Giovanni Papini

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Giovanni Papini
"He comenzado todo y no he alcanzado nada".
"He comenzado todo y no he alcanzado nada".
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 61 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Giovanni Papini (1881-1956) fue un escritor italiano.

Citas sin fuentes[editar]

  • "Amar puede consistir en las palabras que hacen sangre, en el reproche, en la represión; lo que importa es la pureza de la intención".
  • "Cuando me asalta la alegría con sus tontas risas pienso que soy el único hombre que ha matado a su yo y que vive todavía".
  • "El amor es como el fuego, que si no se comunica se apaga".
  • "Hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amar".
  • "Para amar a los hombres es preciso abandonarlos de cuando en cuando. Lejos de ellos, nos acercamos a ellos".
  • "Quiero saberlo todo. Y siempre me encuentro como antes, triste como la vida y resignado como la sabiduría".
  • "Temo a un solo enemigo que se llama, yo mismo".
  • "Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras".
  • "Si es cierto que en cada amigo hay un enemigo potencial. ¿Por qué no puede ser que cada enemigo oculte a un amigo que espera su hora?"

El crepúsculo de los filósofos (1906)[editar]

  • "Cristo vino al mundo no solo para dar la paz del alma y para anunciar el Reino de los Cielos, sino también en calidad de portador de salud y de fuerza, como aquél que reconoce la naturalidad del mal y del pecado, y huye de la ciencia de los doctores y de la hipocresía de los devotos".
  • "El Cristianismo es, al menos en la persona de su fundador, una tentativa magnífica para suprimir los débiles y los enervados".
  • "Lo que la razón no da ni puede dar, el sentimiento lo da; el sentimiento que se esfuerza en simplificar las cosas por verlas con menos fatiga, necesita mirar a todos como hermanos por miedo a la soledad".
  • "Los hombres no aman la debilidad y la enfermedad: los que las poseen son llevados a odiarlas violentamente".
  • "Personalmente Cristo no tiene escrúpulo en mostrar sentimientos considerados como no cristianos",
  • "Solamente los enfermos y los enfermos que continuamente tienen altos y bajos, convalecencias y recaídas, comprenden la gran importancia del cuerpo y de la salud del cuerpo".
  • "Solamente los melancólicos fugitivos del pesimismo sienten la necesidad de aconsejar para sí y para los otros, la alegría".

La vida de nadie (1912)[editar]

  • "La vida es siempre y dondequiera, fuga y liberación, desaprisionamiento, excarcelación, brote y explosión. Todas las vidas, todos los momentos de todas las vidas".
  • "Todo viviente ha de ser el escultor de sí mismo y merecer la vida con el laceramiento de lo que lo cubre y envuelve".

Un hombre acabado (1913)[editar]

