José Pablo Feinmann

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



José Pablo Feinmann
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

José Pablo Feinmann (n. Buenos Aires; 10 de marzo de 1943) es un filósofo, docente, escritor, ensayista, guionista y conductor de televisión argentino.

Citas[editar]

  • "A la 'desaparición' se la conoce en el mundo como la 'muerte argentina'."
  • "Bin Laden sigue allí como si fuera un producto de la propaganda norteamericana, porque tiene incluso el aspecto de un villano inventado, como los de las historietas, con rasgos algo burdos y marcadamente caricaturescos. Es un tipo que si se le sacara el turbante o afeitara la barba ya no es Bin Laden. Es alguien con quien nos podríamos cruzar en la avenida Corrientes. En cambio, si se lo observa detenidamente, se parece un poco a Charles Manson. Tiene un aspecto de barbudo diabólico, una imagen que le pega mucho al norteamericano medio."
    • Julio de 2002, en la revista mensual de la tarjeta Cabal
  • "El éxito electoral suele recompensar el doble discurso y la doble personalidad."
  • "El miedo es saber que el precio de la rebelión y el pensamiento es la muerte."
  • "El poder de los medios se extiende y los periodistas tienen cada día menos libertad para expresarse. Si alguien está en un medio que financia una película o una obra de teatro, ¿cómo hace un crítico para hablar mal de esos productos si es que no le gustaron? La concentración comunicacional es enorme."
    • Julio de 2002, en la revista mensual de la tarjeta Cabal
  • "El proletariado es una contradicción interna del capitalismo; se gestó en el vientre del capitalismo."
  • «Sartre tiene una frase que dice: “Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él”. Esto para mi es una frase de las más fundamentales de toda la historia de la humanidad. Porque, evidentemente, desde que nacemos hacen de nosotros algo; nosotros nacemos y nos hablan, nos meten una lengua, y nosotros la recibimos, como una esponja, palabras, palabras, palabras... Cuando empezamos a hablar, ¿qué decimos? —Decimos las palabras que nos dijeron, es decir, no tenemos un lenguaje propio; solo creemos que dominamos una lengua y esa lengua nos domina a nosotros. Pero, alguna vez, vamos a tener que decir una palabra nueva, alguna vez vamos a tener que decir una palabra que sea nuestra, y esa va a ser nuestra libertad. Entonces, es cierto el lenguaje que nos condiciona, el entorno sociopolítico que nos condiciona, el inconsciente que nos condiciona, es verdad todo eso, todo lo que quieran; pero a partir de algun momento, tenemos que ser responsables por nuestra vida nosotros mismos, porque somos lo que elegimos ser. Entonces, bienvenida la frase del maestro Jean-Paul, que dice “cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él”».
    • Comentario acerca de una frase de Jean-Paul Sartre, hecho en una de las presentaciones de su programa Filosofía Aquí & Ahora, en 2008.
  • "La realización de la utopía depende de lo que hagamos nosotros. Somos los responsables de nuestro destino."
    • Julio de 2002, en la revista mensual de la tarjeta Cabal
  • "Primero: a partir de 1976 se instala el Estado (neo) liberal, corrupto y mafioso. Esto se intensifica fuertemente en los noventa. Segundo: este Estado crea desempleo, marginalidad, exclusión, hambrientos. Tercero: esto crea delincuencia. Cuarto: el Estado (neo) liberal arma una policía poderosa (la policía crece, en un país, en relación directa al crecimiento de la pobreza). Quinto: esa policía se sustantiva. Se corporativiza. Se vuelve un ejército mafioso, temible e ingobernable. Sexto: se llega, por fin, a una sociedad en la que sólo hay ricos, policías y delincuentes. Los ricos les pagan a los policías para que maten a los delincuentes. Los policías, luego de hacerlo, quieren más y empiezan a secuestrar y matar a los ricos. Los ricos le piden protección al Estado. Pero el Estado es débil porque fue reducido para no entorpecer al mercado, que debe ser “libre”. (El Estado) Nada puede hacer contra una policía que los ricos tornaron poderosa para protegerse de los pobres. Una perfecta catástrofe."
    • 11 de abril de 2004, en Página/12
  • "¿Qué piensan hacer los que gobiernan?¿Piensan seguir arrojando gente hacia el hambre?¿No tienen miedo que los hambreados les asalten los countries o barrios cerrados? ¿O que algún desesperado salga un día a cobrarles la cuenta de tanta humillación y miseria? Y los desesperados no son pocos. No se puede vivir en un palacio rodeado de hambrientos. En algún momento, te devoran".
    • Julio de 2002, en la revista mensual de la tarjeta Cabal