Paulina Luisi

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Paulina Luisi

Paulina Luisi (1875, Argentina)-1949, Uruguay) fue la primera médica uruguaya, la primera delegada gubernamental femenina de América Latina en la Sociedad de las Naciones (luego ONU), una activista feminista contra la eliminación de la trata de blancas y el proxenetismo que luchó por la conquista del voto femenino.[1][2]

Citas[editar]

  • «La educación femenina, lejos de despertar y desarrollar el sentimiento de la personalidad, tiende por el contrario a aniquilarlo, en obsequio de la más o menos posible realización social de mujer casada, es decir, de ser humano obligado por las costumbres y las leyes a un perfecto renunciamiento de sus anhelos y sus ideas ante la personalidad de otro ser a quien debe obediencia y respeto».[3]
  • «En este país, que sin embargo es el mío, carezco de la autoridad requerida para hablar de asuntos serios, científicos o sociales, porque la pícara naturaleza no me concedió el privilegio de pertenecer al sexo masculino».[4][5]
  • «Cuando oímos, como hace pocos meses, a los hombres encargados por el pueblo de reformar la carta magna de la Nación clamar con inconsciente suficiencia que la misión de la mujer es la guardia del hogar y la procreación de los hijos; pensábamos con amargura en el hogar de las sirvientas como nosotras mujeres; pensábamos en los miles de mujeres que, a la par del hombre, pero con menos salario que él trabajan de sol a sol, en las fábricas y en los talleres; en las innumerables empleadas que de pie cruelmente obligadas a ello por un mezquino sueldo, pasan encerradas en los talleres; en otras más miserables aún que, al precio de un salario de hambre, cosen catorce y dieciséis horas para los registros; en las telefonistas, que con quince faltas en el plazo de trece meses pierden la efectividad de su empleo y nos preguntábamos qué salvaje ironía o qué obtusa inconsciencia inspiraban las palabras de aquellos constituyentes que no tuvieron reparo en negar a la mujer el derecho a la vida ciudadana, en nombre del más sagrado de todos los deberes; pero que, a estas esclavas del hambre, siquiera en nombre de la maternidad humillada, no saben proteger como legisladores, ni muchas veces saben respetar como hombres».[6]
  • «En toda cuestión social, lo primero que hay que hacer es empezar, es pues una cuestión de grados. Después de la conquista del sufragio, nacerán otras aspiraciones» /que/ «conseguirán la transformación del régimen capitalista actual».[7]

Referencias[editar]

  1. 5 precursoras del voto femenino en América Latina, BBC.
  2. Periodismo político femenino ensayo sobre las revistas feministas en la primera mitad del siglo XX, Edit. Rosalía Gallo, Editorial: Buenos Aires Inst. de Inv. Históricas Cruz del Sur, 2013, ISBN 9789872083847.
  3. "Paulina Luisi, 1918".Ser médico, Salud.
  4. Paulina Luisi, primera mujer médica en Uruguay.
  5. La pícara naturaleza de una pionera.
  6. Nuestro Programa. Acción Femenina, no. 1, julio de 1917.[ref. insuficiente, y cita demasiado larga]
  7. Paulina Luisi. Liderazgo, alianzas y desencuentros de las sufragistas. A. G. N. Particulares. C. 252. C1, f. 211. Recortes.