María Florencia Freijo

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

María Florencia Freijo (1987, Mar del Plata, Argentina) es una escritora feminista argentina.[1][2][3]

Citas[editar]

  • «No considero que las mujeres decidimos mal, sino que creo que en muchas oportunidades no tenemos la posibilidad de elegir, de decidir, sencillamente porque nos faltan recursos para hacerlo: lugares de poder, dinero, prestigio social, vínculos sociales, o porque incluso teniéndolos, la sobrecarga de roles y tareas a cuestas nos ponen en una negociación constante con nosotras mismas y con los demás».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «Para muchas mujeres el matrimonio o la convivencia sigue siendo un lugar de ascenso social».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «Los vínculos de supervivencia, básicamente, se dan cuando las mujeres no tienen qué elegir. La mayoría de las mujeres que entran en el ámbito de lo doméstico (se casan, están a cargo de sus hogares y dedican la mayor parte de su tiempo a sus hogares) sufren un empobrecimiento económico o patrimonial».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «​Para muchas mujeres el matrimonio o la convivencia sigue siendo un lugar de ascenso social. El matrimonio sigue persistiendo como un contrato que puede generar el ascenso de las mujeres al sostenimiento de la vida material».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «Pero ese ascenso no significa una mejora en la calidad de vida. Se genera una dependencia en donde ella no es ni dueña ni propietaria porque el matrimonio sigue siendo una institución que nuclea al varón como padre de familia y como propietario de lo económico, de la mujer y de los hijos. Sigue generando relaciones de dependencia en el corto y largo plazo. Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «Cuando no se le ponen condiciones al varón, ahí gana el patriarcado. Ese es el gran problema que hay hoy en la sexualidad. Hay mucha información sobre el placer y sobre el autoconocimiento, pero todavía no hemos logrado poner límites a una masculinidad que ha sido avasallante con las condiciones de vida de las mujeres».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «Las mujeres tenemos que incorporar la palabra autocuidado, pensar primero en nosotras. Para mí es muy desesperanzador ver que las cosas no han cambiado tanto como parece».
    • Fuente

Florencia Freijo: “Los vínculos de supervivencia siguen siendo una trampa mortal para las mujeres”.

  • «Es imposible la cantidad de cosas que tenemos las mujeres en la cabeza. Si no fuéramos madres, probablemente, el síndrome de cuidadora se vería reflejado en nuestra relación con una amiga que lo está pasando mal, con nuestra madre o hasta con nuestra pareja. Hablo con mis seguidoras en las redes: tienen 20 años y el día de la madre le están comprando el regalo a su suegra porque su novio no sabe qué regalarle a su mamá».
    • Fuente

María Florencia Freijo: “El feminismo se ha convertido en un nuevo lugar de exigencia”.

  • «El rosa y el violeta gustan mucho tanto a niñas como a niños porque es un color que a su edad, visualmente, llama mucho la atención. Lo que me pregunto siempre es por qué los niños no los eligen. Más que sean ellas las que los eligen, me preocupa la represión que están poniendo en los nenes para que no lo hagan. Es una hipótesis, pero siento que en esta represión se empieza a esconder el odio hacia la mujer. El inculcarles a los niños que los juguetes feminizados están mal puede hacer que empieces a ver con negatividad aquellos procesos que tienen que ver con lo femenino. Esto no pasa en las mujeres. A ningún padre le molesta que la nena juegue a la guerra o al fútbol. A lo sumo, hay algo de machismo, pero no del orden de la molestia».
    • Fuente

María Florencia Freijo: “El feminismo se ha convertido en un nuevo lugar de exigencia”.

  • «Cuando tenemos información, podemos tomar microdecisiones que van a ir mejorando la calidad de vida de otras mujeres. Por ejemplo, negocio conmigo misma la incomodidad de ir a una reunión sin maquillaje. Si lo hago, puede que piensen que soy una mujer con menos poder o que está masculinizando su imagen. Y eso puede tener un castigo. Pero también hay que entender que el castigo va a existir por el simple hecho de ser mujer, ya que si vas demasiado arreglada o maquillada, probablemente también te van a decir algo. Tenemos que trabajar internamente con estas exigencias y darnos cuenta también cuando nosotras mismas exigimos más a las otras mujeres. Hay que romper ese sesgo. Y es muy difícil de hacer porque está naturalizado y se activa automáticamente como verdad. ¿Qué podemos hacer? Leer mucho y tener mucha información para tomar buenas decisiones y poder cambiar el sentido de algunas cosas que vemos y decodificarlas de manera distinta. Eso nos va a ir construyendo ciertos niveles de libertad y empezar a hacer sentir segura a la otra. Ahora siento que no nos podemos brindar un lugar de seguridad. El feminismo, que tenía que ser un lugar de seguridad para nosotras, se ha convertido en un nuevo lugar de exigencia».
    • Fuente

María Florencia Freijo: “El feminismo se ha convertido en un nuevo lugar de exigencia”.

Referencias[editar]