Mijaíl Bakunin

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Mijail Bakunin»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Михаил Александрович Бакунин
Mijaíl Aleksándrovich Bakunin
«Basta un amo en el cielo para que haya mil en la tierra».
«Basta un amo en el cielo para que haya mil en la tierra».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Dpe.png Obras en Dominio Público.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 143 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Mijaíl Aleksándrovich Bakunin (Михаил Александрович Бакунин, n. Priamújino, Tver; 30 de mayo de 1814 - m. Berna, Suiza; 13 de junio de 1876) fue un conocido anarquista ruso contemporáneo de Karl Marx. Es posiblemente el más conocido de la primera generación de filósofos anarquistas. Se le considera uno de los «padres del anarquismo».

Citas[editar]

  • «Algún día el yunque, cansado de ser yunque, pasará a ser martillo». [1]
  • «Basta un amo en el cielo para que haya mil en la tierra». [2]
  • «Buscar mi felicidad en la felicidad de los otros, mi dignidad en la dignidad de los que me rodean, ser libre en la libertad de los otros, tal es todo mi credo, la aspiración de toda mi vida. He considerado que el más sagrado de todos mis deberes era rebelarme contra toda opresión, fuera cual fuere el autor o la víctima».[3]
  • «Detesto el comunismo porque es la negación de la libertad y me es imposible concebir lo humano sin libertad. No soy comunista porque el comunismo concentra y absorbe en el Estado toda la potencia de la sociedad, porque desemboca necesariamente en la centralización de la propiedad, poniéndola por entero en manos del Estado, en tanto que yo deseo la abolición de esta institución, la extirpación radical de este principio de autoridad y de la tutela del Estado que, so pretexto de moralizar y civilizar a los hombres, hasta hoy sólo los ha sojuzgado, oprimido, explotado y depravado. Deseo la organización de la sociedad y de la propiedad colectiva o social desde abajo hacia arriba, por vía de la libre asociación, y no desde arriba hacia abajo, por medio de alguna forma de autoridad, cualquiera que ella sea». [4]
  • «Donde comienza el Estado termina la libertad del individuo, y viceversa». [5]
  • «El Estado es un mecanismo históricamente temporal, una forma transitoria de sociedad». [6]
  • «Ejercer el poder corrompe. Someterse al poder degrada». [7]
  • «El Estado es un inmenso cementerio al que van a enterrarse todas las manifestaciones de la vida individual». [8]
  • «El gobierno es la maldición de dios». [9]
  • «En el futuro habrá dos formas, una será la de asumir el control del Estado y crearán una burocracia roja que será la mas vil y brutal régimen que el mundo jamás haya visto y habrá otros que entenderán que no pueden hacerse con el control del Estado por lo que tendrán que servirle al poder privado concentrado y al poder del Estado y ellos serán "la inteligencia técnica" que implementarán la política de los amos».[10]
  • Nota: Según Noam Chomsky: "una de las pocas predicciones de la ciencia social que se hizo realidad con precisión, una de las razones por las que nadie lo estudia mucho, resulta demasiado peligroso y perspicaz".
  • «En historia, el nombre de dios es la terrible maza histórica con la cual todos los hombres divinamente inspirados, los grandes "genios virtuosos", han abatido la libertad, la dignidad, la razón y la prosperidad de los hombres». [11]
  • «Es soñando con lo imposible que el hombre ha realizado siempre lo posible. Los que se han conformado con lo que les parecía posible no han avanzado nunca un sólo paso». [12]
  • «Hasta en las democracias más puras, como los Estados Unidos y Suiza una minoría privilegiada detenta el poder contra la mayoría esclavizada». [14]
  • «La educación de los militares, desde el soldado raso hasta las más altas jerarquías, les convierte necesariamente en enemigos de la sociedad civil y el pueblo. Incluso su uniforme, con todos esos adornos ridículos que distinguen los regimientos y los grados, todas esas tonterías infantiles que ocupan buena parte de su existencia y les haría parecer payasos si no estuvieran siempre amenazantes, todo ello les separa de la sociedad. Ese atavío y sus mil ceremonias pueriles, entre las que transcurre la vida sin más objetivo que entrenarse para la matanza y la destrucción, serían humillantes para hombres que no hubieran perdido el sentimiento de la dignidad humana. Morirían de vergüenza si no hubieran llegado, mediante una sistemática perversión de ideas, a hacerlo fuente de vanidad. La obediencia pasiva es su mayor virtud. Sometidos a una disciplina despótica, acaban sintiendo horror de cualquiera que se mueva libremente. Quieren imponer a la fuerza la disciplina brutal, el orden estúpido del que ellos mismos son víctimas.
    No se puede amar el servicio militar sin detestar el pueblo». [15]
  • «La libertad, la moralidad y la dignidad humana del individuo consisten precisamente en que haga el bien no porque esté forzado a hacerlo, sino porque libremente lo conciba, lo quiera y lo ame». [1]
  • «La pasión por la destrucción es también la pasión creativa». [17]
  • «La propiedad es un robo». [9]
  • «Libertad política sin igualdad económica es una pretensión, un fraude, una mentira; y los trabajadores no quieren mentiras». [12]
