Laurie Lee

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Laurie Lee
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 23 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Laurie Lee (26 de junio de 1914-13 de mayo de 1997) fue un poeta y novelista británico.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «[Estos versos] fueron escritos por alguien que yo era de antaño y quien se encuentra ahora tan distante de mí que apenas le reconozco ya. Hablan de un tiempo y un sentimiento los cuales, por supuesto, ya me han abandonado pero por los cuales sigo teniendo un estrecho afecto y afinidad».
    • «[These verses] were written by someone I once was and who is so distant to me now that I scarcely recognize him anymore. They speak for a time and a feeling which of course has gone from me but for which I still have a close affection and kinship».[1]
  • «Los primeros sonidos tenues de España. Un perro aullando, el rebuzno de un burro, el delgado y agudo canto de un gallo. Subí embalado a la cubierta brillante del barco y el sol español se elevó y me descubrió la silueta de la ciudad. Aquello me recordó las superficies más suaves de Inglaterra. Vigo me impresionó como una aparición».[3]
    • Fuente: As I Walked Out One Midsummer Morning (1969)
  • «Luego subimos más por la ciudad [Toledo] hasta la casa del Greco, aún conservada con su jardín en declive; una pequeña villa íntima, bella y enmarañada, llena de flores muertas y guías tontos». [En el interior del edificio, Lee contempló] «colores que yo nunca había visto, morados supurantes, verdes lima, amarillos amargos; los cráneos alargados de los santos y sus párpados hundidos, los ojos revestidos de abnegaciones extasiadas, miembros y rostros estirados hacia arriba como capiteles en ascenso, ropas parpadeantes igual que llamas afiladas. Comparados con las pinturas de carnes robustas que había visto en Madrid, aquellas parecían reducidas al hueso enfebrecido».[4]
    • Fuente: Una mañana de verano de 1934 (1969; traducido al español por Península en 2002)

Citas sobre Lee[editar]

Referencias[editar]

  1. Lee, Laurie (en inglés). Laurie Lee: Selected Poems. Andrews UK Limited, 2014. ISBN 1910065269, 9781910065266. En Google Books. Consultado el 24 de diciembre de 2019.
  2. «Laurie Lee, escritor inglés.» El País. Consultado el 24 de diciembre de 2019.
  3. Rolland, Eduardo. «Una crónica alucinante.» La Crónica de Galicia. Consultado el 24 de diciembre de 2019.
  4. Mingo Lorente, Adolfo de. «Un puñetero milagro, esa mano.» La Tribuna de Toledo. Consultado el 24 de diciembre de 2019.