Nicolás de Cusa

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nicolás de Cusa
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 557 años.
Icon PD.svg

Nicolás de Cusa (Cusa, Tréveris, 1401 Todi, Umbría, 11 de agosto de 1464) fue un teólogo y filósofo alemán.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Identidad de opuestos» [coincidentia oppsitorum].[1]

Fragmentos teológicos de sus obras traduccidos de traducciones a su vez[editar]

  • «Ahora la ley debe ser hecha por todos aquellos que están obligados por ella, o por una mayoría en una elección, porque es para el bien de la comunidad, y lo que afecta a todos debe ser decidido por todos, y una decisión común. Sólo puede ser alcanzado por el consentimiento de todos, o de una mayoría. No puede haber excusa para desobedecer las leyes cuando cada uno ha establecido la ley por sí mismo».
    • La concordancia católica (1434) Libro III[2]
  • «El universo no tiene circunferencia, porque si tuviera un centro y una circunferencia habría algo y algo más allá del mundo, suposiciones que carecen por completo de verdad. Por lo tanto, dado que, por lo tanto, es imposible que el universo esté encerrado dentro de un centro corpóreo y un límite corpóreo, no está dentro de nuestro poder entender el universo, cuyo centro y circunferencia son Dios. Y aunque el universo no puede ser infinito, sin embargo, no puede ser concebido como finito, ya que no hay límites dentro de los cuales podría estar confinado».[3]
    • De docta ignorantia
  • «La vida, tal como existe en la tierra en forma de hombres, animales y plantas, se encuentra, supongamos en forma elevada en las regiones solar y estelar. En lugar de pensar que tantas estrellas y partes de los cielos están deshabitadas y que solo esta tierra nuestra está poblada, y que con seres quizás de un tipo inferior, supondremos que en cada región hay habitantes, que se diferencian en la naturaleza por su rango. y todos deben su origen a Dios, que es el centro y la circunferencia de todas las regiones estelares».[4]
    • De docta ignorantia

Fragmentos de ensayos sobre Cusa[editar]

[no se justifica la selección de textos]

  • «El cardenal Cusa afirmó que Dios envió una variedad de profetas al mundo para revelarse a la humanidad. Para lograr esta meta, estos profetas crearon una variedad de creencias, cuyas costumbres se han considerado con el tiempo como verdades inmutables fundadas no por los profetas, sino por Dios. Dado que la persona humana tiene libre albedrío, y debido a que con el tiempo las opiniones, los idiomas y las interpretaciones cambian, la humanidad necesita una serie de visitas para eliminar los errores religiosos que inevitablemente se desarrollan. De esta manera, Cusa otorga a figuras como Buda y Mahoma un estatus similar al de los profetas del Dios de Israel ... En resumen, solo hay una religión, pero una diversidad de religiones religiosas. Debido a esto, Cusa no cree que la diversidad religiosa deba ser una fuente de conflicto. Para Cusa, ya que la diversidad de creencias es simplemente formas diferentes de articular la misma verdad subyacente, no hay una base real para los ataques mutuos sobre estas diferencias».[5]
    • David De Leonardis
  • «Nicolás leyó extensamente en varios idiomas y fue influenciado por pensadores platónicos y neoplatónicos como Plotino y Proclo. Nicolás también se inspiró en Dionisio y Meister Eckhart. De Anselmo tomó la noción de Dios como máximo. De Raimundo Lulio tomó la idea de que el infinito es la unión de principio, medio y final. Sin embargo, la idea fundamental que inspira el pensamiento de Nicolás no proviene de su amplio aprendizaje, sino de una iluminación mística en 1437 durante un viaje a casa desde Constantinopla. Este regalo de Dios, tal como describe la visión, le proporcionó la clave que le permitió hablar sobre lo inefable y le proporcionó una forma de ver los opuestos como algo coincidente desde el punto de vista del infinito. Según Nicolás, esta lógica de la infinitud une opuestos, trasciende la comparación, supera los límites del razonamiento discursivo y va más allá de la teología positiva y negativa».[6]
    • Thomas J. McFarlane

Referencias[editar]

  1. Recogido como cita por Mackay, Alan L. Diccionario de citas científicas: la cosecha de una mirada serena. Ediciones de la Torre, 1992. ISBN 9788479600242. [ item 31 pág. 217
  2. Cusa, Nicolás de (traducido por Kevin Gallagher), 2010 en linea Consultado el 25 de julio de 2019.
  3. Traducción de Jasper Hopkins de Learned Ignorance (1985).
  4. Traducción de Jasper Hopkins de Learned Ignorance (1985) En Hopkins, Jasper (1985). Nicholas of Cusa on Learned Ignorance: A Translation and an Appraisal of De Docta Ignorantia. The Arthur J. Banning Press; 2nd edition.  ISBN 0938060279
  5. Ethical implications of unity and the divine in Nicholas of Cusa. Hopkins (1997).
  6. True Nature, Nicholas of Cusa and the Infinite. En Nicolás de Cusa y el infinito (1999), Reflections on science, spiritual teachings, and mystical philosophy, 23 de marzo de 1999; Consultado el 25 de julio de 2019.

Bibliografía[editar]

  • De Leonardis, David (1985). Nicholas of Cusa on Learned Ignorance: A Translation and an Appraisal of De Docta Ignorantia. The Arthur J. Banning Press; 2nd edition.  ISBN 0938060279
  • Hopkins, Jasper (1997). Ethical Implications of Unity and the Divine in Nicholas of Cusa. Council for Research in Values.  ISBN 1565181123
  • Underhill, Evelyn (1999). The Vision of God by Nicholas of Cusa. Book Tree.  ISBN 1585090042