Émile Zola

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Émile Zola

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 118 años.
Icon PD.svg

Émile Zola (París; 2 de abril de 1840–ibid.; 29 de septiembre de 1902) fue un novelista y dramaturgo francés.

Citas[editar]

  • «El talento no se enseña, crece en el sentido que le place».[1]
  • «Era casto en palabras como esos borrachos que jamás hablan del vino aunque lo ingieren constantemente».[2]
  • «La realidad y la miseria me oprimen y, sin embargo, sueño todavía».[3]
  • «Las únicas obras grandes y morales son las obras de verdad».[4]
    • Fuente: Germinal.[5]
  • «Mientras tenga aceite, un escritor no se muere de hambre».[6]
  • «No hay nada que desconcierte más a un espíritu que una instrucción inconexa: lo vuelve vano y presuntuoso».[7]
  • «Sabe demasiado para ser novelista. El novelista está formado por un observador y un experimentador».[8]

Citas sobre Zola[editar]

  • «El buen Zola, atleta, sudoroso y pesado, llamaba a sus contemporáneos los novelistas naturalistas franceses, los “Gigantes”. ¡Qué ilusión! Estos gigantes eran los Goncourt, de una insignificancia que a veces llega a la imbecilidad, y Alfonso Daudet, con su vitola de comiquillo y sus obras mediocres, comida francesa, endeble, aunque bien condimentada. Estos pobres gigantes de que habla Zola se han puesto tan flácidos con el tiempo y se han encogido tanto que ya nadie los distingue, ni siquiera como enanos».[11]

Referencias[editar]

  1. Emilio Zola: Crítica social. Émile Zola, Cristóbal Litrán, Escuela Moderna (Barcelona), 1916. Página 121.
  2. Ortega (2013), p. 2083.
  3. Ortega (2013), p. 3539.
  4. Caudet, Francisco. Zola, Galdós, Clarín: el naturalismo en Francia y España; ed. UAM 1995; p. 48. ISBN 9788474775495.
  5. Contexto: «... El observador y el experimentador son los únicos que trabajan en la pujanza y felicidad del hombre, en devolverle poco a poco el señorío de la naturaleza. No hay nobleza, dignidad, belleza ni moralidad si se pretende, se miente, se finge que somos algo más que un aumento del error y la confusión. Por eso las únicas obras grandes y morales son las obras de la verdad». En Germinal (trad. Mariano García Sanz); p. 39. Ediciones de la Torre, 1985; ISBN 9788485866847.
  6. Ortega (2013), p. 2063.
  7. Ortega (2013), p. 2313.
  8. Ortega (2013), pp. 2900-1.
  9. Ortega (2013), pp. 416 y 3963.
  10. Casa Editorial Publicaciones de la Escuela Moderna, 1916; Escuela moderna (Hospitalet de Llobregat, Spain) p. 106.
  11. Baroja, Pío (1.ª ed. 1977). Juventud y egolatría. Taurus. p. 84.  ISBN 8430641009. menciones en GB.

Bibliografía[editar]