Fernando Vallejo

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Fernando Vallejo
«Que cada quien hable y escriba como pueda, que al hombre lo revelan sus palabras»
«Que cada quien hable y escriba como pueda, que al hombre lo revelan sus palabras»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Fernando Vallejo, (Medellín, 24 de octubre de 1942) es un escritor, biólogo y cineasta nacido en Colombia y nacionalizado en México.

Citas[editar]

Fernando Vallejo en sus propias palabras[editar]

“Que cada quien hable y escriba como pueda, que al hombre lo revelan sus palabras.”

Dios[editar]

"El que afirma la existencia de algo la tiene que probar. La carga de la prueba no cabe en el que la niega. Si yo por ejemplo digo: "existe una montaña de diamante en Marte", yo tengo que probar que existe una montaña de diamante en Marte. Entonces digo: ¿Quién entiende usted por Dios? Entonces usted me dice: "el que hizo el mundo" y "este señor es eterno". ¿Y por qué no puede ser el mundo eterno? Entonces de una vez, si usted puede aceptar la eternidad de alguien, pues también puede aceptar la eternidad del mundo. Entonces pienso que es una explicación que no explica nada. Porque "Dios no es entendible". Entonces es la vuelta del bobo. Entonces una explicación que no explica nada, ¿para qué sirve? Dios no nos sirve para explicar cómo surge la materia, cómo surge la vida. Ahora sí sabemos cómo surge la vida; cómo surge la materia nunca lo sabremos. Pero si decimos "Dios es es eterno", ¿por qué no podemos decir "el mundo es eterno, la materia es eterna"? ¿Para qué le damos la vuelta del bobo y ponemos una entidad más para una entidad inexplicable? Porque nosotros no podemos explicarnos cómo existió él. O cómo creó ésto. Ahora bien: supongamos que Dios existe. Dios sí existe. Le voy a dar a usted la razón entonces si quiere. Pero no sirve para un carajo: si no, mire cómo estamos de jodidos."

Temas literarios[editar]

Gabriel García Márquez[editar]
  • "«Majestad», le decía [Álvaro Uribe Vélez] al cobardón español en Cartagena con la aquiescencia de García Márquez, primer lambeculos de tiranos y granujas con poder que hoy tiene América." (Revista Soho: "Por el desafuero"), Soy colombiano y todo se torna muy confuso, debido al interés personal de muchos compatriotas guerreristas y desconocedores del sufrimiento del pueblo indigente, "los de abajo".
La narración en primera persona[editar]

"No concibo otra forma de escribir que en primera persona. Es la única real y sincera, porque ¡cómo va a saber un pobre hijo de vecino lo que están pensando dos o tres o cuatro personajes! ¡No sabe uno lo que está pensando uno mismo con esta turbulencia del cerebro va a saber lo que piensa el prójimo!" (Los días azules).

Sobre Colombia[editar]

