Víctor J. Hernández

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctor J. Hernández
(Fotografía: Víctor J. Hernández en 2006) «Necesitamos más que nunca ser mayoría quienes estamos del lado de la conservación de la Naturaleza y del desarrollo compatible con la salvaguarda de la biodiversidad, de los recursos naturales, de los procesos ecológicos y, por supuesto, de la defensa de los derechos humanos.»
(Fotografía: Víctor J. Hernández en 2006) «Necesitamos más que nunca ser mayoría quienes estamos del lado de la conservación de la Naturaleza y del desarrollo compatible con la salvaguarda de la biodiversidad, de los recursos naturales, de los procesos ecológicos y, por supuesto, de la defensa de los derechos humanos.»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Víctor José Hernández Navarro, conocido como Víctor J. Hernández, es un naturalista, escritor, divulgador científico y ambiental, editor y consultor ambiental nacido en w:La Vall d'Uixó (Castellón, España). Es autor de más de treinta libros y otras publicaciones, incluyendo la coautoría de tres enciclopedias de naturaleza, y editor de otras veinticinco obras.[1] Ha colaborado activamente en los medios de comunicación, siendo columnista actualmente del diario Público.[2] Entre las distinciones recibidas por sus iniciativas de investigación y conservación de la naturaleza se encuentran el Accésit del Premio Joven & Brillante de Ecología, el Premio Fundación Caja Segorbe, Mención Especial del Jurado del Premio Ones Mediterrània y finalista del Premio Europeo Ford de Conservación de la Naturaleza. Su labor de divulgación ha sido distinguida con el Premio Red-LIFE a las Mejores ideas para salvar la Naturaleza[3] y el Reconocimiento a la Difusión y Sensibilización de la XIX Edición de los Premios Ones Mediterrània.[4][5]

Citas[editar]

  • «Son inseparables, y forman parte del mismo reto, la defensa de la naturaleza y la de los derechos humanos».[6]
  • «[El mayor reto al que nos enfrentamos los amantes del medio natural] es el de no quedarnos tan sólo en meros espectadores que disfrutan de la naturaleza, en simples consumidores de paisajes, especies vistas, lugares visitados, etc., sino que, en cambio, sepamos alcanzar la sabiduría de implicarnos activamente, en la medida de nuestras posibilidades, en su conservación, incluyendo al ser humano. Y ser capaces, además, de transmitir eficazmente esa necesidad de mojarse, empezando por dar ejemplo.».[7]
  • «El mayor espectáculo de todos es la vida en su conjunto, esa anomalía que forma una delgada capa completamente interrelacionada sobre la roca muerta de un minúsculo planeta azul en la inmensidad de un universo, hasta donde conocemos, mayoritariamente compuesto por materia inerme.».[8]
  • «Desde el punto de vista del estudio de la conducta (...) somos una especie fascinante, con una versatilidad conductual asombrosa; sorprende la cantidad de comportamientos o relaciones intra o interespecíficas observadas en el resto del mundo animal que tienen algún tipo de reflejo en las sociedades humanas.».[9]
  • «En última instancia, en la observación comparada de la conducta y la ecología de otras especies, busca uno tratar de comprendernos mejor a nosotros mismos.».[10]
  • «Tenemos esta atracción hacia lo vivo grabada evolutivamente en nuestra herencia genética porque nos iba la vida en ello, en tener la capacidad de detectar, clasificar, seguir, observar y comprender en lo posible su comportamiento al resto de especies con las que interaccionamos, con unas como alimento, con otras como competidoras o depredadoras nuestras.».[11]
  • «No hay niño pequeño que no se sienta fascinado por cualquier animalillo; luego vienen o no las posibilidades de profundizar en esa fascinación por poder estar en contacto con la fuente de nuestra atracción o por la educación, que demasiadas veces, convertida en "domesticación", trata de eliminar ese interés, de evitar que tengamos "la cabeza llena de pájaros", de impedirnos pasar el tiempo "mirando las musarañas", de hacernos creer que detenerse a contemplar una mariposa o una flor no es cosa de adultos, de seres supuestamente responsables, cuando, en realidad, ahí podemos encontrar algunas de las mayores certezas.».[12]
  • «La conservación de la biodiversidad, de la naturaleza en general, no debería abordarse como un área compartimentada, separada como una materia diferenciada, puesto que no se trata de un lujo, de un recurso o un patrimonio más, sino de la base que sustenta todo lo demás, la que da soporte a nuestra propia existencia, a nuestras posibilidades de mantenimiento y desarrollo; incluso, a nuestro futuro. No hay economía, industria, política, filosofías, ciencias, artes ni demás humanidades, sin un medio ambiente sano que nos cobije y proporcione lo que necesitamos.».[13]
  • «Los recursos naturales son finitos y los procesos ecológicos esenciales frágiles e irreparables, por mucha tecnología que lleguemos a desarrollar.».[14]
  • «Salvar una especie en peligro de extinción es una medida in extremis inexcusable, pero es una situación de emergencia a la que no se debería haber llegado si hubiéramos sido capaces de adelantarnos al evitar, con una buena planificación global, que la suma de nuestras actividades perjudiciales hayan conducido a esa situación. Pero para que los gobiernos y las corporaciones privadas se lo tomen realmente en serio, hemos de impulsarlo desde la ciudadanía, y, para ello, antes hemos de llegar a comprenderlo y tomar conciencia de su importancia como para tenerlo entre nuestras exigencias primordiales. Esa es una labor todavía pendiente.».[15]
  • «Observar la naturaleza es divertido, una fuente inagotable de constantes alegrías y que está al alcance de todo el mundo, sin necesidad de gasto alguno ni de viajes a lugares lejanos, ni siquiera de tener conocimientos previos o invertir en equipo, pues aunque para algunas especies, como las aves, por ejemplo, los prismáticos ayudan, ya venimos con lo necesario puesto: sólo hay que adiestrar los sentidos, aprender a mirar y poner a punto nuestra natural curiosidad. Si somos capaces de emocionarnos verdaderamente, en lo más hondo, con la contemplación de la naturaleza, lo demás ya viene solo.».[16]
  • «Necesitamos más que nunca ser mayoría quienes estamos del lado de la conservación de la Naturaleza y del desarrollo compatible con la salvaguarda de la biodiversidad, de los recursos naturales, de los procesos ecológicos y, por supuesto, de la defensa de los derechos humanos.».[17]
  • «La principal cualidad del naturalista es la curiosidad por todo cuanto le rodea y cómo esto se interrelaciona, de ahí que la observación de los seres vivos y su ambiente, incluyéndonos a nosotros mismos, sea también punto de partida del pensamiento crítico.».[18]
  • «Si (...) la curiosidad forma equipo con la constancia, la paciencia y la voluntad, cuenta uno con una poderosa herramienta de conocimiento, que le facilitará muchas respuestas sobre el funcionamiento del mundo y sobre sí mismo; aunque también, o sobre todo, nuevas preguntas.».[19]
  • «Sin duda, nunca la distancia entre la Naturaleza y los seres humanos ha sido tanta como hoy día. Estamos olvidando de dónde venimos, el mundo real al que pertenecemos y, sumidos cada vez más en una irrealidad paralela, virtual, apenas nos damos cuenta de que ese distanciamiento trae consecuencias: desde perdernos el maravilloso espectáculo cotidiano de la vida a padecer carencias de necesidades psíquicas y emocionales que solo encontrarán estímulo en nuestro hábitat natural, pasando por no desarrollar plenamente capacidades con que la evolución nos dotó para estar en contacto con la Naturaleza, o desconocer la repercusión de nuestras acciones y decisiones en el deterioro ambiental, quedando así a merced de quienes toman decisiones sobre la explotación de los recursos naturales sin importarles las consecuencias para nuestro futuro.».[20]
  • «De viajar y conocer tantos lugares aprendí que las diferencias entre mundos naturales y humanos apenas lo son en la apariencia. Que tras la diversidad de los paisajes, las comunidades o las culturas subyacen unos procesos, sistemas y fines elementales compartidos.».[21]
  • «Es cierto que, incluso en escritos divulgativos [sobre aves], hay quienes parecen querer ponerse con cada palabro técnico una medallita, y no se dan cuenta de que, con cada una, le roban una pluma al pájaro, le quitan la poesía, que es el lenguaje universal que nos permite a todos comprender; encierran así al ave o al tema que tratan en una jaula de incomprensión... Yo prefiero ir abriendo jaulas...».[22]
  • «¿Una tarea urgente en las sociedades autoconsideradas "desarrolladas"?: Rescatar a los niños de ese falso mundo virtual en el que se les encierra a través de todo tipo de pantallas, y de su encierro entre las paredes de nuestro miedo a que les suceda algo en el exterior. Hay que derribar los muros con que los separamos de la Naturaleza. Basta ya de ocultarles su identidad, su pertenencia a la Tierra.».[23]

