H. P. Lovecraft

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Howard Phillips Lovecraft»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
«Que no está muerto lo que duerme eternamente; y en el paso de los eones, aún la misma Muerte puede morir»

Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) fue un escritor estadounidense ciencia ficción y terror.

Citas[editar]

  • «En cuanto a los republicanos - ¿cómo puede uno tomar en serio a un corrillo de asustados, avaros y nostálgicos comerciantes y afortunados ociosos que cierran sus ojos ante la historia y la ciencia, encadenan sus emociones contra la decente simpatía humana, se aferran a sórdidos y provinciales ideales exaltando la codicia pura y toleran las dificultades artificiales para los no-muy-astutos que habitan sentimentalmente y con aires de suficiencia en un sueño-universo distorsionado de frases pasadas de moda y principios y actitudes que se basan en el obsoleto mundo agrícola y artesanal, y que se deleitan (consciente o inconscientemente) en suposiciones mendaces (tales como la noción de que la verdadera libertad es sinónimo con el único detalle de una licencia económica sin restricciones o que un plan racional de distribución de los recursos podría contravenir una vaga y mística 'herencia estadounidense'...) totalmente contrarios a los hechos y sin el menor fundamento en la experiencia humana? Intelectualmente, la idea republicana merece la tolerancia y el respeto que se le da a los muertos».
  • «A mi parecer, no hay nada más misericordioso en el mundo que la incapacidad del cerebro humano de correlacionar todos sus contenidos. Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos, pero no fue concebido que debiéramos llegar muy lejos. Hasta el momento las ciencias, cada una orientada en su propia dirección, nos han causado poco daño; pero algún día, la reconstrucción de conocimientos dispersos nos dará a conocer tan terribles panorámicas de la realidad, y lo terrorífico del lugar que ocupamos en ella, que sólo podremos enloquecer como consecuencia de tal revelación, o huir de la mortífera luz hacia la paz y seguridad de una nueva era de tinieblas».
    • La llamada de Cthulhu
  • «No hay mucha gente que sepa cuántas maravillas se les abren en las historias de la juventud, ya que cuando somos niños oímos y soñamos, albergamos ideas a medio cuajar, y cuando al hacernos hombres intentamos recordar, nos vemos estorbados y convertidos en seres prosaicos por el veneno de la vida. Pero algunos de nosotros nos despertamos en mitad de la noche entre extraños fantasmas de colinas y jardines encantados, de fuentes cantarinas al sol, de acantilados dorados a la vera de mares rumosos, de llanuras abiertas en torno a somnolientas cuidades de bronce y piedra, de la severa compañía de héroes cabalgando blancos caballos engualdrapados junto a espesas selvas; y entonces sabremos que hemos vuelto los ojos a las puertas de marfil del mundo de prodigios que fuera nuestro antes de convertirnos en sabios e infelices».
    • Celephaïs
  • «El lugar lógico para encontrar una voz de otros tiempos es un cementerio de otros tiempos».
    • En las montañas de la locura, capítulo 10.
  • «Ni la muerte, ni la fatalidad, ni la ansiedad, pueden producir la insoportable desesperación que resulta de perder la propia identidad».
    • Through the Gates of the Silver Key
  • «No está muerto lo que puede yacer eternamente; y con el paso de los extraños eones, incluso la Muerte puede morir».
  • «¿Quién conoce el fin? Lo que ha emergido puede hundirse y lo que se ha hundido puede emerger. Lo satánico aguarda soñando en el fondo del mar, y sobre las ondulantes ciudades humanadas navega el apocalipsis».
  • «La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido».
  • «Infeliz es aquel a quien los recuerdos de la infancia solo traen miedo y tristeza».[1]
    • Fuente: The Outsider, p. 1
  • «Si la religión fuera verdadera, sus seguidores no intentarían inculcar a sus hijos una conformidad artificial; pero simplemente insistiría en su inquebrantable búsqueda de la verdad, independientemente de los antecedentes artificiales o las consecuencias prácticas».[2]
    • Fuente: Against Religion: The Atheist Writings of H.P. Lovecraft, p. 41
  • «En teoría soy un agnóstico, pero a la espera de la aparición de pruebas racionales, debo ser clasificado, práctica y provisionalmente, como ateo».[3]
    • Fuente: The Call of Cthulhu and Other Weird Stories”, p. 11
  • «El mundo es realmente cómico, pero la broma es sobre la humanidad».[4]
    • Fuente: The Essays of HP Lovecraft, p. 2
  • «Por la noche, cuando el mundo objetivo se ha deslizado de nuevo a su caverna y ha dejado a los soñadores por su cuenta, llega inspiración y capacidades imposibles en cualquier hora menos mágica y tranquila. Nadie sabe si es escritor o no, a menos que haya intentado escribir de noche ».[5]
    • Fuente: The Little Black Book of Writers' Wisdoms, p. 5
  • «Las mentes creativas son irregulares y las mejores telas tienen sus puntos opacos».[6]
    • Fuente: The Classic Horror Stories, p. 414
  • «Los mayores horrores a menudo paralizan la memoria de una manera piadosa».[7]
    • Fuente: The Rats in the Walls, p. 14

Referencias[editar]

  1. H.P. Lovecraft (1926), The Outsider Consultado el 02 de Junio de 2021.
  2. H.P. Lovecraft (2010), Against Religion: The Atheist Writings of H.P. Lovecraft. Consultado el 02 de Junio de 2021.
  3. H.P. Lovecraft (1928), The Call of Cthulhu and Other Weird Stories Consultado el 02 de Junio de 2021.
  4. H.P. Lovecraft (1930), The Essays of HP Lovecraft Consultado el 02 de Junio de 2021.
  5. Steven D. Price(2013), The Little Black Book of Writers' Wisdom Consultado el 02 de Junio de 2021.
  6. H.P. Lovecraft (2013), The Classic Horror Stories Consultado el 02 de Junio de 2021.
  7. H.P. Lovecraft (1924), The Rats in the Walls Consultado el 02 de Junio de 2021.

Bibliografía[editar]