José María Blanco White

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

José María Blanco White (Sevilla, 11 de julio de 1775-Liverpool, 20 de mayo de 1841) fue un escritor, poeta, crítico literario, teólogo, periodista y pollítico español del prerromanticismo. Se autoexilió de España, se convirtió al anglicanismo y luego al unitarismo. Son famosos sus profundos escritos de crítica de la cultura y la literatura española y sus Cartas sobre España. Escribió con igual facilidad en español que en inglés y en Londres editó un famoso periódico, El Español, donde reflejó su moderno pensamiento.

José María Blanco White
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 178 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.


Citas[editar]

  • «Cesa, mortal, de fatigarte en vano / tras rumores de error y de impostura, / ni pongas tu virtud en rito externo; / no abuses de los dones de mi mano, / no esperes cielo para un alma impura / ni para el pensar libre fuego eterno».
    • Soneto La revelación interna.
  • «¿Debe el Gobierno de España quejarse en nombre de la nación que lo ha constituido a su frente de que hay quien incomode a sus vasallos que se emplean en robar hombres, mujeres y niños, para venderlos a gentes que los hacen trabajar toda la vida, apropiándose el fruto de este trabajo, y hasta los hijos que produzcan en esta miserable esclavitud? El hecho, presentado de este modo, parece una paradoja inconcebible. Mas yo apelo al buen juicio de todos los hombres del mundo, que me digan si hay otro modo de pintar este procedimiento u otro aspecto por donde mirarlo... Tan bárbaras, tan fútiles y aun viles son cuantas razones se pueden imaginar para sostener, ni un momento, el tráfico de esclavos que el ánimo indignado se desdeña con abominación de recordarlas, y aun más, de responderlas».
    • El Español.
  • «La razón es el único don del cielo que compensa plenamente los males de la existencia humana».
    • Cartas de España, III.
  • «La religión, tal como se enseña y observa en España, es causa de intensos sufrimientos para los hombres buenos y honrados y de burda depravación para los necios y duros de corazón, así como un obstáculo insuperable para el desarrollo de la inteligencia puesto que favorece abiertamente los mayores disparates pseudocientíficos y el más estúpido fanatismo y, por otra parte, fomenta la abstención y el disimulo en los ciudadanos mejores y más capacitados hasta impedir el cultivo de las más nobles virtudes públicas, como son la sinceridad y la valentía».
    • Cartas de España, III.
  • «Las leyes españolas conceden unos mismos derechos a todos los blancos; pero los encargados de la ejecución de las leyes buscan todos los medios de destruir una igualdad que ofende el orgullo europeo. El gobierno, desconfiado de los criollos, da los empleos importantes exclusivamente a naturales de la España antigua, y aun, de algunos años a esta parte, se disponía en Madrid de los empleos más pequeños en la administración de aduanas o del tabaco. El más miserable europeo, sin educación y sin cultivo de su entendimiento, se cree superior a los blancos nacidos en el Nuevo Continente».
    • El Español.
  • «Lo mismo que hay matones del cuerpo los hay también del alma».
    • Cartas de España, III.
  • «Los criollos prefieren que se les llame americanos; y desde la paz de Versalles y, especialmente, después de 1789 se les oye decir muchas veces con orgullo: 'Yo no soy español, soy americano'; palabras que descubren los síntomas de un antiguo resentimiento. Delante de la ley todo criollo blanco es español; pero el abuso de las leyes, la falsa dirección del Gobierno colonial, el ejemplo de los Estados confederados de la América septentrional y el influjo de las opiniones del siglo han aflojado los vínculos que en otro tiempo unían más íntimamente a los españoles criollos con los españoles europeos».
    • El Español
  • «Los que tenéis raíces en el cielo / nunca podéis dejar en paz el suelo».
    • Silva La persecución religiosa.
  • «Si así la luz engaña / ¿no nos engañará también la vida?».
    • Soneto Night and Dead", The Bijou Annual, 1828