Sigrid Undset

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Sigrid Undset

Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 68 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Sigrid Undset (Kalundborg, Dinamarca, 20 de mayo de 1882 - Lillehammer, 10 de junio de 1949) fue una escritora noruega. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1928.

Citas[editar]

  • «En realidad he hecho muchas cosas que en otro tiempo creí que no me atrevería a hacer por temor al pecado. Pero no me daba cuenta de que el pecado viene después, cuando alguien debe pisotear a otra persona.» [1]
  • «¿Es que no recordáis que no es fácil guardarse del pecado al que arrastra el amor?» [1]
  • «¿No crees que, a los ojos de dios, somos todos como niños por los que debe velar, impotentes como somos, a causa del pecado? Y, en cambio, no podemos considerarnos como los que han tenido la peor parte aquí abajo.» [1]
  • «Rangfried frecuentaba tan poco a la gente que pronto dejaron de hablar de ella. Muchos se habían sorprendido, en los primeros tiempos de su establecimiento en el valle, porque la recordaban de la época en que vivía en Sundbu. Nunca había sido bella, pero entonces tenía un aspecto alegre y amable; ahora había cambiado de tal modo que se le podían echar diez años más que a su marido en lugar de tres. La gente pensaba que había manifestado un dolor exagerado por la pérdida de sus tres hijos, porque en otros aspectos aventajaba en mucho a la mayoría de las mujeres: disfrutaba de bienestar y consideración, vivía en armonía con su marido, por lo menos aparentemente; Lavrans no tenía ningún otro afecto femenino; la consultaba mucho en todas las cosas y no le decía ninguna palabra desagradable, lo mismo si estaba borracho o sereno. Además tampoco era tan vieja que no pudiera, con la gracia de Dios, tener aún muchos hijos.» [1]
  • «Tampoco fue exclusivo del Cristianismo el que la mujer, doncella o viuda, abandonase la vida familiar para buscar experiencias espirituales. [...] Uno de las razones es que, por muchos y diversos motivos, que en parte tenían muy poco que ver con la religión, los conventos de monjas de las grandes Órdenes religiosas se convirtieron en lugares de refugio para la superabundancia de mujeres cuyas familias muy fácilmente podían darles estado metiéndolas allí.» [2]

Citas sobre Sigrid Undset[editar]

  • «En su extensa obra, una Ilíada del Norte, Sigrid Undset ha resucitado en una nueva y visionaria luz los ideales que una vez guiaron a nuestros antepasados, que construyeron esa comunidad de la cual nuestra cultura germánica deriva. A una época en la que puede ser más fácil reconocer que el derecho a la mayor felicidad es el deber de la renuncia, Sigrid Undset ha mostrado los ideales de nuestros antepasados: deber y fidelidad.» [3]
    • Original en inglés: «In her extensive work, an Iliad of the North, Sigrid Undset has resurrected in a new and visionary light the ideals which once guided our forefathers who built that community from which our Germanic culture derived. To an age in which it may be easier to acknowledge that the right to the greatest happiness is the duty of renunciation - to this age Sigrid Undset has shown the ideals of our forefathers: duty and faithfulness.»
    • Gösta Forssell

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Undset, Sigrid . Cristina, hija de Lavrans. Traducido por Rosa S. de Naveira Colaborador Catalina Roa. Editorial Encuentro, 2010. ISBN 978-84-9920-524-3.
  2. Undset, Sigrid. Santa Catalina de Siena. Traducido por Manuel Bosch Barrett, Javier Armada Abella. Editorial Encuentro, 2011. ISBN 978-84-9920-682-0.
  3. Discurso en el banquete de celebración de los Premios Nobel de 10 de diciembre de 1928. Nobel Lectures, Literature 1901-1967, Editor Horst Frenz, Elsevier Publishing Company, Amsterdam, 1969.