Ir al contenido

Matsuo Bashō

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Basho»)
Matsuo Bashō
Retrato de Bashō, pintado por Yokoi Kinkoku (1761-1832) en una colección dedicada a los poetas y sus haikús (ed. 1820). Incluye, caligrafiado, el famoso haiku: «Un viejo estanque Una rana que salta: el sonido del agua».
Retrato de Bashō, pintado por Yokoi Kinkoku (1761-1832) en una colección dedicada a los poetas y sus haikús (ed. 1820). Incluye, caligrafiado, el famoso haiku:
«Un viejo estanque
Una rana que salta:
el sonido del agua».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Obras en Wikisource.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 330 años.

Matsuo Bashō (Ueno, 1644-Osaka, 28 de noviembre de 1694) fue un caminante y poeta japonés considerado como uno de los cuatro grandes maestros del haiku, junto a Yosa Buson, Kobayashi Issa y Masaoka Shiki.

Citas[editar]

  • «Hay muchos que escriben versos, pero pocos que se atienen a las reglas del corazón».[2]
  • «Hierbas de estío:
    ruinas son de sueños
    de paladines».[3]
  • «No sigas las huellas de los antiguos. Busca lo que ellos buscaron».[4]
  • «Si hay un extraño placer en imaginar el paisaje velado por la lluvia, más hermoso nos parecerá bajo un cielo despejado».[5]

Haikus de Bashō citados por otros autores[editar]

  • «Bajo un mismo techo
    durmieron las cortesanas,
    la luna y el trébol».[6]
  • «Habiendo enfermado en el camino,
    mis sueños
    merodean por páramos yermos.[7]
  • «Un viejo estanque;
    al zambullirse una rana,
    ruido del agua».
    [Furuike ya / Kawazu / tobikomu / mizu / no / oto] (1686).[8][9]

Citas sobre Bashō, por autor[editar]

  • «A un pimiento / añadidle alas: / ¡una libélula roja!».[10]
  • «Bashoo estaba más interesado en el espíritu de la poesía china y japonesa clásica que en su forma».[11] «[Todo indica que] Bashō concibe la enseñanza del haiku como un camino de vida (...) y en el seno de la naturaleza, se trata de encontrar nuestra propia naturaleza».[12]
  • «Casi todo el aroma de Basho se ha perdido en la traducción».[13]
  • «En atuendo de viajante,
    una grulla en las lluvias tardías de otoño:
    El venerable maestro Bashoo».[14]
  • «Habiendo pasado Bashoo,
    todavía el año
    no ha atardecido tras él».[15]
  • «Los japoneses creen evidentemente que el poeta francés Rimbaud pueda ser entendido en Japón, pero que Basho, el maestro del haiku, no puede ser comprendio por los no-japoneses».[16]
    • Kuwabara Takeo

Referencias[editar]

  1. Bartra (1994), p. 204.
  2. De una carta de Bashō a su amigo Banzan. Rodríguez-Izquierdo (1972), p. 69.
  3. Basho (1993), p. 71.
  4. Citado originalmente por R. H. Blyth en Haiku vol. I, p. 329. Rodríguez-Izquierdo (1972), p. 68.
  5. Senda de Oku. Basho (1993), p. 85.
  6. Traducción de Octavio Paz. Basho (1993), p. 13.
  7. Comunicado por el propio Bashō a sus alumnos, poco antes de morir, a modo de epitafio. Rodríguez-Izquierdo (1972), pp. 82 y 285.
  8. Considerado por los propios alumnos y seguidores de Bashō como el modelo esencial de la ‘estética haikai’, donde el maestro utiliza «una imagen visual para captar el momento de la verdad». Ver: Rodríguez-Izquierdo (1972), pp. 76-81.
  9. Ueda, Makoto. The Master Haiku Poet, Matsuo Bashō. Tokyo: Kodansha International, 1982. ISBN 0-87011-553-7. Página 138.
  10. Bartra (datos.bne). Frases y citas célebres. Grijalbo. p. 204. ISBN 8425315263. 
  11. Rodríguez-Izquierdo (1972), p. 67.
  12. Rodríguez-Izquierdo (1972), pp. 71-72.
  13. Basho (1993), p. 15.
  14. Rodríguez-Izquierdo (1972), p. 272.
  15. Rodríguez-Izquierdo (1972), p. 7.
  16. Basho (1993), p. 15.

Bibliografía[editar]

  • Basho, Matsuo; Antonio Cabezas, ed. y trad. (1993). Senda de Oku. Hiperión.  ISBN 978-847517390X