  • «Los Estados poderosos sólo pueden sostenerse por el crimen. Los Estados pequeños sólo son virtuosos porque son débiles». [12]
  • «Mientras exista una clase inferior, perteneceré a ella. Mientras haya un elemento criminal, estaré hecho de él. Mientras permanezca un alma en prisión, no seré libre». [1]
  • «Mira a toda la historia y convéncete de que, en todos los tiempos y países en que ha habido desarrollo y abundancia de vida, pensamiento y actividad creadora y libre, ha habido también disputa, lucha intelectual y social, lucha de partidos políticos...» [18]
  • «Ninguna legislación tuvo otro fin que consolidar un sistema de despojo del pueblo trabajador por medio de la clase dominante». [19]
  • «No me cansaré de repetirlo: la uniformidad es la muerte. La diversidad es la vida». [18]
  • «Si no hubiera sido inventada la sociedad, el hombre habría seguido siendo una bestia salvaje, o, lo que viene a ser lo mismo, un santo». [20]
  • «Soy un amante fanático de la libertad, considero que es la única condición bajo la cual la inteligencia, la dignidad y la felicidad humana pueden desarrollarse y crecer; no la libertad puramente formal concedida, delimitada y regulada por el Estado, un eterno engaño que en realidad no representa otra cosa que el privilegio de algunos fundado en la esclavitud del resto; no la libertad individualista, egoísta, mezquina y ficticia ensalzada por la Escuela de J.J. Rousseau y otras escuelas del liberalismo burgués, que entiende que el Estado, limitando los derechos de cada uno, representa la condición de posibilidad de los derechos de todos, una idea que por necesidad conduce a la reducción de los derechos de cada uno a cero. No, yo me refiero a la única clase de libertad que merece tal nombre, la libertad que consiste en el completo desarrollo de todas las capacidades materiales, intelectuales y morales que permanecen latentes en cada persona; libertad que no conoce más restricciones que aquellas que vienen determinadas por las leyes de nuestra propia naturaleza individual, y que no pueden ser consideradas propiamente restricciones, puesto que no se trata de leyes impuestas por un legislador externo, ya se halle a la par o por encima de nosotros, sino que son inmanentes e inherentes a nosotros mismos, constituyendo la propia base de nuestro ser material, intelectual y moral: no nos limitan sino que son las condiciones reales e inmediatas de nuestra libertad». [21]
  • «Todas las religiones, con sus dioses, semidioses, profetas, mesías y santos son el producto del capricho y la credulidad del hombre, quien no ha alcanzado todavía el desarrollo total y la personalidad completa de sus poderes intelectuales». [11]
  • «Todo estado, como toda teología, supone al hombre esencialmente perverso y malvado». [22]
  • «Todo lo que vive tiende a realizarse en la plenitud de su ser. El hombre, ser vivo y pensante al mismo tiempo, para realizarse debe ante todo conocerse». [13]
  • «Todo pueblo, provincia y municipio tienen derecho ilimitado a su completa independencia, con tal que su constitución interna no amenace la independencia y la libertad del territorio vecino». [23]
  • «Yo no digo que todos los individuos se asemejarán porque serán tallados por el mismo modelo, lo que sería lamentable y felizmente será siempre imposible; la variedad de los hombres [...] es la riqueza de la humanidad». [18]
  • «Yo no pongo mi ignorancia en un altar y le llamo dios». [1]
  • «Yo no soy ni un sabio ni un filósofo, ni siquiera un escritor de oficio. He escrito muy poco en mi vida y solamente lo he hecho, por decirlo así, a pelo, cuando una convicción apasionada me forzaba a vencer mi repugnancia instintiva contra toda exhibición de mi propio yo en público. ¿Quién soy yo, pues? y ¿qué es lo que me impulsa ahora a publicar este trabajo? Yo soy un buscador apasionado de la verdad y un enemigo, no menos apasionado, de las ficciones desgraciadas con que el partido del orden, ese representante oficial, privilegiado e interesado en todas las torpezas religiosas, metafísicas, políticas, jurídicas, económicas y sociales, presentes y pasadas, pretende servirse, todavía hoy, para dominar y esclavizar al mundo. Yo soy un amante fanático de la libertad, a la que considero como el único medio, en el seno de la cual pueden desarrollarse y agrandarse la inteligencia, la dignidad y la felicidad de los hombres... La libertad que consiste en el pleno desarrollo de todas las potencias materiales, intelectuales y morales que se encuentran latentes en cada uno... Yo entiendo esta libertad como algo que, lejos de ser un límite para la libertad del otro, encuentra, por el contrario, en esa libertad del otro su confirmación y su extensión al infinito; la libertad limitada de cada uno por la libertad de todos, la libertad por la solidaridad, la libertad en la igualdad; la libertad que triunfa de la fuerza bruta y del principio de autoridad, que no fue nunca más que la expresión ideal de esta fuerza... Yo soy partidario convencido de la igualdad económica y social, porque sé que, fuera de esta igualdad, la libertad, la justicia, la dignidad humana, la moralidad y el bienestar de los individuos, así como la prosperidad de las naciones no serán nunca nada más que mentiras». [24]
  • «Yo soy libre solamente en la medida en que reconozco la humanidad y respeto la libertad de todos los hombres que me rodean». [12]

