Madame de Sévigné

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Madame de Sévigné
«Las faltas de las mujeres son otras tantas actas de acusación contra el egoísmo, la indiferencia y la incapacidad de los maridos»
«Las faltas de las mujeres son otras tantas actas de acusación contra el egoísmo, la indiferencia y la incapacidad de los maridos»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 324 años.
Icon PD.svg

Madame de Sévigné (París, 5 de febrero de 1626–Grignan, 17 de abril de 1696) fue una aristócrata francesa del siglo XVII, conocida por su obra epistolar.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • El vivo placer que experimentamos al hablar de nosotros mismos, explica las conversaciones de largos años entre amantes y el apego de las devotas al confesionario.[1]
  • «En todos los géneros, la verdad es, a la vez, lo más sublime, lo más sencillo, lo más arduo y, sin embargo, lo más natural».[2]
    • Fuente: Lletres
  • «Hay palabras que suben como el humo, y otras que caen como la lluvia».[3][4]
  • «La juventud es tan amable que fuera preciso adorarla si el alma y el entendimiento fuesen tan perfecto como el cuerpo; así es que cuando uno deja de ser joven, preciso se le hace perfeccionarse y procurar volver a ganar con las buenas cualidades, las que se pierden por el lado de agradables».[5]
  • «Las faltas de las mujeres son otras tantas actas de acusación contra el egoísmo, la indiferencia y la incapacidad de los maridos».[8]
  • «Lo que hace que no pensemos siempre de la misma manera, es que nos hallamos lejos, ¡ay!, muy lejos unos de otros».[9]
    • Fuente: Lletres (A Mme de Grignan, 27 de noviembre de 1673)
  • «No hay persona que no resulte peligrosa para alguien».[10]
    • Fuente: Lletres
  • «Sin el consuelo de la lectura, fácilmente moriríamos de tedio».[11]

Citada por Marcel Proust[editar]

  • «En cuanto recibo una carta, me gustaría recibir otra al instante, sólo vivo para ellas. Pocas personas son dignas de comprender lo que siento».
    • Fuente: A la sombra de las muchachas en flor.[12]
  • «Me privan de mi soledad sin darme su compañía».
    • Fuente: La Prisionera, pág. 1886.[ref. incompleta]

Referencias[editar]

  1. S. A. S. M. (1843), p. 76. Consultado el 10 de octubre de 2020.
  2. Goicoechea (1952), p. 482.
  3. Señor (1997), p. 315.
  4. Ortega (2013), p. .
  5. S. A. S. M. (1843), pp. 15-16. Consultado el 10 de octubre de 2020.
  6. Ortega (2013), p. 87.
  7. Palomo (1997), p. 165.
  8. Ortega (2013), p. 83.
  9. Goicoechea (1952), p. 453.
  10. Goicoechea (1952), p. 385.
  11. Señor (1997), p. 241.
  12. editorial Mondadori, Barcelona, 2010, página 281.

Bibliografía[editar]

  • Goicoechea, Cesáreo (1952). Diccionario de citas. Labor. 
  • Ortega Blake, Arturo (2013). El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial, México. ISBN 9786073116312.
  • S. A. S. M. (1843). El Eco de los siglos: tesoro de máximas, sentencias, pensamientos, proverbios, axiomas y dichos agudos y ... Imprenta Ignacio Oliveres, Barcelona. En Google Libros.
  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.