Abigail Adams

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Abigail Adams
«Anhelo saber que ha declarado la independencia. Y por cierto, en el nuevo Código de leyes que supongo que será necesario hacer, deseo que se acuerde de las mujeres y sea más generoso y favorable para ellas que sus antepasados.»[1]
«Anhelo saber que ha declarado la independencia. Y por cierto, en el nuevo Código de leyes que supongo que será necesario hacer, deseo que se acuerde de las mujeres y sea más generoso y favorable para ellas que sus antepasados.»[1]
Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 199 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Abigail Adams (Weymouth, 22 de noviembre de 1744-Quincy, 28 de octubre de 1818), de soltera Abigail Smith y también conocida como Abigail Smith Adams, fue la primera segunda dama (esposa del vicepresidente) y la segunda primera dama de Estados Unidos. Además fue la más asidua y fiel consejera de John Adams.

Citas[editar]

  • «Anhelo saber que ha declarado la independencia. Y por cierto, en el nuevo Código de leyes que supongo que será necesario hacer, deseo que se acuerde de las mujeres y sea más generoso y favorable para ellas que sus antepasados. No ponga un poder ilimitado en manos de los maridos. Recuerde que todos los hombres serían tiranos si pudieran. Si no se presta atención particular a las mujeres, estamos decididas a fomentar una rebelión, y no nos sujetaremos a ninguna ley en la que no tengamos voz o representación.
    Que tu sexo es naturalmente tiránico es una verdad tan completamente establecida que no admite ninguna disputa, pero aquellos de ustedes que desean ser felices renuncian voluntariamente al duro título de maestro por el más tierno y entrañable de amigo. ¿Por qué, entonces, no ponerlo fuera del poder de los viciosos y de los sin ley que lo quieren para usarnos con crueldad e indignidad con impunidad? Los hombres de sentido en todas las edades aborrecen esas costumbres que nos tratan sólo como las vasallas de su sexo; nos consideran entonces como seres colocados por la Providencia bajo su protección, y en imitación del Ser Supremo, haz uso de ese poder sólo para nuestra felicidad.» [1]
    • Original: «I long to hear that you have declared an independency. And by the way, in the the new Code of Laws which I suppose it will be necessary for you to make I desire you would Remember the Ladies, and be more generous and favourable to them than your ancestors. Do not put such unlimited power into the hands of the Husbands. Remember all Men would be tyrants if they could. If particular care and attention is not paid to the Ladies we are determined to foment a Rebellion, and will not hold ourselves bound by any Laws in which we have no voice, or Representation.
      That your Sex are Naturally Tyrannical is a Truth so thoroughly established as to admit of no dispute, but such of you as wish to be happy willingly give up the harsh title of Master for the more tender and endearing one of Friend. Why, then, not put it out of the power of the vicious and the Lawless to use us with cruelty and indignity with impunity? Men of Sense in all Ages abhor those customs which treat us only as the vassals of your sex; regard us then as Beings placed by Providence under your protection, and in imitation of the Supreme Being make use of that power only for our happiness.»
    • Carta a John Adams, 31 de marzo de 1776.
«Tenemos demasiadas palabras de gran resonancia, y muy pocas acciones que se correspondan con ellas.» [2]
  • «¡Cuán difícil es la tarea de apagar el fuego y el orgullo de la ambición privada, y sacrificarnos a nosotros mismos y todas nuestras esperanzas y expectativas al bien público! ¡Cuán pocos tienen almas capaces de una empresa tan noble! ¡Cuán a menudo son los laureles usados por los que no han tenido ninguna parte en ganarlos! Pero hay una recompensa de un premio futuro, al cual mira el hombre recto, y que seguramente obtendrá, siempre que persevere hasta el fin.» [3]
    • Original: «How difficult the task to quench the fire and the pride of private ambition, and to sacrifice ourselves and all our hopes and expectations to the public weal! How few have souls capable of so noble an undertaking! How often are the laurels worn by those who have had no share in earning them! But there is a future recompense of reward, to which the upright man looks, and which he will most assuredly obtain, provided he perseveres unto the end.»
    • Carta a John Adams, 10 de julio de 1775.
  • «Desearía sinceramente que no hubiera ningún esclavo en esta provincia. Siempre me pareció un esquema muy inicuo: combatir por lo que estamos robando y saqueando diariamente de aquellos que tienen tan buen derecho a la libertad como nosotros.» [4]
    • Original: «I wish most sincerely there was not a slave in this province. It always appeared a most iniquitous scheme to me — to fight ourselves for what we are daily robbing and plundering from those who have as good a right to freedom as we have.»
    • Carta a John Adams, 24 de septiembre de 1774.
  • «Es realmente mortificante, señor, cuando una mujer poseída de una parte común de entendimiento considera la diferencia de educación entre el sexo masculino y el femenino, incluso en aquellas familias en las que la educación es atendida ... Mejor dicho ¿por qué debería su sexo desear tal disparidad entre los que algún día pretendan ser compañeros y cómplices. Perdóneme, señor, si no puedo evitar, a veces, sospechar que esta negligencia surge en alguna medida de los estériles celos de rivales cercanos al trono.»
    • Original: «It is really mortifying, sir, when a woman possessed of a common share of understanding considers the difference of education between the male and female sex, even in those families where education is attended to... Nay why should your sex wish for such a disparity in those whom they one day intend for companions and associates. Pardon me, sir, if I cannot help sometimes suspecting that this neglect arises in some measure from an ungenerous jealousy of rivals near the throne.»
    • Carta a John Thaxter, 15 de febrero de 1778.