Los políticos colombianos[editar]
  • "Los grandes delincuentes de Colombia son los causantes de está situación monstruosa en que estamos. Que se agrupan en el partido conservador, el partido liberal y la Iglesia Católica que son quienes han presidido nuestro destino durante los doscientos años que llevamos de país independiente. Ellos han provocado el narcotráfico porque arrinconaron a la gente y a nuestra raza antioqueña que era muy emprendedora, a eso, porque le cerraron todas las puertas a la industria. Primero, con toda clase de trabas burocráticas y con demagogias. Luego porque... Gaviria, este personaje siniestro y nefasto que ha tenido Colombia, llegó y le dio el puntillazo final y la acabó. A nosotros nos han obligado a eso: al narcotráfico, ¡al delito!. Las Farc, el Eln y los paramilitares son productos de ellos: del partido liberal y del partido conservador. Ellos no surgieron por generación espontánea. Surgieron porque le cerraron las puertas a buena parte de los colombianos. A tres millones por ejemplo que estamos por fuera." (Entrevista a Caracol Radio)
Álvaro Uribe[editar]
  • "Los políticos colombianos no los podemos medir en Aquinos [unidad propuesta en Manualito de imposturología física para medir la capacidad de mentir]; los tenemos que medir en Uribes. Esa unidad es la unidad de la bellaquería política y de la demagogia tartufa. Entonces, los políticos colombianos miden fracciones de Uribes: nuestro top mandatario mide la unidad. Pero Navarro Wolff, Mockus, Carlos Gaviria, Peñalosa, Gómez Méndez... esa gente mide 0,3 Uribes, 0,4 Uribes, 0,5 Uribes y así. Ninguno llega a la unidad."
  • "Esa vocecita, esa figurita, esa pedigüeñería, esa bellaquería, esas chambonadas, esas metidas de pata... ¡Y ese tonito marica de cura que nos encomienda a Dios!"
  • "En Cartagena te vi muy realista diciéndole «Majestad» a Juan Carlos de Borbón (...) Seguile diciendo en adelante «Majestad» a la impunidad porque ella es la reina de Colombia."
  • "Este malagradecido, que le dice al Rey de España «Majestad» porque nos restauró un edificio en Cartagena (¿y para qué hicimos la independencia si no era para no tener que decirle «Majestad» a un zángano cobarde cazador de osos indefensos, pero muy bueno para fornicar con las mujeres del prójimo?), en sus discursos ni nos menciona (...) E invoca en sus discursos el nombre de Dios. «¡Que Dios los bendiga!» termina diciéndonos como si fuera cura o Pastranita (...) ¡Ay, Majestad! Hablá como un hombre, marica." (Revista Soho: "Por el desafuero")
César Gaviria[editar]
  • "La unidad de Gaviria: ése mide 280 Uribes, que es la máxima posible indignidad y bellaquería a que puede llegar una persona en Colombia."
  • "Lo he recibido a él como una mariquita. Como una mariquita manzanilla. Éste es un hombre degradado a más no dar. Este tipo por ejemplo iba con su mujer y su niña, cuando era presidente, a las corridas de toros en la plaza de Santamaría de Bogotá sancionando con su presencia ahí ese espectáculo miserable. Este hombre es un hombre que le ha causado a Colombia un daño monstruoso, como nadie, ni siquiera como Pastranita: Porque él abrió las importaciones de carros sin haber abierto una sola calle ni hecho una sola carretera. Abrió las importaciones de carros y nos embotelló el destino. El futuro. Nosotros estamos embotellados: ¡todas las ciudades de Colombia! desde su gobierno. Desde que abrió irresponsablemente las importaciones de carros ¡más todas las otras importaciones con las que acabó con las industria nacional! Ésta es una mariquita bellaca. Y ahora quiere volver otra vez a Colombia a mangonearnos. Después de que estuvo allá en la OEA haciendo un papelón lamentable, ¡terrorífico! Y la forma como llegó ahí: con el manzanillaje que le ha aplicado siempre a todo." (Entrevista en Caracol Radio, 02/19/2005)
Andrés Pastrana Arango[editar]
  • --¡Carajo! Yo con semejante despliegue monto mi campaña para la presidencia.

Que es lo que hizo Pastranita, delfín de Pastrana el viejo, mamón de la teta pública, con su campaña nacional a la presidencia lanzada desde Támesis (...) El veintitrés de octubre, jueves, tres días antes de las elecciones, voló el señorito a los Llanos a hacerse retratar con Tirofijo abrazado a él merced a la promesa, disfrazada ante el mundo de paz, de entregarle a Colombia a este hampón, más nocivo que dentista mujer. La foto la vi en Barcelona, en un periódico español, y comenté lo único que podía comentar:

--¡Qué hijueputa!

Colombia la imbécil mordió el anzuelo envenenado de la paz y votó por el hijueputa. Que con su pan se lo coma."

