. ISBN 8433410830.