  • "¿Cómo podré conocerme a mí mismo si no sé encontrarme entre esta inmensidad que me oprime y penetra por doquier? ¿Cómo llegaré a ser verdaderamente yo mismo si no sé reconocerme, si no sé cuál es el centro irreductible, el postrer residuo de mi personalidad?".
  • "El pensamiento no se detiene. El final de la última página no es sino el exordio de una nueva página, y cada cumbre alcanzada es un trampolín para otros vuelos".
  • "En verdad os digo que no hay señal más cierta de un espíritu mezquino que sentirse satisfecho de todo".
  • "He comenzado todo y no he alcanzado nada".
  • "He leído muchos, muchísimos libros, demasiados quizá; y sin embargo puedo asegurar que no he leído nada".
  • "He nacido con la enfermedad de la grandeza".
  • "La contemplación del filósofo, el éxtasis del místico, la creación del poeta -todo cuanto nos aleja de las humillantes necesidades de la conservación corporal, del nauseabundo remolino de los intereses corporales- se halla en el espíritu".
  • "La humanidad es una mujer que se conmueve sólo por quien la adora o por quien la atemoriza".
  • "La mujer es, por esencia y necesidad, una parásita, un disfrutadora, una ladrona".
  • "La natural malicia humana tiene ojos de lince y mente pronta. Nada escapa a su maldita vigilancia. Lo que no ve, lo adivina; lo que no puede adivinar, lo supone. No es de hoy que los hombres están dispuestos a ver la paja en ojo ajeno".
  • "La verdad más profunda se descubre siempre tarde, y nosotros somos los últimos en enterarnos".
  • "La vida, para ser soportable, debe ser vivida intensamente. La sensibilidad la llena a cada momento, y si bien cambia semejante al agua que pasa, al menos nos transporta como una corriente que puede parecer igual y eterna".
  • "Nadie puede asegurar de nada... A ningún problema se puede contestar de un solo y exclusivo modo y solamente de aquel modo. Cada hombre al hablar tiene su propia razón, y quien habla contra él tiene también la suya, y tiene también la suya quien habla contra el primero y el segundo y un posible cuarto. Una vez tras otra no tenemos más remedio que asentir".
  • "¿No habéis advertido, garzas de mal augurio, que el ingenio es la mercancía más corriente que se encuentra en la feria de los hombres?... El ingenio, idiotas míos, corre por las calles, llena las casas, inunda los libros, fluye de todas las bocas, rebosa en todas las tabernas... Hasta quienes nada tienen tienen ingenio. Hasta los políticos. Hasta los periodistas... El ingenio no es más que el grado sublime de la mediocridad".
  • "No sé agradar sino atormentando; no puedo amar sino despreciando".
  • "No sé quién soy, ni dónde estoy, ni qué pienso en realidad".
  • "Para mí Dios jamás ha muerto, porque nunca ha vivido en mi alma".
  • "Quería ser verdaderamente grande, épico, inconmensurable; quería lograr algo gigantesco, inaudito, que cambiase la faz de la tierra y el corazón de los hombres".
  • "Saber es poder".
  • "Si no es para gozar una vida más bella, mejor es la muerte. ¡Mucho mejor la muerte!".
  • "Siempre he sentido más necesidad de enemigos que de amigos".
  • "Soy aquel que jamás habrá logrado ser nada".
  • "Soy superior hasta el punto de comprender que no soy lo bastante superior, y nada más".
  • "Soy un hombre para quien Dios no ha constituido jamás problema".
  • "Tal vez debo a Erasmo de Rotterdam mi pasión por los pensamientos no comunes y el convencimiento profundo de que los hombres son canallas cuando no son imbéciles".
  • "Todos quieren con ardiente amor a la humanidad, mientras permanecen encerrados en la soledad de sus propias casas".
  • "Una nación que no siente en sí la pasión mesiánica está destinada a desaparecer".
  • "Yo permanezco en el mundo porque el mundo es aún más terrible que la nada. He aceptado la vida porque la vida es más dolorosa que la muerte... Solamente del dolor nace la verdad, y en el fondo de la desesperación se encuentra el único placer que no produce asco".

La paga del sábado (1915)[editar]

Sobre la Primera Guerra Mundial:

  • "Un hombre de talento no se vuelve a fabricar en un momento. Debería haber una ley protectora de los más dignos, como la hay para las viejas iglesias y los paisajes. Una nación tiene derecho a hacer guerras y a vencerlas y a defenderse, porque representa una civilización, un arte, un tipo de inteligencia. Si los mejores tuvieran que morir sin ineludible necesidad, la nación misma sería disminuída en su mismo derecho".
  • "Una matanza de sueños... En definitiva, es la inteligencia la derrotada. Entre aquellos muertos había amigos y otros que, en definitiva, podían llegar a ser amigos nuestros. Algo de nosotros ha muerto en ellos. La única riqueza del mundo; la única verdadera y deseable, la del genio, está reducida... Hemos vivido y sufrido más de lo que se podía esperar... No volveremos a gustar, mientras existamos, el sabor tranquilo de la vida de antes".

Los operarios de la viña (1929)[editar]

  • "El Cristianismo no es más que la imitación de Cristo. El verdadero cristiano debe ser, en cuanto pueda y lo más que pueda, el imitador de Cristo, el copiador de Cristo, la sombra de Cristo. No existe, para él, otro modo de vivir la jornada terrena que como preparación de la perpetuidad paradisíaca".
  • "Quien lee el Evangelio no lee un libro".

Gog (1931)[editar]

  • "El hombre, a pesar de todas las hipocresías y retóricas, no ama sinceramente más que a sí mismo y no adora más que su propio yo".
  • "Si la inteligencia lleva a la duda o a la falsedad, es de presumir que la insensatez, por idéntica ley, conduzca a la certidumbre y a la luz. Si el demasiado razonar lleva a la locura en vez de a la conquista de la verdad, está claro que es preciso partir de la locura para ascender a una racionalidad superior que resuelva los enigmas del mundo".
  • "La materia prima de la vida moderna no es el hierro, ni el petróleo, ni el carbón, ni el caucho: es el papel... Si las fábricas de papel se cerrasen, la civilización quedaría paralizada".

