Elfriede Jelinek

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Elfriede Jelinek
«La vida es seria, el arte es alegría.»
«La vida es seria, el arte es alegría.»
Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Elfriede Jelinek (Mürzzuschlag, Estiria, 20 de octubre de 1946) es una novelista, poeta, dramaturga, ensayista, guionista, traductora y activista feminista austriaca. Fue ganadora del premio Nobel de Literatura en 2004.

Citas[editar]

La pianista (Die Klavierspielerin)[1][editar]

  • «A veces, por supuesto, el arte crea el sufrimiento en primer lugar.»
  • «Abajo, un conocido artista de la ciudad muestra lo que fue el arte del pasado, ya que en la actualidad el arte no tiene posibilidades de existencia. Desde aquí, en la distancia se alcanza a ver la técnica, el polo opuesto del arte.»
  • «Algo vibraba en mi interior con Shubert, quizá el también se haya sentido tan conmovido cuando escribió Soledad como me sentía yo ayer. En cierta forma sufríamos al mismo ritmo. Shubert y mi modesta persona.»
  • «Arte y orden, parientes enemistados.»
  • «Con frecuencia, la inquietud hace presa en la madre, porque todo propietario aprende ya desde el comienzo y con sufrimientos: la confianza es buena pero ha de haber control.»
  • «Como en los viejos tiempos, muchos individuos jóvenes son empujados hacia el arte, la mayoría de ellos por sus padres, porque éstos no tienen ni la más remota idea de lo que es el arte, como mucho saben que existe.»
  • «El contacto casual amenaza a esta mujer, cuyo espíritu y cuyo arte es admirado. La amenaza quizá esté arriba, en el cabello, quizás en los hombros sobre los que tiene puesta la chaquetilla tejida.»
  • «Erika siempre sabe con días de antelación lo que le aguarda en días venideros, esto es, el servicio a las artes en el conservatorio. O de alguna otra forma tiene que ver con la música - esa chupa sangre - [...] »
  • «Erika vaga por altísimos corredores aéreos suspendida por efecto del arte y casi llega a desaparecer por los aires.»
  • «Es lo que piensa Erika. En su opinión sólo el arte tiene una existencia más duradera. Erika lo poda, lo poda, lo ata a una guía, lo desbroza y, finalmente, lo cosecha.»
  • «La vida es seria, el arte es alegría.»
  • «Los que saben de arte suelen decir que, en los días en que Bach compuso los seis conciertos de Brandemburgo, las estrellas se habían reunido a bailar en el firmamento.»
  • «Para muchos de sus estudiantes, la música significa el ascenso de las profundidades del proletariado a las alturas inmaculadas del arte. En el futuro también ellos serán profesores y profesoras de piano.»
  • «Se explaya en esta idea. Se pone de rodillas frente a Klemmer y, con besos torpes hurga en una barriga que intenta defenderse. Las rodillas de la excursionista, inexperta en incursiones por las elevadas artes del amor, se revuelcan [...].»
  • «Sólo el arte le ofrece dulzuras intemporales. Erika sigue caminando. Dentro de poco la putrefacción se habrá extendido y alcanzará la mayor parte de su cuerpo. Entonces le sobrevendrá la muerte en medio de sufrimientos.»
  • «Tengo la sensación de que usted desprecia su cuerpo, que sólo tolera el arte, señora profesora, dice Klemmer. Sólo le permite satisfacer sus necesidades primordiales, pero no basta sólo con comer y dormir.»
  • «Y de hecho tanto en la música como en general en el reino de las artes, es más tanto más fácil crear contrastes estridentes, oposiciones brutales. Pero esas cosas no son más que baratijas, nada más»

Referencias[editar]

  1. Jelinek Elfriede. La pianista. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2010 ISBN 978-84-3972-273-1.