Referencias[editar]

  1. http://www.diariosdeunnaturalista.blogspot.com.es/p/publicaciones.html
  2. http://www.vientosdelbosque.net/
  3. http://www.naturahoy.com/premiados-top-ten-ideas-naturaleza-2012
  4. http://www.mare-terra.org/es/component/content/article/62-difusion-y-sensibilizacion/premi-ones/620-premios-ones-mediterrania-2013.html
  5. http://www.diariosdeunnaturalista.blogspot.com.es/p/el-autor.html
  6. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  7. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  8. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  9. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  10. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  11. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  12. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  13. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  14. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  15. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  16. http://www.naturahoy.com/naturaleza/no-estoy-favor-de-la-belenestebanizaci-n-de-la-naturaleza
  17. http://www.enlafloresta.org/2012/08/victor-j-hernandez-el-naturalista.html
  18. http://lecturaobligada.wordpress.com/2013/04/15/el-naturalista-y-escritor-castellonense-victor-j-hernandez-se-reafirma-como-un-gran-referente-en-naturaleza/
  19. http://lecturaobligada.wordpress.com/2013/04/15/el-naturalista-y-escritor-castellonense-victor-j-hernandez-se-reafirma-como-un-gran-referente-en-naturaleza/
  20. http://lecturaobligada.wordpress.com/2013/04/15/el-naturalista-y-escritor-castellonense-victor-j-hernandez-se-reafirma-como-un-gran-referente-en-naturaleza/
  21. http://lecturaobligada.wordpress.com/2013/04/15/el-naturalista-y-escritor-castellonense-victor-j-hernandez-se-reafirma-como-un-gran-referente-en-naturaleza/
  22. http://diariosdeunnaturalista.blogspot.com.es/2012/03/hablando-de-pajaros.html
  23. http://diariosdeunnaturalista.blogspot.com.es/2014/06/rescatar-los-ninos.html

Enlaces externos[editar]