Carlos Gaviria[editar]
  • "Es un leguleyo. De los que estamos hasta el gorro y de los que nos han hundido puesto que son los que han manejado a Colombia durante doscientos años desde que nos separamos de España. Nos han hundido con una infinidad de leyes que lo único que han hecho es impedirnos respirar. Y que no se cumplen. Porque Colombia es el país de la impunidad. La inmensa mayoría de los delitos en Colombia, ya lo sabemos, están impunes ¿Para qué siguen dando leyes? Entonces, dice muy mal de él que sea senador. Es senador pero con ce; del que cena: en un país que, en buena parte, si desayuna, no almuerza; y si almuerza, no come o cena. Él es un cenador. Es uno más, es un leguleyo."
Íngrid Betancourt[editar]

"Para hacerse ver, por su ambición, por demagoga, se fue esta mujercita al Caguán recién recuperado a meterse en la boca del lobo. ¿Para qué? Para tomarse con Tirofijo la misma foto que tres años antes se tomó Andrés Pastrana abrazado al hampón. Para eso. Para salir retratada con el hampón como salió este alfeñique con bigote en su búsqueda de la presidencia."

Antanas Mockus[editar]

"Carnívoros como nacimos, y de religión cristiana, comíamos salchichas: salchichas de cerdo o salchichas de res que la abeja reina compraba por cargas en La Llanera, una fábrica de embutidos de unos lituanos, de esos que acogieron los salesianos y que venían huyendo, católicos como eran (vale decir como nosotros), de la Lituania comunista de Stalin. De esos lituanos proviene el simio Mockus, el bobo que se hace el loco, hombre de culo de mandril que toda Colombia conoce pero de buen corazón, pues durante una de sus alcaldías bogotanas, en Engativá, por mano de su secretaria de Salud, Beatriz Londoño (doña concha puta de su puta madre, mamona empecinada de la teta pública de la que sigue agarrada), mató a 400 perros. Un estaliniano de pura cepa, un hombre malo, malo de verdad, habría matado mil."

Luis Eduardo Garzón[editar]

"Ah, y el alcalde Garzón. ¡Ay, repartiendo desayunitos en las escuelas de Bogotá entre los niños pobres con el convoy de camarógrafos de testigos que te siguen y te filman y te sacan en televisión! Dando limosna a campana herida como el cura García Herreros ante las cámaras de la televisión para que digan que sos bueno y te elijan de presidente. Limosna das, pero con plata ajena, no con la tuya: con la de los impuestos, cabrón. ¿O es que algún día has sacado un quinto de tu bolsillo para un niño pobre? ¡Con que esa es tu lucha, Lucho! Ya te leí el alma, alcalducho."

Pablo Escobar[editar]

"Muerto el gran contratador de sicarios, mi pobre Alexis se quedó sin trabajo. Fue entonces cuando lo conocí. Por eso los acontecimientos nacionales están ligados a los personales, y las pobres, ramplonas vidas de los humildes tramadas con las de los grandes." (La Virgen de los sicarios)

Los paramilitares[editar]
  • "Cuando el Estado desapareció del campo, de los pueblos, de las ciudades, en tiempos de Gaviria, de Samper y de Pastrana, ellos fueron los que evitaron que Colombia se convirtiera en otra Cuba, en otra cárcel inmensa bajo un solo tirano. Prefiero un bobo cuatrienal a un tirano eterno." Al parecer a ud le satisfacen más los perros que los seres humanos, pero recuerde todo lo que se haga contra el uno o el otro es indignante. Los paramilitares son exterminadores de seres humanos, así lo han confesado.(Charla con Héctor Abad Faciolince)
La guerrilla[editar]
Manuel Marulanda Vélez alias "Tirofijo"[editar]
  • "¿Cuál es el hijueputa más grande de Colombia? A ver. Adivinen.

Pasan los loros en bandada y le remachan al hijueputa la madre:

--¡Tirofijo hijueputa! Jua, jua, jua, jua, jua, juaaaaa...

Ya le tenía este hijueputa puesto el ojo a Támesis para aterrorizarlo con sus sicarios. ¡Pero qué! Vinieron los paramilitares y les dieron chumbimba. Noches lleva el hampón sin poder dormir ni cagar en paz en los rastrojos porque el ejército le va pisando los talones. Loritos cascabelitos, guíenlos, señánlenle al ejército de Colombia el Hache Pe." (Mi hermano el alcalde)

  • "Y cuando queremos insultar más a un hijueputa, lo ponemos en diminutivo. Por eso hoy voy a mandar a mis loros verdes a que le digan a Tirofijo:

--¡Hijueputica!