  • «Estoy cada vez más convencida de que el hombre es una criatura peligrosa; y que el poder, ya esté en manos de muchos o de pocos, es siempre avaro, y, al igual que la tumba, grita: "¡dad, dad!" El pez grande se traga el pequeño; y el que es más enérgico para los derechos del pueblo, cuando está investido de poder, está ansioso en pos de las prerrogativas del gobierno. Usted me habla de los grados de perfección a los cuales la naturaleza humana es capaz de llegar, y yo lo creo, pero al mismo tiempo lamentamos que nuestra admiración surja de la escasez de los casos.» [5]
    • Original: «I am more and more convinced that man is a dangerous creature; and that power, whether vested in many or a few, is ever grasping, and, like the grave, cries, “Give, give!” The great fish swallow up the small; and he who is most strenuous for the rights of the people, when vested with power, is as eager after the prerogatives of government. You tell me of degrees of perfection to which human nature is capable of arriving, and I believe it, but at the same time lament that our admiration should arise from the scarcity of the instances.»
    • Carta a John Adams, 27 de noviembre de 1775.
  • «Las riendas del gobierno han estado tan aflojadas, que temo que el pueblo no se someta silenciosamente a las restricciones que son necesarias para la paz y la seguridad de la comunidad.» [6]
    • Original: «The reins of government have been so long slackened, that I fear the people will not quietly submit to those restraints which are necessary for the peace and security of the community.»
    • Carta a John Adams, 27 de noviembre de 1775.
«Recuerden a las mujeres, y sean más generosos y favorables con ellas que sus antepasados.»
  • «Me siento ansiosa por el destino de nuestra monarquía, o democracia, o lo que sea que tenga lugar. Pronto me pierdo en un laberinto de perplejidades; pero, cualquiera que sea, la justicia y la virtud son la estabilidad de nuestros tiempos, y el orden surge de la confusión. Las grandes dificultades pueden ser superadas por la paciencia y la perseverancia[7]
    • Original: «I feel anxious for the fate of our monarchy, or democracy, or whatever is to take place. I soon get lost in a labyrinth of perplexities; but, whatever occurs, may justice and righteousness be the stability of our times, and order arise out of confusion. Great difficulties may be surmounted by patience and perseverance.»
    • Carta a John Adams, 27 de noviembre de 1775.
  • «No puedo decir que te considere muy generoso con las mujeres, pues mientras proclamas la paz y buena voluntad entre los hombres, emancipando a todas las naciones, insistes en conservar un poder absoluto sobre las esposas. Pero debes recordar que el poder arbitrario es como la mayoría de las demás cosas que son muy difíciles, muy potentes para ser quebrantadas, y a pesar de todas tus sabias leyes y máximas, tenemos nuestro poder no sólo para liberarnos sino para dominar a nuestros amos y, sin violencia, echar ambos tu autoridad natural y legal a nuestros pies.» [8]
    • Original: «I can not say that I think you very generous to the Ladies, for whilst you are proclaiming peace and good will to men, emancipating all nations, you insist upon retaining an absolute power over wives. But you must remember that arbitrary power is like most other things which are very hard, very liable to be broken — and notwithstanding all your wise laws and maxims we have it in our power not only to free ourselves but to subdue our masters, and without violence throw both your natural and legal authority at our feet.»
    • Carta de Abigail a John Adams, Braintree, 7 de mayo de 1776.
  • «¿Seremos despreciados por las potencias extranjeras por vacilar tanto tiempo en una palabra?» [9]
    • Original: «Shall we be despised by foreign powers for hesitating so long at a word?»
    • Carta a John Adams, 7 de mayo de 1776.
  • «Si se queja de la negligencia de la educación en los hijos, ¿qué diré con respecto a las hijas, que cada día experimentan la falta de ella? Con respecto a la educación de mis propios hijos, me encuentro pronto fuera de mi profundidad de pensamiento, desprovista y deficiente en cada parte de la educación.
    Deseo sinceramente que se establezca y ejecute algún plan más liberal para el beneficio de la nueva generación, y que nuestra nueva constitución pueda distinguirse por fomentar el aprendizaje y la virtud. Si queremos tener héroes, hombres de estado y filósofos, deberíamos haber enseñado a las mujeres. El mundo tal vez se burlara de mí y me acusara de vanidad, pero sé que tienes una mente demasiado amplia y liberal para ignorar esta opinión. Si mucho depende de cómo sea autorizada la primera educación de la juventud y de los primeros principios que se inculquen lentamente tomados de la raíz más profunda, un gran beneficio debe resultar de los logros literarios de las mujeres.» [10]
«Si se queja de la negligencia de la educación en los hijos, ¿qué diré con respecto a las hijas, que cada día experimentan la falta de ella?»
    • Original: «If you complain of neglect of Education in sons, what shall I say with regard to daughters, who every day experience the want of it? With regard to the Education of my own children, I find myself soon out of my depth, destitute and deficient in every part of Education.
      I most sincerely wish that some more liberal plan might be laid and executed for the Benefit of the rising Generation, and that our new Constitution may be distinguished for encouraging Learning and Virtue. If we mean to have Heroes, Statesmen and Philosophers, we should have learned women. The world perhaps would laugh at me and accuse me of vanity, But you I know have a mind too enlarged and liberal to disregard the Sentiment. If much depends as is allowed upon the early education of youth and the first principles which are instill'd take the deepest root, great benefit must arise from literary accomplishments in women.»
    • Carta a John Adams, 14 de agosto de 1776.
  • «Tenemos demasiadas palabras de gran resonancia, y muy pocas acciones que se correspondan con ellas.» [2]
    • Original: «We have too many high sounding words, and too few actions that correspond with them.»
    • Carta a John Adams, 1774.

