Amanece, que no es poco

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Amanece, que no es poco
Título original Amanece, que no es poco
País España
Año de estreno 1988 (hace 29 años)
Dirección José Luis Cuerda
Guion José Luis Cuerda
Reparto
Antonio Resines - Teodoro
José Sazatornil - Cabo Gutiérrez
Manuel Alexandre - Paquito
Cris Huerta - Tirso el Mesonero
Luis Ciges - Jimmy
Aurora Bautista - La Padington
Fernando Valverde - El Intelectual
Pastora Vega - La Labradora
Enrique San Francisco - Cascales
Arturo Bonin - Escritor argentino
Rafael Alonso - El Alcalde
Gabino Diego - Portavoz americano
Cassen - El Cura
María Isbert - Adelaida
Ovidi Montllor - Pascual
Miguel Rellán - El Borracho

Amanece, que no es poco trata de una película coral de humor absurdo, con un guión surrealista repleto de situaciones entre lo naif y lo grotesco en un pueblo de la sierra de Albacete.

Frases celebres[editar]

  • «¡Viva el munícipe por antonomasia!»
  • «¡Alcalde: todos somos contingentes, pero tú eres necesario!.»
  • «¡De ordeeen del señor curaaa, se hace sabeeer que Dios es uno y trinoooo!.»
  • «Calabaza, yo te llevo en mi corazón
  • «Pues a mí el tener negocio propio me ha frenado para ser un hombre de acción, y eso que armas no me han faltado.»
  • «Aquí no hay ni Dios. ¿O es que todos son aquí unos hijos de puta? Porque pueden ser unos hijos de puta que se hacen pasar por fantasmas.»
  • «Joder qué bonito es eso. Y qué antiguo.»
  • «Se está muriendo divinamente, te lo juro. Tenía ganas de que vinieras para poder decírtelo.»
  • «Dirá usted lo que quiera doña Remedios, pero no es normal que a los diez minutos de terminar el acto dé usted a luz. [...] Yo no sé lo que va a decir su marido, un hombre de ciencia...»
  • «Anda que no debe estar bonito esto, la cabras ahí quietas y yo aquí de perfil como un masái... ¡Pues no viene nadie a verme!.»
  • «... y luego está el tema del libre albedrío, que es un tema muy bonito.»
  • «Le dije a usted, cuando me pidió permiso para ejercer de escritor en el pueblo, que era mejor que hiciese lo que hacen los otros sudamericanos, que unos días van en bici y otros huelen bien. [...] Y ahora me dicen que ha escrito usted Luz de agosto, la novela de Faulkner, ¡de William Faulkner! [...] ¿Es que no sabe que en este pueblo es verdadera devoción lo que hay por Faulkner?.»
  • «Yo he pensado que también me interesaría ser intelectual, como no tengo nada que perder.»
  • «(cantando) ¡Qué complicación, si se te para el corazón!.»
  • «...Y así me he quedao, cojito pa to la vida...»
  • «(cantando) Por no tené a onde sentarmeee, yo me senté en una piedraaa. La piedra al verme tan pobreee, se rompió por no aguantarmeee. Ay, pobre del hombre que es pobreee.»
  • «¡Yo no aguanto este sindiós!.»
  • «¡Mátame pero mátame!. Un día va a haber un accidente.»
    • Suicida
  • «Y para puta, ¿alguna voluntaria?.»
  • «Yo le doy unas prestaciones sexuales a tu mujer muy buenas.»
  • «Este alcalde nos toca las pelotas.»
  • «Habla usted un pijo de bien, really, un pijo de bien habla, oh sí.»
  • «Yo podía haber sido una leyenda... o una epopeya si nos juntamos varios.....»
  • «Pues yo creo... que me voy a sacar la chorra.»