La minihijueputeadera en Colombia va viento en popa." (Mi hermano el alcalde, p. 124)

Amor por los animales[editar]

  • "¡Ni lo sueñen! Yo con gusto empalo por el culo al Papa, ¿pero tocar a un animalito de Dios?" (El desbarrancadero)

Gusto por los adolescentes[editar]

  • "Los calificativos los ponen los demás, yo simplemente soy bisexual: a mí me gustan los muchachos y los niños".
– Entrevistado por Margarita Vidal en un programa de televisión[1].
  • "Por lo demás, donde las ratas del Congreso colombiano les diera por regular también los entierros, ésta es la hora en que no tendríamos menos de cinco millones de cadáveres insepultos, apilándose en diferentes grados de descomposición en las casas: unos más podridos que otros. ¡Qué tentación para los gallináceos! ¡Pobres! Como si a mí me pusieran un colegio de muchachitos en pelota enfrente y no los pudiera ni tocar." (El desbarrancadero)

España[editar]

  • "Yo a España ya no la quiero, y estoy feliz de verla quebrada, en bancarrota, con una deuda impagable de casi dos billones de dólares y un desempleo monstruoso. ¡Lo altaneros que estaban, gastándose la plata ajena! Se aprovecharon de lo lindo de la Unión Europea mientras nos cerraban la puerta a los colombianos. ¡Cuál madre patria! Ésa no es una patria. Ni para los españoles ni mucho menos para los colombianos. Bienvenidos euracas a Perú y Colombia. Pero no de gerentes de bancos: a lavar inodoros". El País

Fútbol[editar]

  • "Cuando la humanidad se sienta en sus culos, ante un televisor a ver veintidós adultos infantiles dándole patadas a un balón, no hay esperanza, dan grima, dan lástima". (La Virgen de los Sicarios)

Citas sobre Fernando Vallejo[editar]

  • "Hace rato que le han debido dar a Vallejo el premio Nobel, pues es el mejor escritor del país. Es superior a García Márquez" (Gustavo Álvarez Gardeazábal)
  • "Sólo me interesa Vallejo. Me parece un escritor extraordinario. Uno que dice lo que quiere, que es de lo que se trata. Repetitivo, claro: siempre quiere decir lo mismo". (Antonio Caballero)
  • "Fernando Vallejo se pone a escribir lo primero que le viene a la cabeza y, cuando llega a la página 180, decide que ya está bien y la novela termina. Estructuralmente, todas sus novelas son un caótico flujo de conciencia (y sobre todo: de inconsciencia) donde el autor se lo pasa en grande yéndose por las ramas, llamando «hijueputa» a presidentes, Papas y pichicateros y paladeando coitos con muchachos. Tal cual". (Alberto Olmos)
  • "Para mí el mejor novelista vivo de la lengua española que existe hoy es Fernando Vallejo -con quien me disputo el puesto del que ha escrito el peor guión-, quien durante mucho tiempo tocó el piano en un restaurante de la Condesa y nunca ha entrado en esa República de las Letras. Nos dan casa, tenemos editorial, publicamos, pero siempre nos sentimos fuera del castillo, del feudo". (Eliseo Alberto)
  • "Fernando Vallejo es, probablemente, el escritor latinoamericano contemporáneo más controvertido. No se lo conoce por moderado: según él, Jorge Luis Borges era un prosista menor, Julio Cortázar no sabía escribir y Gabriel García Márquez es mal escritor. Tal vez intencionadamente sus libros se han situado en el centro de la polémica mientras se convertían en éxitos de ventas a nivel internacional y su autor conseguía el premio más importante de las letras en español, el Rómulo Gallegos en el año 2003 por El desbarrancadero. Resulta paradójico, sin embargo, que una obra tan rotunda y directa muestre tantas contradicciones". (Francisco Villena)
  • "Los juicios políticos de Vallejo son hipérboles de un alma desencantada." (Alejandro Gaviria Uribe)

Referencias[editar]

  1. Cfr. Documental de Luis Ospina, 2000. La desazón suprema. Retrato incesante de Fernando Vallejo.