Primo Levi

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Primo Levi
«Soy un hombre normal con una buena memoria que cayó en un remolino y salió de allí más por suerte que por virtud».
«Soy un hombre normal con una buena memoria que cayó en un remolino y salió de allí más por suerte que por virtud».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 30 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Primo Levi (Turín, 31 de julio de 1919 - Turín, 11 de abril de 1987) fue un químico y escritor italiano de origen judío sefardí, autor de memorias, relatos, poemas y novelas. Fue un resistente antifascista durante la segunda guerra mundial, por lo que fue capturado y enviado a un campo de concentración, pudiendo sobrevivir al Holocausto.

Citas[editar]

Aquellos que niegan Auschwitz estarían dispuestos a volver a hacerlo
  • «Entrevistador: ¿Es posible la abolición de la humanidad del hombre?
    Levi: Por desgracia, sí. Por desgracia, sí, y esa es realmente la característica de los lager nazis [campos de concentración]. Acerca de los demás, no sé, porque yo no los conozco, tal vez en Rusia suceda lo mismo. Es la abolición de la personalidad del hombre, dentro y fuera: no sólo de los presos, sino también del carcelero. Él también perdió su personalidad en el lager
    Se trata de dos itinerarios diferentes, pero con el mismo resultado, y yo diría que sólo unos pocos tuvieron la suerte de permanecer conscientes durante su detención; algunos recuperaron su conciencia de la experiencia más tarde, pero durante la misma, la perdieron, y muchos lo olvidaron todo. No registraron sus experiencias en su mente. No lo dejaron impreso en su pista de la memoria. Así sucedió con todo, una profunda modificación de su personalidad. Por encima de todo, nuestra sensibilidad perdió nitidez, de modo que los recuerdos de nuestra casa cayeron a un segundo lugar, el recuerdo de la familia pasó a un segundo lugar frente a las necesidades urgentes, el hambre, la necesidad de protegerse contra el frío, las palizas , la fatiga ... Todo esto provocó algunas reacciones que podríamos denominar como de animales; éramos como animales de trabajo
    Es curioso cómo esta condición animal, se repetiría en el lenguaje: en alemán hay dos palabras para comer.. Una de ellas es essen, y se refiere a las personas, y la otra es fressen, referida a los animales. Decimos que un caballo frisst, por ejemplo, o un gato. En el lager, sin que nadie hubiera decidido que así fuera, el verbo para comer era fressen. Como si la percepción de la regresión animal estuviera clara para todos».[1]
  • «Aquellos que niegan Auschwitz estarían dispuestos a volver a hacerlo».
  • «Nosotros, los que sobrevivimos a los campos no somos testigos verdaderos. Nosotros somos los que, a través de la prevaricación, la habilidad o la suerte, nunca tocamos fondo. Los que estuvieron y vieron el rostro de la Gorgona, no regresaron, o regresaron sin palabras».[2]
Un país es considerado tanto más civilizado, en cuanto la mayor sabiduría y eficiencia de sus leyes impiden a un hombre débil volverse demasiado débil y a un poderoso volverse también demasiado poderoso.
  • «Le ruego al lector que no vaya en busca de mensajes. Es un término que detesto porque me apena mucho, porque me obliga a vestir ropas que no son mías, que en realidad pertenecen a un tipo humano del que desconfío, el profeta, el adivino, el vidente. Yo no soy ninguno de ellos, soy un hombre normal con una buena memoria que cayó en un remolino y salió de allí más por suerte que por virtud, y que desde entonces ha conservado una cierta curiosidad por los torbellinos grandes y pequeños, metafóricos y reales».[3]
  • «La traducción es un trabajo difícil debido a que las barreras entre idiomas son más altas de lo que generalmente se piensa ... saber cómo evitar las trampas no es suficiente para ser un buen traductor. La tarea es más ardua; se trata de transferir de un idioma a otro la fuerza expresiva del texto, y esto es una tarea sobrehumana, y es por ello por lo que algunas traducciones célebres (por ejemplo la de la Odisea al latín y de la Biblia al alemán) han marcado transformaciones en la historia de nuestra civilización.
    Sin embargo, ya que escribir es el resultado de una interacción profunda entre el talento creativo del escritor y la lengua en la que se expresa, cada traducción conlleva una pérdida inevitable, comparable a la pérdida en el cambio de moneda. Esta disminución varía en grado, es grande o pequeña de acuerdo con la capacidad del traductor y la naturaleza del texto original. Por regla general, es mínima para los textos técnicos o científicos (pero en este caso el traductor, además de conocer las dos lenguas, tiene que entender lo que está traduciendo, poseer, por así decir, una tercera competencia). Es máxima para la poesía ...»[4]
  • «Leí en alguna parte - y la persona que escribió esto no era un alpinista, sino un marinero -que los únicos regalos del mar eran los golpes duros y, en ocasiones, la ocasión para sentirnos fuertes. Ahora, no sé mucho sobre el mar, pero sí sé que esa es la forma en que estamos aquí. Y también sé lo importante que es en la vida no necesariamente ser fuertes, sino sentirnos fuertes, para medirnos al menos una vez, para encontrarnos al menos una vez en la más antigua de las condiciones humanas, solos frente a la piedra ciega, sorda, sin nada que nos ayude, sino nuestras propias manos y nuestra propia cabeza».[5]