Diálogos[editar]

  - Supongo que me respetarás, ¿eh, Teodoro?.
  - ¿Qué guarradas está usted pensando padre?.
  - ¡Déjate, déjate! Que un hombre en la cama siempre es un hombre en la cama, ¿eh?.
  - Como tenía la quemazón ésa en el culo me pasé por casa del médico para que me echase un vistazo, pero no estaba.
  - Estaba con mi padre, que se ha muerto.
  - ¡Ah! Pues eso sería. El caso es que su mujer se empeñó en coserme la culera del pantalón y cuando me vio en pelota... Ten en cuenta que los calzoncillos eran de nylon azul y con el fogonazo: ¡fiú!, vistos y nos vistos. Así que al quitarme los pantalones me quedé en bolas. Empezó a meterme mano. Oye, y qué arte, y qué cosa más zorra de tía. Total que me excité. Y con el miedo y todo a arder otra vez no supe decirle que no y... yacimos. Yacimos un ratito, no creas, pero suficiente. ¡Jo! Bramaba. ¡Qué entrega! ¡Qué receptividad! El más mínimo movimiento de mi pelvis actuaba como ganzúa en su sensibilidad más arcana. No sé si me explico. Bueno, pues a los diez minutos que me iba yo a levantar a hacer pis se ha puesto a parir como una coneja y ha soltado dos críos. ¡Mellizos!
  - ¿Estaba preñada?
  - ¡Qué coño va a estar preñada! ¡Los ha tenido de mí, de mí! ¡A los diez minutos! ¡Mellizos!
  - Pues le has dado el día al médico, porque estaba tan contento con lo bien que se le había muerto mi padre. Pero claro, con esto que cuentas ahora...
  - ¿Y quién lo iba a pensar? Anda que no me he acostado yo veces son mujeres y nunca ha pasado nada igual.
  - Coño, ¡¡el negro!!.
  - ¡Cagüen mi nombre!.
  -Por qué anda usted en zig zag, señor Nge?
  -Porque así se tarda más en hacer el recorrido y se piensa mejor adónde va uno, hijo
  - Oye, hace mucho tiempo que no me acuesto con tu padre, con lo putero que es.
  - Es que se está muriendo.
  - ¡Ah! Pues será de eso...
  - ¿Y ustedes dos qué hacen aquí? .
  - Estamos invadiendo su pueblo.
  - Mi hijo, que es ingeniero y da clases en Oklahoma, tiene alma de artista. Qué se le va a hacer, ha salido así... Lo que pasa es que se ríe cuando hay luna llena.
  - Pero padre, eso en Oklahoma no es tan raro...
  - ¡Pues aquí si es raro! ¡Coño, ¿me oyes?!.
  - A ustedes los médicos se les reconoce una formación humanística muy por encima de la de otros científicos...
  - Me cago en todos tus muertos. Me cago en todos tus muertos uno a uno. La tabarra me estás dando, virgen santísima. ¿Pero yo qué te he hecho a ti vamos a ver?.
  Guardia Civil:¿Y qué tal la política por Oklahoma? 
  Ingeniero: Psché, pues ya ve. 
  Guardia Civil: ¿Hay mucho Opus?. 
  - Padre, ¿por qué mató usted a madre?.
  - Porque era muy mala.
  - Hombre, no voy a ser yo mas papista que el Papa, ni voy a meterme en camisas de once varas. Si en Madrid no le han dicho nada... ¿Oiga y usté se ha confesado?.
  - A mi no me dijeron na de confesarme...
  - ¡Hombre pues se lo digo yo, alma de cántaro!.
  - Ah, pues... Pues no lo sabía yo. No se preocupe que voy yo a confesarme.
  - Cuidao, que mi hijo es ingeniero y da clases en Oklahoma.
  - Pues yo creo... que me voy a sacar la chorra.
  - De todas maneras, para contarme esto, no tenías que meterte en mi cama.
  - Ay que tonto, pues es verdad. Bueno, ya que estoy aquí...
  - ¿Te está acariciando?.
  - Y ¿a qué es mejor?.
  - ¡Dónde va a parar! Mucho mejor...
  - Yo también quería defender a los americanos porque tienen cosas positivas.
  - Vete a la mierda.
  - Te cambio el papel.
  - ¿Qué?.
  - Que te cambio mi personaje por el tuyo.
  - Si hombre, eso es. Vamos, me chupo yo toda la carrera de ingeniero, me saco una plaza cojonuda en Oklahoma y ahora te paso a ti mi personaje para que a lo mejor te limpies el culo con él. Vamos no me jodas hombre, no me jodas.
  - ¿Tú crees que los conocimientos que adquiramos ahora en la escuela serán de rango inferior a los bienes espirituales que nos han sido dados en la misa?
  - ¡Pues probablemente sí!

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]