Discusión:Mecánica cuántica

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Lo cierto es que, según parece ser, Einstein repitió en varias ocasiones la frase "Dios no juega a los dados", haciendo referencia al que no le parecía satisfactorio que algunos aspectos de la mecánica cuántica se basaran en el azar, sin embargo uniendo una gran cantidad de hechos aleatorios se puede llegar a un hecho cierto. Por poner un ejemplo: si juego un número de la loteria puedo obtener un premio o no, pero si compro todos los números tendré la certeza absoluta de obtener un premio. Siguiendo el experimento mental del gato de Schrödinger podriamos crear un experimento con partículas que tengan una semivida de una hora. Actuemos con 120 cajas y con 120 gatos, y hacemos que nuestro experimento dure una hora, no será posible saber con antelación que gatos morirán o cuales vivirán. Podría darse qualquier combinación, incluso pudiera ser que, si bien por término medio deberían morir 60 gatos, no sea éste el número de gatos muertos, puesto que una desviación de la media que no sea significativa, estadisticamente hablando, es irrelevante. Tampoco se podría calcular la cadencia de estas muertes, puesto que, aparte de afectar de forma aleatoria a los gatos, y aunque por termino medio se producirían una cada minuto, esto no es exacto de ninguna manera, y el tiempo que transcurre entre una y otra no puede calcularse con precisión, solo puede establecerse la media aritmética de los tiempos transcurridos. Incluso estos podrian ser, en cierta manera, anormalmente largos o cortos, siempre que no se desvien, estadisticamente hablando, de forma significativa del promedio.

Sin embargo, el experimento del gato de Schrödinger puede volverse completamente controlable. Si en lugar de una partícula radioactiva, ponemos una cantidad grande, por ejemplo, un kilogramo de material radiactivo. En este caso la desintegración de millones de partículas radioactivas producirá una pérdida de masa y un simple contrapeso puede controlar el experimento. Podemos, pues, calcular, en tal caso, con gran precisión el resultado del experimento si lo programamos para que el gato muera cuando una determinada cantidad de material se haya destruido, incluso, calculando la cantidad que debe desaparecer para que el gato muera podriamos establecer un tiempo casi exacto en que el gato moriría.

Otro ejemplo puede contribuir a aclarar lo dicho anteriormente: si pongo gasolina a mi automovil no me importa si una determinada molécula de gasolina se quemará o no en el motor. Es más, con seguridad alguna de las moléculas de gasolina que puse en el depósito la primera vez que reposté, todavia sigue allí, en el deposito de mi automovil, aunque la mayoria se hayan quemado en el motor. Lo que importa es que cada fracción de tiempo una determinada cantidad de gasolina vaya del deposito al motor del coche y se consuma alli.

Así pues la repetición en gran cantidad de un fenómeno aleatorio nos conduce, en la vida cotidiana, a la certeza de que ciertos acontecimientos ocurrirán, y quiza esto es lo que hace que las afirmaciones de la mecánica cuántica nos parezcan, a veces, tan irracionales. Pérez 20:19 6 abr 2008 (UTC)