Si esto es un hombre (1947)[editar]

También conocido como Supervivencia en Auschwitz
  • «Un país es considerado tanto más civilizado, en cuanto la mayor sabiduría y eficiencia de sus leyes impiden a un hombre débil volverse demasiado débil y a un poderoso volverse también demasiado poderoso».
  • «Yo no estoy aún con la suficiente vida para saber cómo matarme».
  • «Los ojos azules y el pelo rubio son esencialmente malvados.»
  • «En la historia y en la vida, uno a veces parece entrever una ley feroz que dice: "que al que tiene, se le dará, al que no tiene, le será quitado"».
  • «Tarde o temprano en la vida cada uno descubre que la felicidad perfecta es irrealizable, pero pocos son los que nos detenemos a considerar la antítesis: que la infelicidad perfecta es igual de inalcanzable. Los obstáculos que impiden la realización de estos dos estados extremos son de la misma naturaleza: derivan de nuestra condición humana, que se opone a todo lo infinito. Nuestro cada vez más insuficiente conocimiento del futuro se opone a ello: y esto se llama, en un caso, esperanza y en el otro caso, la incertidumbre del día siguiente. La certeza de la muerte se opone a ello: porque establece un límite en cada alegría, pero también en cada duelo. Las inevitables preocupaciones materiales se oponen a ello: a medida que envenenan toda felicidad duradera, igualmente nos distraen asiduamente de nuestras desgracias y hacen que nuestra conciencia de ellas sea intermitente y por lo tanto, soportable».

El Sistema Periódico (1975)[editar]

