Elena Moncada

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Elena Moncada (1964, Santa Fe, Argentina) es una referente del abolicionismo de la prostitución en Argentina y líder de la Asociación Civil de Mujeres por los Derechos.

Citas[editar]

  • «Para mí la prostitución no es un trabajo porque no se lo recomendarías a un hijo, hija, alguna amiga, gente querida. Esto no se lo recomendás a nadie, acá nos sos dueña de tu cuerpo, nunca podés elegir: siempre te elijen».
    • Fuente, Elena Moncada, “Yo elijo contar mi historia”, 2019, ISBN 9789877834260, página 14.
  • «Ellos te hacen creer siempre hermosa y que siempre estás en deuda, que sin ellos 'vos estarías tiradas, yo te inventé, yo hice lo que vos sos ahora´. Ellos arman tu identidad y cuando intentás salir de ella, te perdés, te das cuenta que no hay otra cosa; por eso te quedás».
    • Fuente, Elena Moncada, “Yo elijo contar mi historia”, 2019, ISBN 9789877834260, página 44.
  • «Tengo la sensación que nunca fui dueña de mi nombre, creo que el camino de las identidades me llevó a pensar que Elena, quizás, era solamente un nombre más, como podía ser otro. Ahí es que descubrí algo: yo podía decir "Soy Elena" y nada más. Podía sencillamente decir: "Soy Elena". En el momento en que eso sucede, comienza para mí la búsqueda de una identidad que yo sentía que no tenía hasta ese momento».
    • Fuente, Elena Moncada, “Yo elijo contar mi historia”, 2019, ISBN 9789877834260, página 117.
  • «No quiero decirles a las chicas en las esquinas qué deben o no hacer; pero sí decirles que me encantaría verlas en el lugar que ellas elijan para sí mismas. No siento que solamente les estoy llevando un preservativo, sino que tienen una oreja que las escucha, alguien con quien puedan identificarse porque, ¿quién más que otra persona que estuvo en la misma situación para comprender?».
    • Fuente, Elena Moncada, “Yo elijo contar mi historia”, 2019, ISBN 9789877834260, página 121.
  • «Yo estoy un poco curada o sana, entre comillas, porque hace 16 años que dejé todo ese mundo pero todavía mi cabeza no se pudo encontrar con mi cuerpo».
  • «No puedo imaginar a mis hijas o a mis nietas, a vos, a cualquier chica soportando olores de cuerpos extraños, violaciones sistemáticas, porque eso es la prostitución, yo sostengo que no es trabajo. Y hay que tener cuidado: en mi época buscaban chicas de veintipico, hoy no, hoy vienen por nuestras niñas».
  • «Es importante que se entienda que no solo se dan femicidios en relaciones de pareja, sino también en el marco de la trata y la prostitución. Nombrarlas, mantenerlas vivas en la memoria, es una manera de hacer visibles a compañeras que han muerto en manos de sus esclavizadores. Quisiera escribir hoy tres nombres: Natalia Costa, Rosalía Jara y Andrea López, y que ustedes, al leerlos digan "presente"».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 42.
  • «A esto me refiero cuando hablo de "invisibilización": cuando una mujer empieza a laburar, pasa a ocupar un lugar que la sociedad no quiere ver. Nadie las quiere ver en esa actividad y nadie se ocupa de buscarlas cuando ya no están, porque las habían borrado antes».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 45.
  • «Cuanto más chica es la localidad, más se cierra a hablar de sexualidad y de abuso. No sabría decir si es por pudor o por ocultamiento, pero lo cierto es que en lugares así es donde el abuso puede darse más fácilmente, porque nadie se atreve a denunciarlo».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 46.
  • «Sabía, por ejemplo, que me sentía mejor en AMADH que en AMMAR-CTA, pero no podía decir por qué. Sabía que la prostitución no es un trabajo, pero no sabía todavía que a esa postura se la llamaba "abolicionismo". Sabía que no estaba bien que los hombres explotaran a las mujeres, pero no sabía que a eso se le decía "machismo", ni que en mi lucha yo estaba adhiriendo al feminismo».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 49.
  • «Lo que hoy le reclamamos al Estado no es la habilitación de los prostíbulos ni libretas sanitarias como se les hacen a los animales, sino políticas públicas de inclusión educativa y de reinserción laboral que les permitan a las mujeres prostituidas elegir otra vida».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 59.
  • «Soy abolicionista porque la prostitución es un derecho masculino».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 93.
  • «Cuando pedimos cupos es por estas razones, porque las desigualdades que el Estado permitió hicieron posible nuestra explotación».
    • Fuente, Elena Moncada, “Después, la libertad”, 2019, página 94.

Referencias[editar]