El asno de oro

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El asno de oro
Autor Apuleyo
Idioma Latín

El asno de oro (Asinus aureus /Asinus aureus/) o Metamorfosis, escrita en el siglo II d. c. por el novelista italo-africano Apuleyo.

Citas[editar]

  • «¿Por qué os atormentáis en los últimos años de vuestra existencia llorando sin parar?¿Por qué os agotáis las energías de vuestra vida(más mía que vuestra) en interrumpidos sollozos?¿Por qué afeáis con lágrimas inútiles vuestros rostros, que para mí son adorables?¿Por qué irritáis mis ojos con la irritación de los vuestros?¿Por qué os arrancáis vuestra blanca cabellera?¿Por qué zaherís, uno ese pecho, la otra ese seno que yo tengo por sagrados? ».
    • Del personaje: Psique.
  • «¿Cómo no? La llama cruel del Amor, débil al principio, nos deleita con suave temperatura; pero, cuando el Hábito la alimenta, se convierte en fuego que abrasa y consume al hombre por completo.»
  • «Por lo demás, como todo el mundo sabe, los síntomas generales y las alteraciones del rostro son exactamente los mismos en caso de enfermedad o de crisis amorosa: palidez horrible, mirada lánguida, piernas cansadas, sueño inquieto, suspiros tanto más hondos cuanto más dura el tormento. Se hubiera creído que la consumía una ardiente fiebre, si no fuera porque estaba siempre llorando. ¡Ay!¡Qué ignorancia la de los médicos! ¿Qué denota un pulso agitado, unas facciones de color irregular, una respiración dificultosa, unas palpitaciones frecuentes y periódicas de uno y otro lado? ¡Dios mío! ¡Qué fácil es diagnosticarlo, aún sin estudiar medicina, pero con una leve idea de la ansiedad amorosa, cuando se ve a una persona ardiendo sin que su cuerpo acuse temperatura.»
  • «La causa, el único motivo del mal que me aqueja, como también el único y exclusivo remedio de mis males, eres tú, tú en persona. Tus ojos han penetrado por los míos hasta el fondo de mi corazón y han promovido una llama que me abrasa hasta la médula. Ten, pues, piedad de una mujer que por ti se muere.»
  • «Pues cosa que nadie sabe, no llega a ser auténtica realidad.»