Citas de sus libros[editar]

Dios y el estado [25][editar]

  • «Nunca conseguiremos destruir el estado ampliándolo».
  • «No soy verdaderamente libre más que cuando todos lo seres humanos que me rodean, hombres y mujeres, son igualmente libres. La libertad de otro, lejos de ser un límite o la negación de mi libertad, es al contrario su condición necesaria y su confirmación».
  • «Toda autoridad temporal proviene directamente de la autoridad divina o espiritual. Pero la autoridad es la negación de la libertad. Dios, o más bien la ficción de Dios, es la consacración de todas las autoridades que existen sobre la Tierra, y éstas no serán eliminadas hasta que se haya extingido la creencia en un amo celeste. […] Si Dios existe, el hombre es esclavo ; ahora bien, el hombre puede y debe ser libre, por lo tanto Dios no existe».
  • «Pero aún rechazando la autoridad absoluta, universal e infalible de los hombres de ciencia, nos inclinamos voluntariamente ante la autoridad respetable, pero relativa, muy pasajera, muy restringida, de los representantes de las ciencias especiales, no exigiendo nada mejor que consultarlos en cada caso, y muy reconocidos por las indicaciones preciosas que quieran darnos, a condición de que ellos quieran recibirlas de nosotros sobre cosas y en ocasiones en que somos más sabios que ellos; y en general, no pedimos nada mejor que ver a los hombres dotados de un gran saber, de una gran experiencia, de un gran espíritu y de un gran corazón sobre todo, ejercer sobre nosotros una influencia natural y legítima, libremente aceptada, y nunca impuesta en nombre de alguna autoridad oficial cualquiera que sea, terrestre o celeste. Aceptamos todas las autoridades naturales, y todas las influencias de hecho, ninguna de derecho, y como tal oficialmente impuesta, al convertirse pronto en una opresión y en una mentira, nos impondría infaliblemente, como creo haberlo demostrado suficientemente, la esclavitud y el absurdo. En una palabra, rechazamos toda legislación, toda autoridad y toda influencia privilegiadas, patentadas, oficiales y legales, aunque salgan del sufragio universal, convencidos de que no podrán actuar sino en provecho de una minoría dominante y explotadora, contra los intereses de la inmensa mayoría sometida. He aquí en qué sentido somos realmente anarquistas».
  • «No miremos, pues, nunca atrás, miremos siempre hacia adelante, porque adelante está nuestro sol y nuestra salvación; y si es permitido, si es útil y necesario volver nuestra vista al estudio de nuestro pasado, no es más que para comprobar lo que hemos sido y lo que no debemos ser más, lo que hemos creído y pensado, y lo que no debemos creer ni pensar más, lo que hemos hecho y lo que no debemos volver a hacer».
  • «El cristianismo es, precisamente, la religión por excelencia, porque expone y manifiesta, en su plenitud, la naturaleza, la propia esencia de todo sistema religioso, que es el empobrecimiento, el sometimiento, el aniquilamiento de la humanidad».
  • «Amantes y envidiosos de la libertad humana, y considerándola como la condición absoluta de todo lo que adoramos y respetamos en la humanidad, doy vuelta la frase de Voltaire y digo: si dios existiese realmente, habría que hacerlo desaparecer».
  • «¿Se desprende de esto que rechazo toda autoridad? Lejos de mí ese pensamiento. Cuando se trata de zapatos, prefiero la autoridad del zapatero; si se trata de una casa, de un canal o de un ferrocarril, consulto la del arquitecto o del ingeniero. Para esta o la otra, ciencia especial me dirijo a tal o cual sabio. Pero no dejo que se impongan a mí ni el zapatero, ni el arquitecto ni el sabio. Les escucho libremente y con todo el respeto que merecen su inteligencia, su carácter, su saber, pero me reservo mi derecho incontestable de crítica y de control. No me contento con consultar una sola autoridad especialista, consulto varias; comparo sus opiniones, y elijo la que me parece más justa. Pero no reconozco autoridad infalible, ni aún en cuestiones especiales; por consiguiente, no obstante el respeto que pueda tener hacia la honestidad y la sinceridad de tal o cual individuo, no tengo fe absoluta en nadie. Una fe semejante sería fatal a mi razón, la libertad y al éxito mismo de mis empresas; me transformaría inmediatamente en un esclavo estúpido y en un instrumento de la voluntad y de los intereses ajenos».

