Nicolás de Cusa

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nicolás de Cusa
«Eres tú, oh Dios, quien está siendo buscado en varias religiones de varias maneras, y nombrado con varios nombres. Pues permaneces como eres, para todo incomprensible e inexpresable»
«Eres tú, oh Dios, quien está siendo buscado en varias religiones de varias maneras, y nombrado con varios nombres. Pues permaneces como eres, para todo incomprensible e inexpresable»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 555 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Nicolás de Cusa (Cusa, Tréveris, 1401-Todi, Umbría, 11 de agosto de 1464) fue un teólogo y filósofo, considerado el padre de la filosofía alemana y personaje clave en la transición del pensamiento medieval al del Renacimiento, uno de los primeros filósofos de la modernidad.

Citas[editar]

  • «Ahora veo como en un espejo, en un icono, en un enigma, la vida eterna, porque eso no es otra cosa que la bendita consideración con la que nunca dejas de contemplar con amor, incluso los lugares secretos de mi alma. Con ti, contemplar es dar vida; Es incesantemente impartir el amor más dulce hacia ti; Es para amarte a ti, mediante la impartición del amor, y para alimentarme, llenándome, y alimentándome para encender mi anhelo, y encendiéndome para hacerme beber de alegría, y bebiendo para infundir en mí una fuente de vida. e infundiéndolo para que aumente y perdure. Es para hacerme compartir tu inmortalidad. . . . Porque es el máximo absoluto de todo deseo racional, que un mayor no puede ser».
    • Theosophy Trust, Great Teachers Series[1]
  • «El universo no tiene circunferencia, porque si tuviera un centro y una circunferencia habría algo y algo más allá del mundo, suposiciones que carecen por completo de verdad. Por lo tanto, dado que, por lo tanto, es imposible que el universo esté encerrado dentro de un centro corpóreo y un límite corpóreo, no está dentro de nuestro poder entender el universo, cuyo centro y circunferencia son Dios. Y aunque el universo no puede ser infinito, sin embargo, no puede ser concebido como finito, ya que no hay límites dentro de los cuales podría estar confinado».
    • De docta ignorantia
    • Traducción de Jasper Hopkins de Learned Ignorance (1985)[2]
  • «La vida, tal como existe en la tierra en forma de hombres, animales y plantas, se encuentra, supongamos en forma elevada en las regiones solar y estelar. En lugar de pensar que tantas estrellas y partes de los cielos están deshabitadas y que solo esta tierra nuestra está poblada, y que con seres quizás de un tipo inferior, supondremos que en cada región hay habitantes, que se diferencian en la naturaleza por su rango. y todos deben su origen a Dios, que es el centro y la circunferencia de todas las regiones estelares».
    • De docta ignorantia
    • Traducción de Jasper Hopkins de Learned Ignorance (1985)[2]

De concordantia catholica (1434)[editar]

  • «Ahora la ley debe ser hecha por todos aquellos que están obligados por ella, o por una mayoría en una elección, porque es para el bien de la comunidad, y lo que afecta a todos debe ser decidido por todos, y una decisión común. Sólo puede ser alcanzado por el consentimiento de todos, o de una mayoría. No puede haber excusa para desobedecer las leyes cuando cada uno ha establecido la ley por sí mismo».
    • La concordancia católica Libro III[3]
  • «Que toda la legislación se basa en la ley natural, y que toda coacción debe ser provocada por la elección y el consentimiento de los sujetos, ya que somos igualmente libres por naturaleza, y que las jurisdicciones que se crean no tienen poder por sí mismas, sino solo de acuerdo con las leyes. A las leyes y cánones. Este es un buen argumento».
    • La concordancia católica Libro II[3]
  • «Por una ley que era divina, la más admirable y otorgada por la gracia a todos, se dio a conocer a los hombres que la comunidad era de gran interés para ellos, y que, por lo tanto, están preservados por un orden en el que las leyes se establecen mediante el consentimiento común de Todos, o al menos de los sabios y heroicos, con el apoyo de los demás».
    • La concordancia católica Libro II[3]

De Pace Fidei (1453)[editar]

  • «Alabamos a nuestro Dios, cuya misericordia gobierna todas sus obras y que solo tiene el poder de lograrlo, que una gran diversidad de religiones se uniría en una paz armoniosa».
    • De Pace Fidei Capítulo XI[4]
  • «A las diversas naciones, sin embargo, enviaste a varios profetas y maestros, uno para esto, el otro para otro tiempo».
    • De Pace Fidei Capítulo VI[4]
  • «Aunque reconocen las diversas religiones, todos presuponen en toda esta diversidad la que llaman sabiduría».
    • De Pace Fidei Capítulo II[4]
  • «A las diversas naciones, sin embargo, enviaste a varios profetas y maestros, uno para esto, el otro para otro tiempo».
    • De Pace Fidei Capítulo VI[4]
  • «De un individuo se multiplicaron las muchas personas que habitan la superficie de la tierra. E incluso si ese espíritu intelectual, sembrado en la tierra y tragado en la sombra, no ve la luz y la fuente de su comienzo, sin embargo, usted creó junto con él todo a través de los cuales él, despertó con asombro ante aquellas cosas con las que entra en contacto. los sentidos, a veces pueden elevar los ojos de su mente hacia usted, el creador de todo, y pueden reunirse con usted en el amor más elevado y, por lo tanto, pueden regresar a su fuente con alegría».
    • De Pace Fidei Capítulo IX[4]
  • «Todos los hombres luchan y no esperan más que la vida eterna en su naturaleza humana. Para esto instituyeron las purgas de las almas y los ritos sagrados, con el fin de adaptarse mejor en su naturaleza a esa vida eterna».
    • De Pace Fidei Capítulo I[4]
  • «Vea, por lo tanto, cómo ustedes, los filósofos de varias escuelas de pensamiento, están de acuerdo en la religión del único Dios, a quien todos ustedes presupusieron en lo que ustedes, como amantes de la sabiduría, reconocen».
    • De Pace Fidei Capítulo I[4]