Para mí la química representaba una nube indefinida de posibilidades futuras, que nimbaba mi porvenir de negras volutas heridas por resplandores de fuego, parecida a aquella nube que ocultaba el Monte Sinaí. Esperaba, como Moisés, que de aquella nube descendiera mi ley y el orden en torno mío, dentro de mí y para el mundo.
  • «Para mí la química representaba una nube indefinida de posibilidades futuras, que nimbaba mi porvenir de negras volutas heridas por resplandores de fuego, parecida a aquella nube que ocultaba el Monte Sinaí. Esperaba, como Moisés, que de aquella nube descendiera mi ley y el orden en torno mío, dentro de mí y para el mundo. Estaba empachado de libros que seguía devorando, sin embargo, con voracidad insensata, en busca de otra clave para las verdades fundamentales; una clave tenía que haberla, y estaba convencido de que, por culpa de alguna monstruosa conspiración contra mí y en perjuicio del mundo, no la iba a encontrar en las aulas. En clase me suministraban toneladas de nociones que digería con prontitud, pero que no me calentaban la sangre en las venas. Miraba hincharse los brotes de los árboles en primavera, miraba resplandecer la mica dentro del granito, miraba mis propias manos, y me decía para mis adentros: "Llegaré a entender también esto, lo entenderé todo, pero no como "ellos" quieren. Encontraré un atajo, me fabricaré una ganzúa, forzaré las puertas". Era enervante y nauseabundo escuchar discursos sobre el problema del ser y del conocer, cuando todo en torno era un puro misterio que pugnaba por desvelarse: la vetusta madera de los bancos, la esfera del Sol por encima de los ventanales y los tejados, el vuelo inútil de los vilanos en el aire de junio. Ahí estaba: ¿podrían ser capaces todos los filósofos y ejércitos del mundo juntos de construir ese mosquito? No, ni siquiera de entenderlo; y eso era una vergüenza, algo abominable, había que tirar por otro camino».
    • "Hidrógeno"
La materia es materia, ni noble ni vil, infinitamente transformable, y su origen inmediato es de menor importancia.
  • «Para que la rueda dé vueltas, para que la vida sea vivida, hacen falta las impurezas, y las impurezas de las impurezas; y pasa igual con el terreno, como es bien sabido, si se quiere que sea fértil. Hace falta la disensión, la diversidad, el grano de sal y de mostaza. El fascismo no quiere estas cosas, las prohibe, y por eso no eres fascista tú; quiere que todo el mundo sea igual, y tú no eres igual. Pero es que ni siquiera existe la virtud inmaculada, o, caso de existir, es detestable».
    • "Zinc"
  • «Sandro se quedó estupefacto cuando traté de explicarle alguna de las ideas que confusamente cultivaba yo por aquella época. Que la nobleza del Hombre, adquirida tras cien siglos de tentativas y errores, consistía en hacerse dueño de la materia, y que yo me había matriculado en Química porque me quería mantener fiel a esta nobleza. Que dominar la materia es comprenderla, y comprender la materia es preciso para conocer el Universo y conocernos a nosotros mismos, y que, por lo tanto, el Sistema Periódico de Mendeleev, que precisamente por aquellas semanas estábamos aprendiendo a desentrañar, era un poema, más elevado y solemne que todos los poemas que nos hacían tragar en clase; pensándolo bien hasta rima tenía».
    • "Hierro"
Es una estructura graciosa ¿verdad? Sugiere algo sólido, estable, bien ligado.
  • «El oficio de químico (reforzado en mi caso por la experiencia de Auschwitz) nos enseña a superar, e incluso a ignorar, ciertas repugnancias que no tienen nada de necesario ni de congénito. La materia es materia, ni noble ni vil, con infinitas posibilidades de transformación, y no importa en absoluto su más reciente origen. El nitrógeno es el nitrógeno, pasa divinamente del aire a las plantas, de éstas a los animales y de los animales a nosotros; cuando su función en nuestro cuerpo se agota, lo eliminamos, pero sigue siendo nitrógeno, aséptico e inocente».
    • "Nitrógeno"
  • «Es una estructura graciosa ¿verdad? Sugiere algo sólido, estable, bien ligado. De hecho, en química pasa lo mismo que en arquitectura, que los edificios «bellos», es decir armoniosos y sencillos son también los más sólidos. En una palabra, que es algo común a las moléculas, a las cúpulas de las catedrales y a los arcos de los puentes».
    • Sobre la estructura del aloxano, en "Nitrógeno".

La llave estrella (The Wrench)(1978)[editar]

Mejor errar por omisión que por comisión: mejor abstenerse de dirigir el destino de los demás, puesto que ya es bastante difícil conducir el de uno mismo.
También conocido como The Monkey's Wrench
  • «No se puede decir: Nada es seguro, nada es probable, nada es honesto. Mejor errar por omisión que por comisión: mejor abstenerse de dirigir el destino de los demás, puesto que ya es bastante difícil conducir el de uno mismo».
  • «Tened cuidado con las analogías: durante miles de años han corrompido la medicina, y pueden ser culpables de que los sistemas pedagógicos de hoy en día sean tan numerosos, y después de tres mil años de discusión, todavía no sabemos cuál es el mejor».
  • «Soy un libertino, pero no es mi especialidad».

Poemas (1984)[editar]

¿Hay algo más triste que un tren
que sale cuando se supone,
que tiene una sola voz,
sólo una ruta.
Si él cree que el tiempo ha seguido su curso,
Un hombre es una cosa triste también.
  • «¿Qué hacer ahora? ¿Cómo desprenderte de tí mismo?
    Con cada obra que nace mueres un poco».
    • "La Obra" (1983)
  • «¿Hay algo más triste que un tren
    que sale cuando se supone,
    que tiene una sola voz,
    sólo una ruta.
    No hay nada más triste.
    Excepto, tal vez un caballo de carro,
    Encerrado entre dos ejes
    E incapaz hasta de mirar hacia los lados».
    • "17 de enero de 1946"
  • «Si él cree que el tiempo ha seguido su curso,
    Un hombre es una cosa triste también».
    • "17 de enero de 1946"
  • «Hazte a un lado, déjame en paz, pueblo sepultado,
    Vete. No he desposeído a nadie,
    no he usurpado el pan de nadie.
    Nadie murió en mi lugar. Nadie.
    Vuelve a tu niebla.
    No es mi culpa si yo vivo y respiro,
    Comer, beber, dormir y cambiarse de ropa».
    • "El Superviviente" (1984)
  • «Considera si se trata de un hombre,
    que trabaja en el fango,
    Que no conoce la paz,
    que lucha por un mendrugo de pan
    Que muere en un sí o un no».

