Corán

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Alcorán»)
Saltar a: navegación, buscar
AndalusQuran.JPG

El Corán, En lengua árabe القرآن, literalmente "la recitación"; el nombre completo es Al Qur'ān Al Karīm o El noble Corán es el libro sagrado del Islam, que para los musulmanes contiene la palabra de Dios.

Citas del Corán[editar]

  • «Adán: Habita tú, con tu mujer, el Paraíso. Comed donde os apetezca, pero no os acerquéis a este árbol, pues seríais impuros. Satanás los hizo pecar por causa de este árbol, y Dios los expulsó y les quitó el usufructo de aquello que tenían en el Paraíso» (azora 2, aleya 33-34).
  • «Ciertamente quienes creen, quienes practican el judaísmo, los cristianos y los sabios -quienes creen en Dios y en el último Día y hacen obras pías-, tendrán su recompensa junto a su Señor. No hay temor por ellos, pues no serán entristecidos» (azora 2, aleya 59).
  • «Quienes creen y hacen obras pías, esos serán los dueños del Paraíso: ellos serán en él inmortales» (azora 2, aleya 76).
  • «¿Quién rechazará la doctrina de Abraham sino quien es insensato? Escogimos a Abraham en esta vida, y él estará, en la futura, entre los justos» (azora 2, aleya 124)
  • «Se os prescribe que, cuando se presente a uno de vosotros la muerte, si deja bienes, el legado debe ser para los padres y los parientes, según lo acostumbrado. Es un deber de los piadosos» (azora 2, aleya 176).
  • «Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten, pero no seáis los agresores. Dios no ama a los agresores» (azora 2, aleya 186).
  • «Gastad en la senda de Dios y no os precipitéis con vuestras manos hacia el aniquilamiento. Haced bien: Dios ama a los benefactores» (azora 2, aleya 191).
  • «Las mujeres tienen sobre los esposos idénticos derechos que ellos tienen sobre ellas, según es conocido; pero los hombres tienen sobre ellas preeminencia» (azora 2, aleya 228).
  • «Dios anula la usura y hace crecer las limosnas. Dios no ama a ningún infiel pecador. Quienes creen, hacen obras pías, acuden a la oración y dan limosna, tendrán su recompensa junto a su Señor; no tengan temor, pues ellos no serán afligidos» (azora 2, aleya 277).
  • «Acuérdate de cuando los ángeles dijeron: ¡Oh María! Dios te albricia con un Verbo , emanado de Él, cuyo nombre es el Mesías, Jesús hijo de María, que será ilustre en este mundo y en el otro, y estará entre los próximos a Dios» (azora 3, aleya 40).
  • «Coged el cable de Dios, el Islam y no os separéis. Recordad el bien de Dios que bajó sobre vosotros cuando erais enemigos y reunió vuestros corazones: con su bien os transformasteis en hermanos» (azora 3, aleya 98).
  • «Mahoma no es más que un Enviado. Antes de él han pasado otros enviados» (azora 3, aleya 138).
  • «Cuando seáis saludados, contestad con un saludo aún más hermoso o devolvedlo. Dios tiene cuenta de todas las cosas» (azora 4, aleya 88).
  • «¡Oh, los que creéis! Permaneced practicando la equidad, sed testimonios de Dios, aunque sea en detrimento de vosotros mismos, de vuestros padres o de vuestros parientes, sean ricos o pobres, pues Dios está antes que ellos» (azora 4, aleya 134).
  • «Si Dios hubiese querido, os hubiese reunido en una comunidad única, pero os ha dividido con el fin de probaros en lo que os ha dado. ¡Competid en las buenas obras!» (azora 5, aleya 53).
  • «Quienes cometen maldades y después se arrepienten y creen, serán perdonados. Tu Señor, después de ellas, será indulgente, misericordioso» (azora 7, aleya 152).
  • «Ciertamente, Dios no oprime en absoluto a los hombres, pero los propios hombres son quienes se oprimen» (azora 10, aleya 45).
  • «Cada comunidad tendrá su Enviado. Cuando Venga su Enviado, se juzgará entre ellos con equidad, y ellos no serán vejados» (azora 10, aleya 48).
  • «¿No habéis visto que a los pájaros, sujetos en el aire del cielo, no los sostiene nadie más que Dios?» (azora 16, aleya 81).
  • «Te piden que aceleres la llegada del tormento. Dios no faltará a su promesa, pero un día junto a tu Señor equivale a mil años de los que vosotros contáis» (azora 22, aleya 46).
  • «¡No pongas mala cara a los hombres! ¡No andes con petulancia por la tierra! Dios no ama a ningún presuntuoso engreído» (azora 31, aleya 17).
  • «El libro de Moisés fue promulgado antes que esté como guía y misericordia. Éste es un libro que confirma, en lengua árabe, a los anteriores para advertir a quienes son injustos y albriciar a los benefactores.» (azora 46, aleya 11).
  • «Bueno es manifestar las buenas obras, pero todavía mejor ocultadas y derramadas en el seno de los pobres».
  • «¡Combatid a quienes no creen en Dios ni en el último día ni prohíben lo que Dios y su enviado prohíben, a quienes no practican la religión de la verdad entre aquellos a quienes fue dado el libro! Combatidlos hasta que paguen la capitación personalmente y ellos estén humillados» (azora 9, aleya 29).
  • «No hay ciudad a la que nosotros no aniquilemos o atormentemos con terrible tormento antes del día de la resurrección» (azora 17, aleya 60).
  • «Puedes odiar lo que te conviene y desear lo que te perjudica. Dios sabe lo que te conviene y tú lo ignoras».

Citas sobre el Corán[editar]

  • “A pesar de que a menudo nos volvemos hacia él [el Corán] primero con desagrado cada vez, pronto nos atrae, sorprende, y al final refuerza nuestra reverencia... Su estilo, de acuerdo a sus contenidos y objetivo es severo, enorme, tremendo —ocasionalmente, realmente sublime—. Por lo tanto, este libro seguirá ejerciendo a través de todas las épocas, la más poderosa influencia”.
  • "Al hacer el presente intento de mejorar el rendimiento de mis predecesores, y para producir algo que pueda ser aceptado siquiera como eco débil de la retórica sublime del Corán en árabe, he estudiado a fondo los ritmos ricamente variados e intrincados que —además del mensaje— constituyen la afirmación indiscutible de que el Corán clasifica entre las más grandes obras maestras de la literatura universal. Este rasgo muy característico —‘esa inimitable sinfonía’, como el creyente Pickthall describió su Libro Sagrado, ‘los sonidos precisos que mueven a los hombres a las lágrimas y al éxtasis’— ha sido casi totalmente ignorado por los traductores anteriores. Por lo tanto, no es de sorprender que lo que han producido suena aburrido y plano en comparación con el original, espléndidamente decorado"
  • "Les fizo ell[1] un grand libro departido por capítulos, al que ellos llaman alcorán, e tanta nemiga et tanta falsedad escrivió ell en aquellas zoharas,[2] esto es mandamientos, que verguença es a omne de dezirlo nin de oyrlo, et mucho más ya de seguirlo; e pero estas zoharas le recebieron aquellos pueblos malaventurados seyendo beldos de la ponçon[3] del diablo et adormidos en el pecado de la luxuria, e oy en día los tienen et están muy firmes en su porfía e non se quieren llegar nin acoger a la carrera de la verdadera fe nin aver en sí la ley de Dios nin el su enseñamiento."

Notas[editar]

  1. Mahoma
  2. Azoras
  3. Ponzoña, veneno.

Enlaces externos[editar]