La escala de Jacob (1932)[editar]

  • "Cada uno tiene el derecho -para no decir el deber- de ofrecer a Dios lo poco que tiene".
  • "El Amor tiene dos caras y una de ellas es tremenda, tan grande es su semejanza, a los ojos de los tímidos y de los tibios, con la del odio".
  • "Quien ama verdaderamente no puede amar lo contrario y lo opuesto de aquello que ama, y ésta es la razón por la cual aquellos que fueron, en un determinado momento de la vida, los más grandes enemigos de Cristo, conviértense, tocados por la Gracia Divina, en sus más ardientes y fogosos defensores. El Amor y el odio están estrechamente unidos entre sí y quien quiera suprimir la cólera suprima al mismo tiempo la caridad. Quienes son incapaces de enardecerse por la ira también lo serán respecto del amor: son los eternos tibios que la boca de Dios, conforme está escrito en el Apocalipsis, vomitará".
  • "Sólo cuando se trata de una ofensa no dirigida a Cristo por los anticristianos sino a nosotros personalmente, entonces estamos pronto y dispuestos a presentar la otra mejilla".
  • "Todos lo conocen, muchos lo leen, nadie lo sigue. Se llama el EVANGELIO DE JESUCRISTO".

Retratos extranjeros (1932)[editar]

  • "El genio se paga perdiendo todo lo demás, o, por lo menos, gran parte de los otros bienes".
  • "La poesía es intraducible, y ya es mucho si no ha perdido, por el camino, todo su contorno, cuando ha sido traducida dos veces".
  • "Todos los grandes hombres del mundo... han sido también grandes infelices".

Los testigos de la pasión (1937)[editar]

  • "La caridad es la más poderosa de las apologías".
  • "Para obtener el perdón de Cristo, no basta el remordimiento, que puede ser efecto del miedo, ni la obediencia a su Iglesia, que puede ser dictado por el beneficio".

Cielo y tierra (1943)[editar]

  • "Perdona, Cristo, con Tu silencio divino la violencia de mi grito humano".

Cartas del Papa Celestino VI a los hombres (1946)[editar]

  • "Quien tiene fuerzas, roba; quien tiene armas, mata; quien está seguro de la impunidad, se hace ladrón y asesina. No hay otra moral que la de los lobos, otro código que el de los buitres".

Santos y poetas (1948)[editar]

  • "Jean-Paul Sartre, deseoso de apostar también a la carta comunista, se propuso separar, con la ayuda de los existencialistas alemanes, el existencialismo de la fe, y quiso demostrar que aquél era, en su esencia, puro y crudo ateísmo... Más no advertía el profesor acróbata que quitando al existencialismo su premisa religiosa se corría el riesgo de vaciar de todo sentido posible a sus principios fundamentales. La angustia nace de la idea de pecado, y la idea de responsabilidad de la idea de una ley y de un fin, y tampoco se pueden vivir efectivamente tales conceptos sin la fe en un Dios trascendente".

El Diablo (1953)[editar]

  • "Dios, si es Amor, ha de ser, también, necesariamente, dolor".
  • "La ignorancia, cuando se debe a voluntad divina,... no puede ser ni pecado ni culpa".
  • "Para quienes aún se acuerdan de que tienen un alma, lo que importa es, ante todo, el amor de Dios. Pero enseguida de ello es necesario el conocimiento de quien por voluntad de Dios nos posee y nos domina: el Diablo".
  • "Todo católico, sometido a la Iglesia docente, debe creer que los hombres son prisioneros y esclavos del Diablo, que la tierra es el reino de Satanás".
  • "Sólo a Dios, precisamente porque es Dios, le está permitido ser ateo".
  • "Un verdadero cristiano no debe ser malvado ni siquiera con los malvados; no debe ser injusto ni siquiera con los injustos; no debe ser cruel ni siquiera con los crueles, sino que debe ser, con el tentador del mal, un tentador del bien".
  • "Una de las más famosas tretas del Diablo es precisamente la de no hacerse notar".

Juicio universal (1957)[editar]

  • "El que quiere demostrar racionalmente la fe, solo demuestra que no tiene fe bastante en su corazón y, todavía, menos razón en su cabeza".
  • "Feliz aquel que nunca fue lacerado por el hambre de lo imposible".
  • "La razón es don precioso, pero solo en el orden de las cosas terrenas; en las celestiales es engaño y veneno".
  • "Los grandes de la tierra temen la verdad más que los simples mortales".