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 Adams, John. The Letters of John and Abigail Adams. Editor Abigail Adams. Colaborador Frank Shuffelton. Edición reimpresa. Editorial Penguin, 2003. ISBN 9781440650857. p. 91.
  2. 2,0 2,1 Adams, John. The Portable John Adams. Colaborador Jack Diggins. Editorial Penguin, 2004. ISBN 9781440650963. p. 144.
  3. Adams, John. The Letters of John and Abigail Adams. Editor Abigail Adams. Colaborador Frank Shuffelton. Edición reimpresa. Editorial Penguin, 2003. ISBN 9781440650857. p. 51.
  4. Citado en Schneider, Dorothy; Schneider, Carl J.Slavery in America American Experience. Edición revisada. Editorial Infobase Publishing, 2014. ISBN 9781438108131. p. 197.
  5. Adams, John. The Letters of John and Abigail Adams. Editor Abigail Adams. Colaborador Frank Shuffelton. Edición reimpresa. Editorial Penguin, 2003. ISBN 9781440650857. p. 79.
  6. The American Revolution and the Young Republic: 1763 to 1816. Autor Britannica Educational Publishing. Editor Wallenfeldt, Jeff. Editorial Britannica Educational Publishing, 2011. ISBN 9781615307166. p. 116.
  7. Adams, John. The Portable John Adams. Colaborador Jack Diggins. Editorial Penguin, 2004. ISBN 9781440650963. p. 152.
  8. Citado en Cullen-DuPont, Kathryn. American Women Activists' Writings: An Anthology, 1637-2001. Editor Cooper Square Press, 2002. ISBN 9781461698746. p. 17.
  9. Adams, John. The Letters of John and Abigail Adams. Editor Abigail Adams. Colaborador Frank Shuffelton. Edición reimpresa. Editorial Penguin, 2003. ISBN 9781440650857. p. 102.
  10. Adams, Abigail. The Quotable Abigail Adams. Editor John P. Kaminski. Editorial Harvard University Press, 2009. ISBN 9780674035324. p. 361.

Enlaces externos[editar]