Federalismo, socialismo y antiteologismo [26][editar]

  • «Que la libertad sin el socialismo es el privilegio, la injusticia; y que el socialismo sin la libertad es la esclavitud y la brutalidad».

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Amate Pou, Jordi. Paseando por una parte de la Historia: Antología de citas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788417321871. p. 11.
  2. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 246.
  3. Del Libro Conversaciones con Bakunin, de Arthur Lehning, editorial Anagrama, 1978
  4. Sánchez Jiménez, José. El movimiento obrero y sus orígines en Andalucía. Número 19 de Colección "Lee y discute." Editorial ZYX, 1967. p. 56.
  5. Una historia del anarquismo en Colombia: crónicas de utopía. Volumen 19 de Madre tierra. Autor Colectivo "Alas de Xue.". Edición ilustrada. Editorial Nossa y Jara Editores, 2000. ISBN 9788495258038. p. 41.
  6. Amate Pou, Jordi. Paseando por una parte de la Historia: Antología de citas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788417321871. p. 10.
  7. Etznab, Kenai. Poemas de Utilidad Política 7.3. Editorial Lulu.com. ISBN 9780557138807.
  8. Cartilla conceptual sobre estado y descentralización. Volumen 5 de Evolución y estado de la descentralización. Contribuidores Rafael López, Bolivia. Viceministerio de Descentralización. Editor Ministerio de la Presidencia, Viceministerio de Descentralización, 2007. p. 1.
  9. 9,0 9,1 Bender, Lynn Darrell. Perspectivas políticas. 4ª Edición. Editorial Publicaciones Puertorriqueñas, 1998. ISBN 9780929441191. p. 48.
  10. En "Human Resourses, Social Engineering In The 20th Century" citado por Noam Chomsky
  11. 11,0 11,1 Leandry Vega, Ismael. La maldad y la imbecilidad de tu dios y de tu religión. Editorial Lulu.com, 2008. ISBN 9780615244716. p.238.
  12. 12,0 12,1 12,2 12,3 Franco Crespo, Antonio A. 100 Masones. Su palabra. Editor Antonio Franco Crespo, 2009. ISBN 9789871303946. p. 177.
  13. 13,0 13,1 Amate Pou, Jordi. Paseando por una parte de la Historia: Antología de citas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788417321871. p. 13.
  14. Granados Atlaco, Miguel Ángel. Derecho penal electoral mexicano. Editorial Porrúa, 2005. ISBN 9789700756028. p. 16.
  15. Reproducido en De amor y de sombra. Isabel Allende. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2014. ISBN 9788401342615.
  16. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 182.
  17. Bronckart, Jean-Paul; Bota, Christian. Bajtín desenmascarado: Historia de un mentiroso, una estafa y un delirio colectivo. Volumen 4 de Machado Nuevo Aprendizaje. Traducido por Cristina Ridruejo Ramos, Eric Jalain Fernández. Editorial Antonio Machado Libros, 2015. ISBN 9788491140917.
  18. 18,0 18,1 18,2 Velasco Criado, Demetrio. Ética y poder político en M. Bakunin. Editorial Universidad de Deusto, 2009. ISBN 9788498308532. p. 148.
  19. Amate Pou, Jordi. Paseando por una parte de la Historia: Antología de citas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788417321871. p. 12.
  20. N: Revista de cultura, números 127-135. Colaborador Clarin (Firm). Editorial Clarin, 2006. p. 66.
  21. Martínez Pintor, Francisco. Ética elemental del ser libre. Editorial Lulu.com. ISBN 9781291389524. p. 12.
  22. Burguesía y estado liberal. Autores Enrique Bernales B., Laura Madalengoitia U., Marcial Rubio Correa. Editorial DESCO, Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo, 1979. p. 173.
  23. La Iglesia y García, Gustavo. Caracteres del anarquismo en la actualidad. 2ª Edición. Editorial Gustavo Gili, 1907. p. 172.
  24. Ética y poder político en M. Bakunin. Editorial Universidad de Deusto, 2009. ISBN 9788498308532. p. 19.
  25. Dios y el estado. Biblioteca pensamiento crítico. Mijail Aleksandrovich Bakunin. Traducido por Diego Abad de Santillán. Editorial El Viejo Topo, 2008. ISBN 9788496831919.
  26. Federalismo, socialismo y antiteologismo. Mijail Bakunin. Editorial NoBooks Editorial, 2011.