Marguerite Durand

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Marguerite Durand
«Nada sabemos de la admirable actividad de las mujeres, e incluso las feministas desconocen las tres cuartas partes de lo que han hecho sus antepasadas, sus madres... o sus contemporáneas, en todos los órdenes de las preocupaciones humanas».
«Nada sabemos de la admirable actividad de las mujeres, e incluso las feministas desconocen las tres cuartas partes de lo que han hecho sus antepasadas, sus madres... o sus contemporáneas, en todos los órdenes de las preocupaciones humanas».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 87 años.

Marguerite Durand (París, 24 de enero de 1864 – París, 16 de marzo de 1936) fue una actriz, periodista y sufragista francesa.

Citas[editar]

  • «Nada sabemos de la admirable actividad de las mujeres, e incluso las feministas desconocen las tres cuartas partes de lo que han hecho sus antepasadas, sus madres... o sus contemporáneas, en todos los órdenes de las preocupaciones humanas». [On ne sait rien de l’admirable activité des femmes, et même les féministes ignorent les trois quarts de ce qu’ont fait, dans tous les ordres de préoccupations humaines, leurs aïeules, leurs mères… ou leurs contemporaines]. [1]
  • «Nadie sabrá nunca lo que el feminismo le debe a mi pelo rubio». [Nul ne saura jamais ce que le féminisme doit à mes cheveux blonds]. [2]

Editoriales de prensa[editar]

  • «"Le Figaro" en 1896 me había encargado escribir un artículo sobre el congreso feminista que en medio de interrupciones malévolas, burlas y abucheos de los estudiantes, había llamado la atención del público. Así que fui a salón de las sociedades científicas donde se estaba realizando el congreso; y me llamó la atención la lógica del discurso, el mérito de las reivindicaciones y la maestría de la presidenta Maria Pognon, que supo dominar la tempestad y dirigir los debates. A la vista de aquello, me negué a escribir el artículo en Le Figaro, pero se me ocurrió la idea de ofrecerles a las mujeres un arma de combate, un nuevo periódico que demostrara sus habilidades tratando no sólo lo que les interesaba directamente, sino las cuestiones más generales y ofrecerles la profesión de periodista en activo». [“Le Figaro” en 1896 m'avait chargée d'écrire un article sur le congrès féministe que des obstructions malveillantes, des quolibets et des chahuts d'étudiants signalaient bruyamment à l'attention publique. Je me rendis donc aux Société savantes où se tenait le congrès et je fus frappée par la logique du discours, le bien-fondé des revendications et la maîtrise, qui savait dominer l'orage et diriger les débats, de la présidente Maria Pognon. Je refusai d'écrire l'article de critique pour Le Figaro. Mais l'idée m'était venue d'offrir aux femmes une arme de combat, un journal qui devait prouver leurs capacités en traitant non seulement de ce qui les intéressait directement, mais des questions les plus générales et leur offrir la profession de journaliste actif]. [3]

Referencias[editar]

  1. Menciones en GLibros
  2. Menciones en GLibros
  3. Jean Rabaut, Marguerite Durand (1864-1936): La Fronde féministe ou Le Temps en jupons, L'Harmattan, 1996, p. 135. en GLibros.