L'altrui mestiere (1985)[editar]

Lo que unos pocos están adquiriendo en conocimiento del mundo físico tal vez hará que este periodo no sea juzgado como un retorno a la barbarie pura.
  • «La unión entre un hombre y su profesión es similar a la que le une a su país, es justamente tan compleja, a menudo ambivalente, y en general se entiende completamente sólo cuando se rompe: por el exilio o la emigración en el caso de tu país, por la jubilación en el caso de tu oficio o profesión».
    • “Ex-Chimico”
  • «El futuro de la humanidad es incierto, incluso en los países más prósperos, y se deteriora la calidad de vida, y sin embargo creo que lo que se está descubriendo sobre lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño es suficiente para absolver a este fin del siglo y de milenio. Lo que unos pocos están adquiriendo en conocimiento del mundo físico tal vez hará que este periodo no sea juzgado como un retorno a la barbarie pura».
    • “Notizie dal cielo”
  • «Ser considerado estúpido y ser llamado así es más doloroso que ser llamado glotón, mentiroso, lascivo, violento, perezoso, cobarde: todas las debilidades, todos los vicios, ha encontrado sus defensores, su retórica, su ennoblecimiento y exaltación, pero la estupidez no».
    • “Gli scacchisti irritabili”
  • «No es en absoluto una cuestión ociosa tratar de definir lo que es un ser humano».

Los hundidos y los salvados (1986)[editar]

  • «Es el deber de los hombres justos hacer la guerra a todos los privilegios inmerecidos, pero no hay que olvidar que esto es una guerra sin fin».
  • «Los objetivos de la vida son la mejor defensa contra la muerte».
  • «No fue posible para nosotros ni quisimos convertirnos en islas, los justos (i giusti) entre nosotros, ni más ni menos numerosos que en cualquier otro grupo humano, sentíamos remordimiento, vergüenza y dolor por las fechorías que los otros y no ellos habían cometido, y en las que se sentían implicados, por la sensación de que lo que había sucedido a su alrededor y en su presencia, y en ellos, era irrevocable. Nunca más podría eso ser limpiado, y se demostraría que el hombre, la especie humana - nosotros, en definitiva - tenía el potencial para construir una enormidad de dolor, y que el dolor es la única fuerza creada desde la nada, sin costo y sin esfuerzo. Es suficiente como para no ver, para no escuchar, para no actuar».
  • «En los países y épocas en que la comunicación se ve impedida, pronto todas las demás libertades se marchitan. La discusión muere por inanición, la ignorancia de la opinión de los demás se convierte en rampante, las opiniones impuestas triunfan. El ejemplo bien conocido de esto es la loca genética predicada en la URSS por Lysenko, que en ausencia de debate (sus oponentes fueron exiliados a Siberia) puso en peligro las cosechas de veinte años. La intolerancia se inclina hacia la censura, y la censura promueve la ignorancia de los argumentos de los demás y por lo tanto a la intolerancia misma. Un círculo vicioso rígido, que es difícil de romper».


Citas sobre Primo Levi[editar]

  • «La capacidad de observar es la gran cualidad de Primo Levi».
    • Italo Calvino (15 de octubre de 1923 - 19 de septiembre de 1985), escritor italiano.
  • «Levi no gritaba, no insultaba, no acusaba, porque no quería gritar; quería mucho más que eso: quería hacer gritar. Renunciaba a su propia reacción, para dar lugar a la reacción de todos nosotros. Su razonamiento era de largo aliento. Su moderación, su suavidad, su sonrisa, que tenía algo de tímido, casi infantil, eran en realidad sus armas».
    • Ferdinando Camon (1935-), escritor italiano.

Referencias[editar]

  1. ~ Entrevista con Daniel Toaff, Sorgenti di Vita (fuentes de la vida), un programa de Unione Comunità Israelitiche Italiane, Radiotelevisione Italiana [RAI] (25 de marzo de 1983).
  2. Citado en: The Age of Extremes: The Short Twentieth Century, 1914-1991 (1994) por Eric J. Hobsbawm
  3. "The Premise," The Mirror Maker (1986)
  4. Citado en: "Primo Levi and Translation" de David Mendel, en Bulletin of the Society for Italian Studies (1998)
  5. http://www.newyorker.com/fiction/features/2007/01/08/070108fi_fiction_levi?currentPage=all "Bear Meat"] en The New Yorker (8 de enero de 2007)