Carl Gustav Jung

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carl Jung
«Creo sencillamente que alguna parte del yo o del alma humana no está sujeta a las leyes del espacio y del tiempo»
«Creo sencillamente que alguna parte del yo o del alma humana no está sujeta a las leyes del espacio y del tiempo»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 59 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Carl Jung (26 de julio de 1875 en Kesswil, Cantón de Turgovia, Suiza-6 de junio de 1961 en Küsnacht, Cantón de Zúrich) fue un psiquiatra suizo.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «El Hombre sano no tortura a otro, por lo general es el torturado el que se convierte en torturador».[1]
  • «Es natural que mi mente gire constantemente sobre la cuestión de la relación entre el simbolismo del inconsciente y el cristianismo, así como a otras religiones. No sólo dejo la puerta abierta para el mensaje cristiano, sino que considero que es de vital importancia para el hombre occidental. Es necesario, sin embargo, que sea visto bajo una nueva luz, de acuerdo con los cambios producidos por el espíritu contemporáneo».
    • Original: «It is only natural that I should constantly have revolved in my mind the question of the relationship of the symbolism of the unconscious to Christianity as well as to other religions. Not only do I leave the door open for the Christian message, but I consider it of central importance for Western man. It needs, however, to be seen in a new light, in accordance with the changes wrought by the contemporary spirit».[2]
  • «La interpretación de los sueños se mantiene o cae con [la hipótesis del inconsciente]. Sin ella, el sueño parece no ser más que un capricho de la naturaleza, un conglomerado sin sentido de fragmentos de la memoria sobrantes de los acontecimientos del día».[3]
  • «La maldad hoy en día se ha vuelto un Gran Poder visible. Una mitad de la humanidad batalla y se fortalece en una doctrina fabricada por el raciocionio humano, la otra mitad se hunde en la falta de un mito acorde a la situación. Las naciones cristianas han llegado a un extremo lamentable; su cristianismo dormita y han descuidado en desarrollar su mito más allá conforme el transcurso de los siglos. A aquellos que expresaron oscuros indicios de crecimiento a las ideas míticas no se les ha escuchado; Gioacchino da Fiore, Meister Eckhart, Jacob Boehme, y muchos otros han permanecido oscurantistas para la mayoría. El único rayo de luz es Pío XII y su dogma pero las personas ni siquiera saben a lo que me refiero cuando digo esto. No se dan cuenta de que un mito está muerto si ya no vive y crece. Nuestro mito se ha convertido en silencio, y no da respuestas. La culpa no es de él ya que se encuentra en las Escrituras, sino únicamente en nosotros, que no lo hemos desarrollado aún más, que, más bien, hemos suprimido los dichos intentos».
    • Original: «Evil today has become a visible Great Power. One half of humanity battens and grows strong on a doctrine fabricated by human ratiocination; the other half sickens from the lack of a myth commensurate with the situation. The Christian nations have come to a sorry pass; their Christianity slumbers and has neglected to develop its myth further in the course of the centuries. Those who gave expression to the dark stirrings of growth in mythic ideas were refused a hearing; Gioacchino da Fiore, Meister Eckhart, Jacob Boehme, and many others have remained obscurantists for the majority. The only ray of light is Pius XII and his dogma. But people do not even know what I am referring to when I say this. They do not realize that a myth is dead if it no longer lives and grows. Our myth has become mute, and gives no answers. The fault lies not in it as it is set down in the Scriptures, but solely in us, who have not developed it further, who, rather, have suppressed any such attempts».
    • Memories, Dreams, Reflections, Capítulo 12.
  • «Una teoría científica pronto es superada por otra; el dogma (religioso) perdura por siglos incontables».
    • Psicología y religión, Capítulo 2 [Referencia incompleta.]
  • «Me parece que todos mis pensamientos circulan alrededor de Dios como los planetas lo hacen alrededor del sol, y son irresistiblemente atraídos por Él. Siento que sería el mayor de los pecados si yo opusiera resistencia alguna a esta fuerza».
    • Original: «I find that all my thoughts circle around God like the planets around the sun, and are as irresistibly attracted by Him. I would feel it to be the grossest sin if I were to oppose any resistance to this force».
    • Fuentes: Memories, Dreams, Reflections[4][5][6][7]
  • «De todos mis pacientes que están en la segunda mitad de su vida (es decir, de los que tienen más de treinta y cinco años), no ha habido ni uno solo cuyo problema no sea en última instancia el de no encontrar un enfoque religioso en la vida. Con seguridad se puede decir que cada uno de ellos enfermó porque había perdido lo que las religiones vivas de todas las épocas han dado a sus seguidores, y ninguno de ellos ha sido realmente sanado sino aquel que recuperó su visión religiosa».
    • Original: «Among all my patients in the second half of life—that is to say, over thirty-five—there has not been one whose problem in the last resort was not that of finding a religious outlook on life. It is safe to say that every one of them fell ill because he had lost what the living religions of every age have given their followers, and none of them has been really healed who did not regain his religious outlook».
    • Modern Man in Search of a Soul (1933). Chap. 11 (Psychotherapists or the Clergy), p. 229, [Referencia incompleta.]
  • «Los complejos son contenidos psíquicos que están fuera del control de la mente consciente. Se han escindido de la conciencia y llevan una existencia separada en el inconsciente, estando en todo momento dispuestos para obstaculizar o para reforzar las intenciones conscientes».[8]

Referencias[editar]

  1. Bejines, Luis. Te juro que son tuyos y para ti, p. 2. Editorial Lulu.com. ISBN 9781467580908.
  2. Jung, Carl (en inglés). Memories, Dreams, Reflections
  3. Jung, Carl: Dream Analysis in its Practical Application (1930), 1-2. [referencia incompleta]
  4. Jung, Carl; David John Tacey (2007). How to read Jung, p. 35. W.W. Norton & Co. [Referencia incompleta.]
  5. Hanna, Charles Bartruff (1967). The Face of the Deep: The Religious Ideas of C. G. Jung, p. 18. The Westminster Press. [Referencia incompleta.]
  6. Fodor, Nándor (1971). Freud, Jung, and occultism, p. 12. University Books. [Referencia incompleta.]
  7. Rollins, Wayne G. (1983). Jung and the Bible, p. 123. [Referencia incompleta.]
  8. Jung, Carl: A Psychological Theory of Types (1931), 79. [Referencia incompleta.]