Arturo Umberto Illia

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Arturo Umberto Illia
«¡Con la salud no se negocia!».
«¡Con la salud no se negocia!».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Arturo Umberto Illia (Pergamino, Argentina 1900 - Córdoba, Argentina 1983) fue un médico y político argentino que ejerció el cargo de Presidente de la Argentina entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966.

Citas[editar]

  • «Debemos luchar por el hombre mismo, porque es la evidencia humana la que hace bambolear los tiranos y falsos dioses. Y si no sabemos con seguridad que nuestra verdad es la verdad, sabemos bien, en cambio, donde está la mentira».
  • «La no intervención, la autodeterminación como expresión de la libre voluntad de los pueblos, excluye beligerancias inconsistentes y reñidas con el total respeto que mantenemos a la soberanía de las naciones».
  • «La estabilidad y el progreso de la sociedad dependen en grado decisivo de la calidad humana de sus componentes».
  • «Solo será justo nuestro orden social cuando se logre que los recursos humanos, unidos al avance técnico del país, permitan asegurar al hombre argentino la satisfacción de sus necesidades físicas y espirituales».
  • «¡El comandante en jefe de las fuerzas armadas soy yo!».
    • Notas: Dicho al general Onganía cuando este intentó derrocarlo a Illia.
  • «He sido derrotado por quienes me rodean».
    • Notas: Dicho al ser depuesto por Onganía, refiriéndose al distrito económico que rodea a la casa de gobierno.
  • «La paz es la suprema conquista que propicia el progreso cierto».
  • «La vida es lucha, el hombre es lucha».
    • Fuente: Recordando a Illia, el hombre: Cruz del Eje, su pueblo por adopción, brinda testimonio, Comp. por L. Paz Díaz de Giménez, 2006 [1]
  • «Ésta es la hora de la reparación nacional a la que todos tenemos que aportar, es la hora de la gran revolución democrática, la única que el pueblo quiere y espera y que restaurará las fuerzas morales de la nacionalidad».
    • Fuente: Recordando a Illia, el hombre: Cruz del Eje, su pueblo por adopción, brinda testimonio, Comp. por L. Paz Díaz de Giménez, 2006 [2]
  • «La democracia argentina necesita perfeccionamiento, pero que quede bien claro, perfeccionamiento, no es sustitución totalitaria».
    • Fuente: Recordando a Illia, el hombre: Cruz del Eje, su pueblo por adopción, brinda testimonio, Comp. por L. Paz Díaz de Giménez, 2006 [3]
  • «Esta Argentina no es el país que queremos. Cada uno de nosotros ha arrojado, por lo menos, una piedra para destruir lo que tuvimos y lo que pudimos tener. Todos somos culpables y, cuando todos somos culpables, nadie lo es. En este punto, todos somos indemnes. Luchemos, yo no digo con generosidad, luchemos con responsabilidad. No nos quedemos con odios. No son buenos, ni el odio, ni el temor. Hagamos política. Valientemente, si cabe la palabra. Creo que de esa manera, podremos marchar».
    • Fuente: Recordando a Illia, el hombre: Cruz del Eje, su pueblo por adopción, brinda testimonio, Comp. por L. Paz Díaz de Giménez, 2006 [4]
  • «Jamás acepten los jóvenes que les cercenen el más importante de los derechos que tiene el ser humano, que es la libertad de pensar». [5]
  • «La riqueza económica de un pueblo no consiste sólo en la abundancia total de bienes, sino más bien, en una eficaz distribución según justicia». [6]
  • «A la juventud, no debe adulársela; deben presentársele los problemas, con claridad y seriedad y, sobre todo, lejos de todo intento, que “huela” a trampa». [7]
  • «¡Con la salud no se negocia!». [8]
  • «Es necesario afirmar la participación activa de los trabajadores en todos los niveles, para asegurarles su integridad moral y material». [8]
  • «Salarios justos, viviendas dignas y techo para todos; derecho a la salud firmemente garantizado». [8]
  • «Se educa de tres maneras: Con el ejemplo, con el ejemplo y con el ejemplo».
  • «Ningún gobierno de facto es más fuerte que uno que surge de la ley. ¡La ley! Esa es su fuerza». [8]
  • «Sin orden jurídico estable y permanente, estamos frustrando el porvenir de la patria». [8]
  • «La falta de ostentación es fundamental en todo hombre que quiera ejercitar una acción docente de cualquier finalidad… para ser útil hay que ser austero, desinteresado y modesto…». [9]

Referencias[editar]

  1. Recordando a Illia, el hombre: Cruz del Eje, su pueblo por adopción, brinda testimonio, Comp. por L. Paz Díaz de Giménez, 2006, pág. 15
  2. Op. cit., pág. 18
  3. Op. cit., pág. 36
  4. Op. cit., pág. 40
  5. Op. cit., pág. 54
  6. Op. cit., pág. 66
  7. Op. cit., pág. 72
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 Op. cit., pág. 78
  9. Op. cit., pág. 93