Diario (1962)[editar]

  • "El que tiene la enfermedad del ego raramente se confiesa a sí mismo".
  • "La vida está toda hecha de errores y renuncias. En la primera mitad, los errores son más numerosos que las renunciaciones; en la segunda mitad siguen abundando los errores y siguen también en aumento las renunciaciones. Solamente la extrema renuncia -la muerte- cierra, para siempre, la serie de los errores".
  • "¿Me moriré sin haber dicho, sin haber sabido lo que en el fondo de mi turbia y compleja alma soy, verdaderamente?.
  • "Muchos creen hacer poesía porque utilizan, muy a menudo, párrafos altisonantes y muchas mayúsculas".
  • "Podrían escribirse las últimas conclusiones de la vida del mundo con palabras que empezaran con la I: Inútil; Imposible; Inconcebible; Inmundo; Inmoral; Irrevertible; Inestable".
  • "Si mi filosofía es filosofía -de todos modos es siempre una reflexión sobre la vida humana- puedo llamarla 'sincerismo', o sea, esfuerzo para manifestar la verdad más allá de cualquier mito, ilusión, máscara o engaño, aunque sea útil e ideal".

Informe sobre los hombres (1977)[editar]

  • "Aquel que piensa en inmensas conquistas queda siempre por debajo de la intemperante magnificencia de su concepción".
  • "El arte, más que creación es dolor de no poder crear. El poeta es impotente ante la poesía tal como esplende en él en los momentos de mayor orgullo y lucidez. Cada obra de arte es una aproximación: todo poeta confiesa que su canto más bello es el que no supo jamás cantar. Más grande es el poeta, más reconoce su impotencia: las creaciones más profundas expresan la secreta tristeza de no poder crear, y por eso el arte más perfecto hace sufrir en el preciso instante en que regocija".
  • "El artista es un demiurgo frustrado: quisiera crear mundos nuevos y balbucea en vez de hablar, bosqueja en vez de modelar, delinea y no realiza".
  • "El que envidia es un venenoso que se envenena. Destila de su ser un licor maligno que después se bebe todo, gota a gota".
  • "Hemos contraído el empeño de ser hombres y las más de las veces resultamos bestias mal desuñadas o muchachos caducos".
  • "La admiración universal por los poetas -que en la mayoría coexiste con una casi total incomprensión- nace de la maravilla de ver capturados en formas armoniosas esos fragmentos de sensibilidad y pasión que a todos les parecen indecibles. Pero los mismos poetas saben -y lo confiesan- que sólo han podido expresar una de las mil partes que componen el rico y portentoso mundo que llevan en sí".
  • "La envidia es el efecto de una múltiple imbecilidad. Imbecilidad en el sentido originario de debilidad, o sea, en la confesión interior de ser inhábiles para conquistar lo que los más fuertes o afortunados poseen".
  • "La mujer es la única reliquia viviente que nos queda del Paraíso Perdido".
  • "La rutina nos enceguece ante las maravillas del mundo -nos vuelve indiferentes e inconscientes a los milagros cotidianos-, embota la fuerza de los sentidos y los sentimientos -nos vuelve esclavos del hábito aunque sea triste y culpable; nos despoja de vista, estupor, fuego y libertad. Nos convierte en esclavos, frígidos, insensatos, ciegos, propiedades todas estas de los cadáveres".
  • "La tragedia del filósofo es la de saber encontrar la idea detrás de los signos, la de comunicar su experiencia e intuición metafísica con las viejas palabras destinadas a actuar en el mundo exterior o a describirlo. Y más original es su pensamiento, más lo traicionan las palabras. Una nueva filosofía supone, a menudo, una nueva terminología, y no siempre por jactancioso juego sino por la necesidad y la ilusión que tiene todo aquél que es grande de crearse su propia lengua".
  • "Lo deseo y lo convertido en realidad no combinan jamás ni pueden combinarse: la porción no recubierta, más grande que la otra, es el eterno pasivo de los quebrantos titánicos".
  • "La vida es una sucesión de fracasos casi nunca declarados pero casi siempre escondidos bajo los emplastos de los compromisos. Por el solo hecho de nacer asumimos un compromiso que no puede ser satisfecho -tal vez ni siquiera con la muerte-".
  • "Los enemigos pueden negarme todo menos la facultad de amarlos, o sea, de no asemejarme a ellos. Y si los amo los hago un poco míos".
  • "Para hacer caer a los tiranos la plebe debe convertirse en tirana; en burguesa, para destruir a la burguesía y para vengarse de los propietario necesita enriquecerse".
  • "Quien admira dice esto, aun sin decirlo: Siento tu grandeza, por lo tanto, yo también soy grande ya que sólo los pares se entienden".
  • "Si todos fuesen menos envidiosos la prueba de la grandeza estaría dada por la admiración y el reconocimiento, no por la hostilidad".