De visione Dei (1453)[editar]

  • «Por lo tanto, en ti, quien eres amor, el amante, no es una cosa y la persona amada, y el vínculo entre ellos una tercera, sino que son una y la misma: tú, tú mismo, mi Dios. Como, entonces, en ti, el ser querido es uno con el amante, y ser amado con el amor, este vínculo de coincidencia es un vínculo esencial. Porque no hay nada en ti que no sea tu esencia.
    • The Vision of God(1999) Prefacio.[5]

Citas sobre Cusa[editar]

  • «El cardenal Cusa afirmó que Dios envió una variedad de profetas al mundo para revelarse a la humanidad. Para lograr esta meta, estos profetas crearon una variedad de creencias, cuyas costumbres se han considerado con el tiempo como verdades inmutables fundadas no por los profetas, sino por Dios. Dado que la persona humana tiene libre albedrío, y debido a que con el tiempo las opiniones, los idiomas y las interpretaciones cambian, la humanidad necesita una serie de visitas para eliminar los errores religiosos que inevitablemente se desarrollan. De esta manera, Cusa otorga a figuras como Buda y Mahoma un estatus similar al de los profetas del Dios de Israel ... En resumen, solo hay una religión, pero una diversidad de religiones religiosas. Debido a esto, Cusa no cree que la diversidad religiosa deba ser una fuente de conflicto. Para Cusa, ya que la diversidad de creencias es simplemente formas diferentes de articular la misma verdad subyacente, no hay una base real para los ataques mutuos sobre estas diferencias».
    • David De Leonardis
    • Ethical implications of unity and the divine in Nicholas of Cusa[6]
  • «Nicolás leyó extensamente en varios idiomas y fue influenciado por pensadores platónicos y neoplatónicos como Plotino y Proclo. Nicolás también se inspiró en Dionisio y Meister Eckhart. De Anselmo tomó la noción de Dios como máximo. De Ramon Lull tomó la idea de que el infinito es la unión de principio, medio y final. Sin embargo, la idea fundamental que inspira el pensamiento de Nicolás no proviene de su amplio aprendizaje, sino de una iluminación mística en 1437 durante un viaje a casa desde Constantinopla. Este regalo de Dios, tal como describe la visión, le proporcionó la clave que le permitió hablar sobre lo inefable y le proporcionó una forma de ver los opuestos como algo coincidente desde el punto de vista del infinito. Según Nicolás, esta lógica de la infinitud une opuestos, trasciende la comparación, supera los límites del razonamiento discursivo y va más allá de la teología positiva y negativa».
    • Thomas J. McFarlane (1999)
    • Fuente: Nicolás de Cusa y el infinito, Reflections on science, spiritual teachings, and mystical philosophy, 23 de marzo de 1999[7]

Referencias[editar]

  1. Repositorio de Teosofía. theosophytrust, citando a De docta ignorantia. Consultado el 25 de julio de 2019.
  2. 2,0 2,1 Hopkins, Jasper (1985). Nicholas of Cusa on Learned Ignorance: A Translation and an Appraisal of De Docta Ignorantia. The Arthur J. Banning Press; 2nd edition.  ISBN 0938060279
  3. 3,0 3,1 3,2 Cusa, Nicolás de (traducido por Kevin Gallagher, 2010). De Concordantia Catholica. Consultado el 25 de julio de 2019.
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 Cusa, Nicolás de (traducido por Lawrence Bond, 2000). De Pace Fidei. Consultado el 25 de julio de 2019.
  5. Underhill, Evelyn (1999). The Vision of God by Nicholas of Cusa. Book Tree.  ISBN 1585090042
  6. Hopkins (1997).
  7. True Nature, Nicholas of Cusa and the Infinite. Consultado el 25 de julio de 2019.

Bibliografía[editar]

  • De Leonardis, David (1985). Nicholas of Cusa on Learned Ignorance: A Translation and an Appraisal of De Docta Ignorantia. The Arthur J. Banning Press; 2nd edition.  ISBN 0938060279
  • Hopkins, Jasper (1997). Ethical Implications of Unity and the Divine in Nicholas of Cusa. Council for Research in Values.  ISBN 1565181123
  • Underhill, Evelyn (1999). The Vision of God by Nicholas of Cusa. Book Tree.  ISBN 1585090042

Enlaces externos[editar]