Francisco Rabal

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francisco Rabal
«La muerte está al servicio de los toreros para darle inmortalidad y gloria como los dioses de Roma». Interpretando al torero retirado Juncal.
«La muerte está al servicio de los toreros para darle inmortalidad y gloria como los dioses de Roma». Interpretando al torero retirado Juncal.
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 18 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Francisco Rabal Valera (Águilas, Murcia, 8 de marzo de 1926 - Burdeos, 29 de agosto de 2001) fue un actor, guionista y director español.

Citas[editar]

  • «Nací en un cerro junto a las minas, en la Cuesta de Gos, una pedanía de Águilas, un grupo de casas de mineros y labradores, una rambla y al frente el mar. Había pequeños oasis, huertos de limones y naranjas: después de comer mi padre me mandaba al árbol. Me fui de allí a los seis años, y volví durante la Guerra Civil. Ya no quedan vestigios de la casa, pero mis recuerdos siguen siendo el azahar y el mineral, el plomo y la pirita».[1]
  • «Los actores, como el vino, a la madurez ganan».[1]
  • «Mi experiencia con [mi mujer] Asunción es que se ha ido transformando en madre. Empezó siendo amante, luego compañera, luego hermana y ahora ya es madre, absolutamente».[1]
  • «Yo que he sido muy prolijo, que he tenido cantidad de novias incluso estando casado, cada vez estoy más arraigado a Asunción, que ha sido la única mujer con la que he convivido. Mi educación ha sido diferente, yo me he criado en la naturaleza, en lo rural, y la mujer y su cuerpo eran algo natural, como hacer el amor con las cabras o las gallinas: eso me ha dado más naturalidad».[1]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Carlos Saura y Paco Rabal: Frente a frente. La Revista de El Mundo número 130, 12 de abril de 1998.